China

Bienvenidos a China

China incita a hacer las maletas. El país está cambiando, así que hay que subir a bordo, disfrutar del viaje y ver qué rumbo toma.

Antigüedad imponente

La faceta moderna de China, aunque deslumbrante,...

Bienvenidos a China

China incita a hacer las maletas. El país está cambiando, así que hay que subir a bordo, disfrutar del viaje y ver qué rumbo toma.

Antigüedad imponente

La faceta moderna de China, aunque deslumbrante, no es la única. La civilización ininterrumpida más antigua del mundo no es solo cristal ahumado y aluminio pulido; si bien el viajero no se tropezará con antigüedades a cada paso –tres décadas de crecimiento desenfrenado y urbanismo irreflexivo han pasado factura–, le esperan ricos vestigios del pasado. Hay para todos los gustos: fragmentos desmoronados de la Gran Muralla, montañas coronadas por templos, pueblos olvidados en el tiempo, lánguidas ciudades con canales, grutas budistas y antiguos fuertes en el desierto. Hay que llevar un buen par de zapatos y recordar las palabras de Lao Tsé: “un viaje de mil millas comienza con un solo paso”.

Paisajes formidables

Pocos países poseen una naturaleza como la del Reino Medio. Se puede elegir entre los lagos de color azul zafiro del Tíbet o los desiertos de Mongolia Interior, saltar de isla en isla en Hong Kong o montar en bicicleta entre los pináculos kársticos de los alrededores de Yángshuò, pasmarse ante los bancales de arroz del sur, hacerse un selfie en los campos de colza de Wùyuán, caminar por la Gran Muralla, perderse en bosques de bambú o tumbarse en una playa remota.

Gastronomía

Los chinos viven para comer. Con 1400 millones de personas amantes de la gastronomía, unidas a la diversidad geográfica y cultural de un país inmenso, cabe esperar todo tipo de tentaciones y desafíos para el paladar. Se puede degustar pato pekinés en Beijing, fondue china en Chóngqìng o un ròujiāmó (panecillo con tiras de carne de cerdo condimentada) antes de escalar el Huá Shān. Hay que tomar un humeante cuenco de fideos de Lánzhōu en un mercado de la Ruta de la Seda, subir la temperatura con la abrasadora comida de Húnán o parar un carrito de dim sum en el sur. Si el viajero sigue su olfato, querrá que el viaje no termine nunca.

Diversidad

China es un país descomunal que alberga una mezcla fascinante de dialectos diferentes y de extremos climáticos y topográficos. Se puede elegir entre el revoltijo étnico del suroeste, los templos iluminados con manteca de yak de Xiàhé, un viaje por la polvorienta Ruta de la Seda, dormir en el campo base del Everest o arreglarse para una noche de fiesta en Shanghái. Tanto los viajeros urbanos como los senderistas, ciclistas, exploradores, mochileros, gastrónomos y aficionados a los museos encontrarán algo de su gusto.

Por qué me gusta China

Por Damian Harper, autor

En la década de 1990, mi pasión por las artes marciales chinas me llevó a matricularme en un grado de chino de cuatro años en una universidad londinense. Fueron tiempos divertidos, cuando viajar a China era duro y emocionante a partes iguales. Nadie había oído hablar de sitios como Píngyáo y el Pǔdōng de Shanghái era una llanura sin cócteles. No mentiría si dijera que se trata de la fantástica comida, los increíbles paisajes, la emoción de los viajes en tren, la gente encantadora o llegar a una ciudad pequeña donde nunca había estado; pero es el idioma chino lo que aún amo por encima de todo.

