Bienvenidos a Irlanda

Un país pequeño pero con una gran reputación, a la que sin duda contribuyen tanto su paisaje, antiquísimo y sobrecogedor, como su gente, fascinante y cordial, cuya naturaleza lírica se expresa en el cálido recibimiento.

Un país de las...

Bienvenidos a Irlanda

Un país pequeño pero con una gran reputación, a la que sin duda contribuyen tanto su paisaje, antiquísimo y sobrecogedor, como su gente, fascinante y cordial, cuya naturaleza lírica se expresa en el cálido recibimiento.

Un país de las maravillas

La Irlanda de las postales no es una mera ficción en dos dimensiones: existe de verdad. Se encuentra en las penínsulas del suroeste, en la melancólica soledad de Connemara y en la impresionante naturaleza del condado de Donegal. Puede descubrirse en las zonas lacustres de los condados de Leitrim y Roscommon y en las colinas ondulantes del ‘soleado’ sureste. Desafiar a un Atlántico embravecido en una travesía a Skellig Michael o pasar una velada estival en el patio de un pub rural con tejado de paja permiten comprobar que en Irlanda no han cambiado mucho las cosas desde hace generaciones.

Un rico patrimonio histórico

La historia está omnipresente: desde los impresionantes monumentos de la Irlanda prehistórica en Brú na Bóinne, Slea Head (en Kerry) y Carrowmore (en Sligo) hasta las fabulosas ruinas del gran pasado monástico del país en Glendalough y Clonmacnoise. Otros capítulos más recientes son visibles en el museo del Titanic de Cobh y en la intimidante cárcel de Kilmainham, en Dublín. Luego hay un pasado tan cercano que aún se considera presente; la mejor forma de experimentarlo es en una excursión en un taxi negro por el oeste de Belfast o con un paseo por los coloridos murales políticos de Derry.

Un pozo sin fondo de cultura

Las opciones culturales que ofrece Irlanda pueden resultar abrumadoras: ver una obra de alguno de los grandes dramaturgos en Dublín, disfrutar una “sesión” de música tradicional en un pub del oeste o asistir a un concierto de rock en un bar de Limerick. En verano el país se llena de festivales que celebran cualquier cosa, desde una floración hasta la alta literatura.

Un cálido recibimiento

En el avión y durante los desplazamientos es fácil oírlo: tá fáilte romhat (“muy bienvenido”), o el más famoso céad míle fáilte (“cien mil veces bienvenido”). La cordialidad irlandesa es un cliché manido, una simplificación extrema de un carácter infinitamente complejo, pero los autóctonos son, no obstante, cariñosos y acogedores. Cualquier lugar es propicio para entablar una conversación, intercambiar cumplidos y, si se es nuevo en el lugar, recibir una mano amistosa. Pero esto no es solo un acto de altruismo sin más; en realidad lo que se busca es la propia comodidad, pues los irlandeses no pueden estar a gusto en compañía de alguien que no lo esté. “Cien mil veces bienvenidos” parece excesivo, pero en Irlanda se fomenta el exceso, siempre que se practique con moderación.

Por qué me gusta Irlanda

Fionn Davenport, autor

Me gusta mucho esa informalidad sin adornos que rodea a Irlanda, basada en la suposición implícita de que la vida es una batalla enmarañada y confusa en la que todos, sin importar nuestro origen ni nuestro credo, tenemos que manejarnos como mejor podamos. Todos estamos en el mismo barco, contra viento y marea, así que lo mejor es ser civilizados y compartir, siempre que se pueda.

