Bienvenidos a Mallorca

Esta popular estrella del Mediterráneo derrocha alegría gracias a sus encantadoras playas, sus montañas y sus cautivadores pueblos serranos.

Paisajes románticos

Para Miró era la luz pura del Mediterráneo. Para los...

Bienvenidos a Mallorca

Esta popular estrella del Mediterráneo derrocha alegría gracias a sus encantadoras playas, sus montañas y sus cautivadores pueblos serranos.

Paisajes románticos

Para Miró era la luz pura del Mediterráneo. Para los excursionistas y ciclistas son los formidables picachos y acantilados de piedra caliza de la sierra de Tramuntana, en la costa oeste. Para otros son cosas tan fugaces como las flores de almendro caídas sobre las praderas en primavera o el manto dorado de los viñedos interiores en otoño. Vaya donde uno vaya, Mallorca nunca deja de seducir. Los automóviles forman una larga fila por la costa para disfrutar de unas vistas tan atractivas que hacen que las postales parezcan imitaciones baratas. Incluso en medio de la avalancha de turistas, uno puede encontrar su propia inspiración si sube a un monasterio en lo alto de un monte o al pedalear por pueblos de piedra de color miel.

Vuelta a la tradición

La cultura de Mallorca siempre ha ocupado un lugar secundario con respecto a sus playas, pero ahora los mallorquines vuelven a abrazar sus raíces y han renovado viejas mansiones y fincas abandonadas durante mucho tiempo para convertirlas en refinados refugios rurales. Si uno pasa algún tiempo entre los olivos, algarrobos y almendros, pronto se enamorará del silencioso encanto del interior de la isla. El verano es una fiesta continua y las festes de los pueblos ofrecen una genuina visión de la vida insular.

La vida en la costa

Mallorca encabeza la lista de lugares de vacaciones veraniegas de Europa por muchas razones, pero sobre todo por su bonita costa. Más allá de los centros turísticos, las calas bordean la isla como un collar de perlas recordando por qué las playas malloequinas nunca han perdido su encanto. En el oeste, hay paisajes espectaculares esculpidos por acantilados y aguas azul zafiro; y en el norte, se pueden hacer excursiones por bahías salpicadas de pinos, con brisas que aprovechan marineros y amantes del kitesurf y el windsurf para recorrer las aguas turquesa. En el este, es posible explorar calas desiertas y, en el sur, zambullirse frente a blancas playas. Con una habitación que dé al mar, paseos por la playa al atardecer con las cigarras de fondo y marisquerías al aire libre, uno pronto se siente fascinado por el ritmo relajado de la vida en la costa.

Sabores mediterráneos

Comer en Palma nunca fue tan emocionante, con chefs inspirados tanto por sus abuelas mallorquinas como por la nueva cocina mediterránea, lo que añade un toque de creatividad a la escena gastronómica. Los restaurantes del interior sirven platos copiosos, como cochinillo asado, maridados con vinos locales. En la costa se ofrecen sabores sencillos y puros, como pescado del día acompañado de fabulosas vistas del mar.

Por qué me encanta Mallorca

Kerry Christiani, autora

Ninguna isla es tan especial para mí como Mallorca. Una y otra vez hace que vuelva para recorrer los picos de la Tramuntana y los senderos costeros de Formentor y el cabo de Pinar. En los callejones de Pollença perfeccioné mi español y en la playa de Muro conocí a mi marido en un caluroso verano hace 14 años. Cada vez que vuelvo a Mallorca me enamoro otra vez de la isla, ya sea al pasear por los acantilados en primavera, cuando el romero está en flor, o durante la estancia en un monasterio en pleno invierno, al amor de la lumbre.