Zhangjiajie, China
aphotostory_Shutterstock
Ciudad Prohibida, Beijing, China
Hung_Chung_Chih_Getty Images
Shanghái, China
HelloRF Zcool_Shutterstock
1
No es una ciudad y ya no está prohibida. El enorme palacio de Beijing es el summum del esplendor dinástico, con salones inmensos y magníficas puertas. Ningún otro lugar de China está imbuido de tanta...
2
Verla desde el espacio es tan complicado como absurdo: el único lugar donde realmente se puede tener la Gran Muralla bajo los pies es China. Hay tramos para todos los gustos: perfectamente cincelados,...
3
Shanghái es más que una ciudad: es el modelo iluminado de neón de cambio, oportunidad y modernidad para el país. Con la vista puesta en un futuro no muy lejano, Shanghái ofrece un anticipo de todos...
4
Es difícil exagerar la belleza de Yángshuò y la zona circundante del río Lí, famosa por las imágenes clásicas de picos dentados de piedra caliza cubiertos de musgo que se recortan contra bambúes...
5
En el lejano oeste, donde China comienza a transformarse en un paisaje desértico lunar, la bonita ciudad-oasis de Dūnhuáng es una escala natural para los exploradores de la Ruta de la Seda. En las...
6
Hay que decir zàijiàn (adiós) a la mala comida de los restaurantes chinos occidentales y nǐhǎo (hola) a un mundo nuevo de alimentos y sabores. Beijing, con pato pekinés y dumplings en abundancia, es...
7
Tras el traqueteo de un viaje en autobús hasta el norte de Guǎngxī, deslumbra la visión de uno de los paisajes más arquetípicos y fotografiados de China: los bancales de arroz que llevan el espléndido...
8
Montando silenciosa guardia sobre su emperador desde hace más de dos milenios, los Guerreros de Terracota constituyen uno de los hallazgos arqueológicos más extraordinarios de la historia. No solo hay...
9
Las místicas torres de roca de Zhāngjiājiè parecen salidas de otro planeta. En los brumosos bosques subtropicales del noroeste de Húnán se elevan más de tres mil pináculos kársticos, formando un...
10
La Concesión Francesa es la parte soleada de Shanghái, su zona más cool, moderna y atractiva. Antiguo feudo de aventureros, revolucionarios, gánsteres, prostitutas y escritores, la antigua concesión ...
11
Envuelto en neblina y lloviznas más de 200 días al año, Huángshān tiene un atractivo que seduce a millones de visitantes cada año. Quizá sea por el paisaje baldío o el ambiente sobrenatural de la...
12
Suena la sirena y todos corren hacia la rampa. Se oye un silbato, el barco zarpa. Más allá de las olas se despliega uno de los panoramas más famosos del mundo: los rascacielos de Hong Kong, de acero y...
13
Explorar los valles boscosos del Parque Nacional de Jiǔzhàigōu , con sus azulísimos lagos y aldeas tibetanas a la sombra de montañas nevadas, siempre ha sido una de las experiencias más destacadas de...
14
Casas encaramadas precariamente sobre pilotes, salas ancestrales, templos desmoronados y puertas con torres entre un laberinto de callejones llenos de tiendas que venden misteriosos alimentos y...
15
Existen ciudades de la Ruta de la Seda en países como Uzbekistán y Turkmenistán, pero un tramo considerable del camino histórico atraviesa China, bordeado del patrimonio musulmán que domina el oeste y...
16
Verdadera joya atrapada en el tiempo, Píngyáo es una ciudad amurallada intacta que conserva una sensación de continuidad con la época de la dinastía Qing, cuando conoció su apogeo. Tiene murallas...
17
El arte budista alcanza cotas sublimes en estas cuevas del s. V , que albergan algunas de las estatuas más extraordinarias de China. Esculpidas en la áspera tierra amarilla de Shānxī y rodeadas de...
18
Se elevan montañas coronadas de nieve a ambos lados de una garganta tan profunda que el viajero puede hallarse a 2 km sobre el río que corre entre las rocas de abajo. Varios senderos suben, bajan y...
19
Para meterse bajo la piel de la capital, es preciso perderse al menos una vez por sus antiguos y cautivadores callejones. Los hútòng son el alma de Beijing; en estas callejuelas que se entrecruzan en...
20
Esta carretera , una de las más espectaculares del mundo, une la ciudad de Kashgar, en la antigua Ruta de la Seda, con Pakistán cruzando el paso de Khunjerab. Al recorrerla se pasa junto a montañas...
21
Si no se puede ir al Tíbet, hay que visitar la ciudad de Xiàhé (en Gānsù), una parte más accesible de la antigua región tibetana de Amdo. En un instante se pasa de la China han a estar prácticamente...
