Bienvenidos a Suiza

Además del chocolate, relojes de cuco y canto tirolés, la Suiza de hoy, un país con cuatro lenguas, ofrece viajes únicos, actividades alpinas y cultura urbana.

...

Bienvenidos a Suiza

Además del chocolate, relojes de cuco y canto tirolés, la Suiza de hoy, un país con cuatro lenguas, ofrece viajes únicos, actividades alpinas y cultura urbana.

De postal

Suiza es un retablo de bellas imágenes y postales de colosales proporciones que seducen a los viajeros desde el Grand Tour y los albores del turismo invernal en 1930. Desde el chinchín de los famosos que alternan en Verbier champán en mano hasta el tintineo de los cencerros de las vacas negras de la Val d’Hérens, Suiza mezcla lo rural y lo urbano con pasmosa facilidad, gracia y precisión. Viajar en un tren rojo entre picos y pinos, bañarse en un balneario de montaña, pasear en raquetas de nieve hasta el iglú o cruzar puentes medievales; este país de postal no parece despeinarse nunca.

Glorioso aire libre

Los paisajes suizos exigen acción: llevar las botas, saltar sobre una tabla, hacer sonar el timbre de la bicicleta y desmadrarse. Esquiar y practicar snowboard en Graubünden, el Oberland bernés y la Suiza central son opciones de invierno. Cuando los pastos verdean, no falta el excursionismo y la bicicleta de montaña entre glaciares y, en las tierras bajas, valles, lagos y verdes viñedos. Esta exuberancia puede contemplarse desde un globo o un paracaídas o desde una balsa por ríos de aguas bravas. También hay otras cosas, como encontrarse frente a frente con la cincelada cara norte del Eiger o caminar entre grietas de hielo en el Jungfraujoch.

Estilo urbano

El perfecto antidote para la belleza rural es el estilo de las ciudades suizas: el casco antiguo medieval y el arte moderno de la capital, Berna, la arquitectura de la germánica Basilea, la elegante Ginebra junto al mayor lago de Europa, la animada Lausana, la empresarial Zug y la ultramoderna Zúrich, con sus bares a orillas del río, el renovado distrito industrial occidental y el atípico ambiente callejero. Castillos y cervezas artesanas, actuaciones y restaurantes new wave: aquí cabe todo. En cuestión de minutos se coronan las cumbres cercanas, se descansa en los bares de la orilla con vistas alpinas o se nada en el Rin, el Aar y el Limago.

Tradición alpina

La variedad es la sal de la vida rural en esta tierra rica y campechana donde la tradición alpina está marcada por el calendario agrícola y las grandes montañas son algo corriente. El viaje discurre por pueblos con graneros de madera sobre pilotes para evitar las ratas y granjas en chalés con geranios rojos. Antiguos mercados, ferias folclóricas, banderas al viento y conciertos de trompas alpinas señalan el paso de las estaciones. La comida es un festival gastronómico de sustancia y sabor, con queso fundido, chocolate y caza de temporada.

Cultura de vanguardia

Los innovadores suizos siempre han adoptado lo nuevo y lo experimental. El país está lleno de espacios culturales, vistosa arquitectura y galerías vanguardistas que tratan de captar el espíritu de la época. El Zentrum Paul Klee, del arquitecto Renzo Piano, en Berna; el Vitra Design Museum, diseñado por Frank Gehry, y la Fondation Beyeler en Basilea; el centro lleno de obras de Mario Botta y la galería MASI en Lugano; y el Musée d’Art Moderne et Contemporain de Ginebra, que ocupa una fábrica renovada de los años cincuenta e invita a la reflexión, son solo la punta del iceberg cultural.

Por qué me encanta Suiza

Por Kerry Christiani, autora

Der Berg ruft (la llamada de las montañas) es más potente en Suiza que en ningún otro lugar. Mis primeras visitas a esta país hace 15 años me entusiasmaron: montar en un trenecito rojo desde el bosque a la cima, despertar con el ruido de los cencerros de las vacas en las praderas, caminar bajo las cumbres glaciales hasta las cornisas rocosas donde retozan los íbices, nadar en lagos gélidos y cristalinos, atravesar bosques helados con raquetas de nieve. En Suiza conviven sin esfuerzo la vida al aire libre y la cultura urbana. Una vez, en Zúrich, contemplando los Alpes en el horizonte, un amigo suizo me confió: “Dios nos ha bendecido con todo”. Y tenía razón.