1
La capital de Irlanda es su mayor ciudad y la principal puerta de entrada al país, con suficientes distracciones para entretener al visitante durante unos cuantos días. Desde museos de primera y...
2
Una costa afiligranada de cuevas y playas diminutas conforma el bello límite entre la península de Connemara y el turbulento Atlántico. Sus carreteras serpenteantes llevan de un pueblo a otro, donde...
3
Toda ciudad y aldea tiene al menos uno: da igual dónde se esté, el corazón del país late en el pub, todavía el mejor lugar para descubrir el verdadero ser de Irlanda. Ya se trate de un tranquilo pub...
4
La gran tradición musical de Irlanda, aunque haya ganado fama mundial gracias a espectáculos como Riverdance, se expresa mejor en un entorno más tranquilo, por lo general un pub de toda la vida. En el...
5
¿Una palabra para describir la ciudad de Galway? ¡Craic! (fiesta o juerga). La ciudad más animada de Irlanda bulle literalmente cada noche en los pubs, donde se puede oír desde a tres viejos que tocan...
6
Dingle es el nombre tanto de la pintoresca península que se proyecta sobre el Atlántico desde el condado de Kerry, salpicada de antiguas ruinas, como de su encantadora ciudad principal, el corazón de...
7
San Kevin sabía un par de buenos trucos de magia. Cuando eligió como retiro monástico una cueva remota en un lago glacial enclavado en la base de un valle boscoso, fundó sin saberlo un asentamiento...
8
Esta antigua fortaleza, que se alza sobre los verdes pastos de Tipperary, impresiona a primera vista. Morada de reyes y clérigos que gobernaron la región más de mil años, compitió durante 400 años con...
9
Si Escocia es la casa del golf, Irlanda es donde este deporte pasa las vacaciones, donde los campos se suceden de forma regular por casi todo el litoral, integrados en el paisaje. Algunos de los más...
10
La segunda ciudad de la República lo es solo en términos de tamaño; en muchos otros aspectos tiene muy poco que envidiar a Dublín. Cork es una urbe limpia y compacta que alberga una tentadora...
11
Sí, es bastante fácil visitar el país al volante, pero Irlanda se conoce mejor a pie, ya se opte por un tranquilo paseo vespertino por el camino de sirga de un canal o por el reto que supone...
12
A la vez antiguos y extrañamente futuristas, los muros circulares de piedra blanca de Newgrange, coronados por una cúpula de hierba, son uno de los lugares más impresionantes que se puedan ver. Forman...
13
Conducir por el Ring of Kerry es una experiencia inolvidable, pero no hay por qué limitarse a la carretera principal. Es un circuito de 179 km alrededor de la península de Iveragh con infinitas...
14
En el condado de Antrim, la Costa del Gigante es un telón de fondo sobrecogedor en el rodaje de Juego de tronos. Con unas buenas botas, se puede recorrer el oscilante puente colgante de Carrick-a-Rede...
15
El conjunto de círculos de piedra, tumbas de corredor y dólmenes de Carrowmore abunda en superlativos: el mayor monumento de la Edad de Piedra de Irlanda, uno de los cementerios más grandes de su...
16
Desde su regio castillo hasta la elevada catedral medieval, Kilkenny exuda un sentimiento de permanencia y cultura que la convierte en parada indispensable si se viaja al sur y al oeste. El condado...
17
La construcción del transatlántico más famoso del mundo se homenajea a lo grande en este maravilloso museo. No solo se puede ver casi cualquier detalle de la construcción del Titanic, incluido un...
18
Según en qué dirección se viaje, el abrupto y almenado litoral de Donegal puede ser el espectacular final de la ruta Wild Atlantic Way o su sobrecogedor inicio. El rincón más noroccidental del país es...
19
Depende de si se está en un baluarte del fútbol o en uno del hurling, pero ver un partido de cualquiera de estos deportes no es solo una experiencia irlandesa única, sino también una clave para...
20
Derry está llena de historia. Los símbolos del pasado sectario del país son evidentes, desde las murallas de la ciudad, del s. XVII, erigidas para proteger a los colonos protestantes, hasta la...
21
Bañados por el fulgor dorado del último rayo de sol, los emblemáticos acantilados de Moher son solo una de las joyas del condado de Clare. Estas altísimas paredes de piedra poseen una espectacular...
1
En Belfast hay que visitar la Titanic Experience y hacer una excursión en un taxi negro antes de ir al norte por la costa de Antrim hasta el puente colgante de Carrick-a-Rede. Al oeste del mismo se...
2
El oeste de Irlanda copa, y con razón, la lista de visitas imprescindibles de muchos viajeros. Esta ruta empieza en el condado de Sligo, donde la prehistoria y el paisaje se combinan a la perfección...
3
Este itinerario turístico de 300 km discurre por algunos de los lugares más famosos del país y zonas rurales espectaculares. Empieza con un paseo por Dublín, con visitas al Trinity College y el Libro...
4
Se empieza en Derry, donde se recomienda pasear por las murallas y el barrio de Bogside. Después se pasa al condado de Donegal, se recorre la península de Inishowen y se pernocta en Dunfanaghy. Hacia...
5
Comienza en las imponentes tumbas megalíticas de Newgrange y Knowth, en el condado de Meath, en el corazón del Brú na Bóinne. En las inmediaciones, se puede subir a la famosa colina de Tara, lugar de...
6
Empieza en Dublín y prosigue al norte hasta la necrópolis neolítica del Brú na Bóinne, y continúa en la abadía de Mellifont antes de cruzar la frontera con Irlanda del Norte y dirigirse a Belfast. Al...
Mapa
Irlanda

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
iati seguros

Artículos más leídos

10-Z Bunker, Brno, República Checa
Este es un listado de los albergues más curiosos de Europa, una prueba de que lo sencillo no tiene por qué ser soso.
www.10-z-cz
Bahía de Bantry, condado de Cork, Irlanda
Una ruta en bicicleta por los espléndidos paisajes del oeste del condado de Cork, al oeste de Irlanda, un laberinto de caminos rurales y acantilados.
Pete_Seaward_Lonely_Planet
Dublín, Irlanda
13 maneras de descubrir Dublín, la capital de Irlanda, sin gastar un euro.
Milosz_M_Shutterstock

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.