22
Labrados en colinas que se extienden hasta donde alcanza la vista, los bancales de arroz de Yuányáng dan fe de la maravillosa e íntima relación entre el pueblo hani y el sublime paisaje en el que...
23
El viajero puede leer todas las estadísticas del Gran Buda de Lè Shān –¡sí, las orejas miden 7 m!–, pero hasta que no descienda por la escalera que hay junto a la estatua de Buda más alta del mundo,...
24
Las fabulosas casas redondas tǔlóu , que forman colonias en las tierras fronterizas de Fújiàn y Guǎngdōng, albergan pueblos enteros, aunque el número de ocupantes va en descenso. Los imponentes y bien...
25
Ninguna visita a China estaría completa sin escalar una o dos montañas sagradas. Tài Shān , en la provincia de Shāndōng, es la abuela de todas. Se dice que quienes asciendan esta montaña taoísta...
26
El deshielo de la nieve del “tercer polo” del mundo –la meseta tibetana de Qīnghǎi– es el origen del poderoso Yangtsé. El río más largo de China atraviesa el país de oeste a este antes de desembocar...
27
Si solo da tiempo a ver un punto de interés en Guǎngdōng, que sean los diāolóu de Kāipíng. Unas 1800 torres de vigilancia y residencias fortificadas de extravagante diseño se reparten desordenadamente...
28
Venerada por más de mil millones de budistas e hindúes, la montaña más sagrada de Asia se eleva en la llanura de Barkha como un gigantesco chörten (stupa) de cuatro lados y 6714 m de altura. Junto con...
29
La ciudad sagrada de Lhasa es la introducción perfecta al Tíbet; solo llegar ya pone la piel de gallina. Las espectaculares salas de oración del palacio de Potala, el tempo medieval de Jokhang y las...
30
Gracias a sus cielos azules y tiempo agradable, la única isla tropical de China es ideal para pasar unas vacaciones sin hacer nada, pero también para explorarla en bicicleta. Al este se encontrarán...
1
El filón más rico de antigüedad se hallará en el árido norte. Esta ruta abarca los puntos de interés clásicos, desde Beijing y la Gran Muralla hasta la Ruta de la Seda en el lejano noroeste, pasando...
2
Este épico circuito sigue el río Yangtsé desde las estribaciones del Himalaya hasta la bulliciosa Shanghái.
3
Este espectacular recorrido comienza con los imprescindibles Guerreros de Terracota, continúa con el patrimonio budista de Gānsù y llega a las enormes distancias desérticas de Xīnjiāng y la remota...
4
Este circuito recorre la mayor colección de patrimonio chino de la época de la concesión, así como importantes ciudades portuarias.
5
Este variado circuito recorre los principales puntos de interés y abarca antigüedades, paisajes espectaculares y el atractivo moderno de Hong Kong.
6
Este circuito rural abarca algunos de los pueblos y ciudades con canales más bonitos de China, además de zonas pintorescas y panoramas sublimes.
7
Colorido étnico, paisajes, ciudades y pueblos antiguos, toda la magia de Hong Kong y muchas posibilidades de senderismo por las fronteras del suroeste de China.
8
Este épico viaje por la periferia de la China han atraviesa una región fuertemente teñida de cultura tibetana. Itinerario colosal desde Xīníng hasta Chéngdū.
9
Ir al Tíbet es una empresa ardua en el mejor de los casos y periódicamente la región es inaccesible para los extranjeros.
10
Bellos paisajes, poblaciones fronterizas, ciudades modernas y elegantes e interesantes vestigios del pasado imperial manchú.
11
Para asomarse a las praderas de Mongolia Interior y a sus templos esotéricos, ruinas imperiales y tierras fronterizas con Rusia, hay que dirigirse hacia Mongolia.
Mapa
China

Descubrir China de otra forma

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
iati seguros

Artículos más leídos

Modernidad fusionada con tradición perfilan el ‘skyline’ de Macao entre luces y rascacielos
Descubre Macao, una fascinante mezcla con lo mejor de China y Portugal, con un fructífero pasado y un futuro prometedor.
MGTO
Templo Dorado de Amristar, Punjab, India
Estos son 10 atardeceres con los que se triunfará en Instagram mostrando las mejores fotos de puestas de sol.
MasterLu_Getty Images
Fin de Año en Sídney, Australia
Los 7 destinos elegidos por Lonely Planet para celebrar el fin de año y dar la bienvenida al nuevo año.
emzet70_Getty Images

Dónde dormir

Con más de 1.100.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.
Booking.com