Información práctica

 
1
No hay otra montaña con tanto poder de atracción, magnetismo natural o capacidad de obsesionar como el monte Cervino (Matterhorn, en alemán). Su belleza natural exige ser admirada, observada y...
2
Suiza, más que ningún otro país de Europa, es sinónimo de excursionismo genial e imponente, y su parque nacional a gran altitud, creado hace un siglo, es el lugar más indicado. Los senderos cruzan...
3
Este fascinante y gigantesco glaciar es una de las maravillas naturales del mundo, una autopista de hielo de 23 km de largo y cinco carriles que avanza entre picos de alta montaña. Su hielo es de...
4
Las viñas que trepan por la colina desde la orilla del lago Lemán en Lavaux son asombrosas. La mejor ciudad para admirar el mayor lago de Europa es la francófona y cosmopolita Ginebra, donde las...
5
Es uno de los trayectos en tren más míticos del mundo y une dos de las estaciones de esquí más ostentosas de Suiza. El tren rojo de ventanas panorámicas se puede tomar en St Moritz o Zermatt y ofrece...
6
Por si no bastara con celebrar uno de los festivales de jazz más famosos del mundo, con conciertos al aire libre junto al lago Lemán, Montreux también posee un castillo que le otorga más romanticismo...
7
Con sus calles medievales adoquinadas, galerías comerciales, un reloj que baila y personajes populares que han retozado en sus fuentes desde el s. XVI, la capital de Suiza, Berna, no encaja con la...
8
Una parte intrínseca del encanto único de Suiza es su mezcla de lenguas y culturas. Y ningún otro lugar de Suiza exalta el alma italiana con tanto fervor como el lago de Lugano, en Ticino, un...
9
Tan emocionados quedaron Goethe y Lord Byron ante la cascada de Staubbach, con su chorro enredándose en el acantilado de Lauterbrunnen, que les inspiraron poemas donde exaltaban su belleza. Lo que sí...
10
No hay otro trío más inmortalizado en la historia del montañismo que los “tres grandes” suizos: el Eiger (“ogro”), el Mönch (“monje”) y el Jungfrau (“virgen”), cumbres que se elevan por encima de la...
11
La germanófila Zúrich es una de las ciudades con mayor calidad de vida de Europa y una oda a la renovación urbana. También es moderna (los empleados de Google bajan a almorzar por un tobogán) y posee...
12
La arquitectura contemporánea de categoría mundial es la carta de presentación de Basilea, a orillas del Rin: siete galardonados con el premio Pritzker están representados en la ciudad o sus cercanías...
13
Los vinos suizos no abundan fuera del país, por lo que descubrirlos y catarlos sobre el terreno es una experiencia singular y feliz. Hay sencillas rutas por viñedos en terrazas en el Valais, y muchos...
14
Es imprescindible un paseo por el puente medieval de esta encantadora ciudad de la Suiza Central. Si se añaden las bellas vistas del lago, cafés, arquitectura y curiosidades victorianas, Lucerna...
15
Hay que apartarse del mapa turístico para ver el Jura, un cantón con forma de trébol y un remanso en la frontera francosuiza, con bosques, colinas onduladas, pueblos medievales y ritmo pausado. Los...
1
Cualquier punto es bueno para acometer esta ruta circular al sureste de Suiza, que recorre los accidentados paisajes alpinos de los Grisones (Graubünden en alemán) y las soleadas regiones y...
2
Desde 1930, este mítico tren, que recorre 290 km, es imprescindible para todo viajero y marca el inicio del turismo de invierno en los Alpes suizos. Puede realizarse en cualquier época del año, ya sea...
3
Esta ruta circular recorre en un mes "lo mejor de Suiza", desde lagos a viñedos, montañas a merengues. Se comienza en Ginebra, con interesantes museos y el emblemático surtidor. Se puede seguir la...
4
Este viaje de Ginebra a Zúrich (385 km) combina la energía metropolitana con el encanto de los pueblos. Es muy fácil hacerlo en automóvil o en transporte público o ir en avión a una de las dos...
5
  Maravillas artísticas, arquitectónicas y naturales son el epicentro de esta ruta de una semana por el olvidado norte del país. A pesar de sus maravillas naturales, Suiza también se jacta de...
Mapa
Mapa de Suiza para preparar tu viaje a Suiza de la manera más sencilla.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
iati seguros

Artículos más leídos

Mercado navideño de Münsterplatz, Basilea, Suiza
Una buena razón para escapar a Basilea en esta época del año es descubrir el encanto de la capital cultural de Suiza a través de sus mercados navideños.
Basel Tourismus - www.basel.com
Silo Hotel, Ciudad del Cabo, Sudáfrica
10 ideas para dormir en lugares insólitos e increíbles: un hotel de una sola cama, un antiguo silo con vistas asombrosas, 'glamping' en un parque africano...
www.theroyalportfolio.com.the-silo
Restaurante vegetariano en Melbourne, Australia
Ser vegetariano o vegano y viajar cada vez es más fácil. Aquí van unos cuantos restaurantes que harán las delicias de todos los viajeros, también de los no carnívoros.
Nils_Versemann_Shutterstock

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.