1
La gran obra arquitectónica de la isla, que parece un enorme barco atracado al borde de la ciudad, domina la silueta urbana. Los arbotantes del flanco que da al mar son extraordinarios. El interior...
2
Hasta los conductores locales rezan tres avemarías antes de enfilar la carretera a Sa Calobra (la culebra), que serpentea a lo largo de 12 km que hacen chirriar los frenos,ponen los pelos de punta y...
3
Las calas solitarias son uno de los puntos fuertes de Mallorca, pero pocas pueden competir con la de Coll Baix. Accesible solo por mar o a pie a través de olorosos bosques, esta impresionante...
4
La sierra de Tramuntana se eleva como un anfiteatro sobre la villa de Deià, un auténtico nido de pájaro colgado encima del Mediterráneo. Hay muchos pueblos bonitos, pero ninguno como este: sus casas...
5
Palma y Sóller son dos destinos excelentes, pero tomar el viejo ferrocarril de madera que traquetea entre ambos es como retroceder un siglo. Escenas de la Mallorca rural pasan ante los ojos como...
6
La estrecha y escarpada península del cabo de Formentor cuenta con una de las serranías más espectaculares de Europa meridional. Los picos se elevan hacia el cielo como las almenadas murallas de...
7
Los amantes de las aves acuden en masa al Parc Natural de S’Albufera, un tranquilo parque natural protegido con 300 especies de aves, 64 de las cuales se reproducen aquí. Lo mejor es explorar a pie o...
8
De los pueblos del interior de Mallorca, Pollença destaca sobre los demás. Sus dos santuarios y lugares de peregrinación en lo alto de las colinas dominan un paisaje con tejados medievales de piedra y...
9
Un solo vistazo a las aguas azules de Mallorca invita a ponerse un traje de neopreno o saltar sobre una tabla. Los submarinistas disfrutarán en las cuevas de Formentor y rodeando las islas de Sa...
10
Un cochinillo gira en un espetón, animadas conversaciones se elevan por encima del ruido de sartenes y copas, y los camareros se afanan entre las mesas mientras sirven generosas raciones de conill amb...
11
La nítida luz del Mediterráneo atrajo a algunos de los pintores europeos más respetados durante el s. XX, pero dos de ellos, Joan Miró y el mallorquín Miquel Barceló, estarán asociados para siempre a...
12
El Parc Nacional Marítim-Terrestre de l’Arxipèlag de Cabrera, único parque nacional de Baleares, es un lugar especial, y la isla de Cabrera, su baluarte. La más grande de las 19 islas deshabitadas que...
13
Entre el exceso urbanístico que atiborra gran parte de Mallorca oriental surgen bonitas bahías y calas en media luna que confirman por qué la gente siempre ha venido hasta aquí en busca del tramo de...
14
En cualquier encuesta sobre los pueblos más bonitos de Baleares, Valldemossa, en las estribaciones orientales de la sierra de Tramuntana, seguro que saca buena nota. A sus calles adoquinadas cubiertas...
15
El ciclista británico Bradley Wiggins definió Mallorca como “un Scalextric para ciclistas” y eso resulta más que cierto en la sierra de Tramuntana, donde muchos profesionales se preparan para el Tour...
16
A años luz de los complejos vacacionales de la costa, el interior de Mallorca cuenta con alojamientos en fincas agrícolas donde es tal el silencio que se puede oír cómo caen las aceitunas al suelo.
17
Apartada de la costa de Mallorca oriental, muy concurrida en verano, Artà tiene un gran encanto todo el año. Sus edificios de piedra festonean estrechos callejones medievales que trepan suavemente por...
1
Tras pasar un día o dos en Palma explorando su colosal catedral, sus callejones y sus impresionantes galerías y palacios, se va al suroeste hasta la bonita playa de Ses Illetes, la portuaria Port d...
2
Conviene dedicar un par de días en la bonita Pollença paseando por su laberinto de callejones, empapándose de vida en la plaza y subiendo los 365 escalones hasta el Calvari; se aconseja que la visita...
3
Hay que detenerse un día en Artà, coronada por una fortaleza, y recorrer el solitario litoral esculpido por el viento del Parc Natural de la Península de Llevant, una joya de prístinas calas y...
Mapa

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
iati seguros

Artículos más leídos

Mingun, Myanmar
Rincones escondidos fuera de los caminos trillados de los destinos más turísticos. Tres rincones para perderse en medio de los turistas.
Jose Félix Pérez Fernández de Arroyabe
Glaciar Hooker, Costa Oeste, Nueva Zelanda
Lonely Planet te descubre las 10 regiones que no te puedes perder en 2014. Este es el ranking Best in Travel 2014.
Eligenuestraaventura
Deià, Mallorca, Islas Baleares, España
Deià, uno de esos lugares por donde parece que no haya pasado el tiempo, salvo para ganar en comodidad, eso sí.

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.