Bienvenidos a Montenegro

Lleno a rebosar de majestuosos montes, impresionantes playas y gente acogedora y amable, este país es prueba irrefutable de que se puede ser pequeño e importante a la vez.

Una cálida acogida

No...

Bienvenidos a Montenegro

Lleno a rebosar de majestuosos montes, impresionantes playas y gente acogedora y amable, este país es prueba irrefutable de que se puede ser pequeño e importante a la vez.

Una cálida acogida

No hay sección de viajes donde no anuncien a bombo y platillo que Montenegro es el nuevo destino de moda. Aunque les gusta que su país sea el centro de atención, los montenegrinos siguen tan simpáticos, abiertos y encantadores como siempre; al revés que en otros destinos, dar la lata al turista o timarlo no es un asunto de los más importantes. En general es más fácil toparse con abrazos de oso que con pesados cazaclientes. Tanto si busca hospitalidad serrana como camaradería de la costa, al viajero le esperan calurosos saludos, entregados anfitriones y un aumento de peso de 5 kg como mínimo; les encanta dar de comer.

Donde se funden la tierra y el mar

Con menos de 300 km de litoral, Montenegro ofrece unos paisajes costeros de los más espectaculares de Europa. Las montañas se alzan bruscamente desde las cristalinas aguas, algo realmente imponente. Antiguas ciudades amuralladas cuelgan de las rocas rozando el mar, como si fueran unos veraneantes. En verano el aroma de las flores mediterráneas, las plantas silvestres y las coníferas impregna el ambiente. Y todo ello concentrado en un espacio relativamente pequeño y fácil de recorrer.

Echarse al monte

Cuando los turistas venidos de Europa del Este en busca de sol invaden las playas, es fácil huir de la muchedumbre en los agrestes montes de Durmitor y Prokletije, el bosque primario de Biogradska Gora y los numerosos pueblos y ciudades donde los montenegrinos siguen con su vida habitual. En sitios poco conocidos, el turista intrépido disfrutará del senderismo, la bicicleta de montaña o el kayak prácticamente a solas. Al fin y al cabo, es un país donde aún quedan lobos y osos en rincones apartados.

Una situación límite

Montenegro ha estado en la frontera entre Oriente y Occidente desde la división del Imperio romano hace 1600 años. Dan fe de su variada historia cultural las villas romanas con suelo de mosaico, los monasterios ortodoxos profusamente pintados, las ornamentadas iglesias católicas, las mezquitas de elegantes alminares y las sólidas fortalezas erigidas por las numerosas potencias que se disputaron estas tierras. Y además está el legado de 50 años como Estado comunista no alineado, independiente tanto del bloque soviético como del occidental. Es un lugar fascinante para quien sienta el más mínimo interés por la historia de Europa.

Por qué me gusta Montenegro

Por Tamara Sheward, autora

Si el mundo entero es un escenario, sobre él Montenegro se pavonea representando lo más espectacular. Es un país con carisma donde no hay nada falto de gracia, ni el telón de fondo de emocionantes montes y cautivadora costa, ni su apasionada gente, ni su animada historia viva. Me ha dejado pasmada en innumerables ocasiones, debido a los impresionantes paisajes, las amistosas palmadas en la espalda que me propinaban gigantescos montañeses o el fortísimo rakija. Por más que lo visite, Montenegro siempre me quita el sentido.

 
1
Un viaje en el tiempo a la Europa de ciudades amuralladas con oscuras callejas e iglesias en cada plaza. El casco viejo de Kotor no será tan impresionante como el de Dubrovnik ni tan reluciente como...
2
Érase una vez un monte Negro. Y en lo alto de ese monte había una tumba, guardada por dos gigantas de granito. Y dentro de la tumba, bajo un dosel de oro, había un gran héroe descansando recostado...
3
Hay un extraordinario despliegue de avifauna en el lago más grande de los Balcanes, compartido por Montenegro y Albania. En el lado montenegrino un parque nacional abarca monasterios en islas, viejos...
4
Es una gloria contemplar este pueblo-isla fortificado de postal, un trocito de Mediterráneo con adelfas, pinos y olivos asomando entre los rojos tejados de sus casas de piedra rosa. Quizá haya que...
5
Las imponentes cumbres grises del macizo del Durmitor se reflejan en 18 lagos glaciales, llamados gorske oči (ojos de la montaña). El más grande y bello es el Lago Negro, de color azul oscuro por los...
6
Esta romántica villa marinera, cuajada de elegantes palacios barrocos e iglesias, es la atracción principal de toda la bahía de Kotor. Perast ocupa una posición ideal, en el vértice de la bahía...
7
El amurallado casco viejo de Budva surge en el Adriático como un Dubrovnik en miniatura, menos frenético. De aire romántico, deja patente en cada esquina ese carácter mediterráneo tan amante de la...
8
No es fácil conseguir una buena vista del precioso cañón del Tara, pues la obstaculizan sus paredes verticales de hasta 1300 m de alto y bordeadas de árboles. El efecto es aún más impresionante desde...
9
La localidad más meridional de Montenegro, Ulcinj tiene una vivacidad especial, una animación indefinible que se hace patente sobre todo en las noches de estío, cuando el paseo marítimo palpita con el...
10
Ninguna foto plasma cuán maravilloso es este monasterio: el bello complejo blanco adosado a una pared de roca será apenas una mota en todo encuadre que muestre la altura de la peña. Para los...
11
Las llamadas “Montañas Malditas” resultan más bien divinas para senderistas y escaladores. Esta escarpada cordillera, que constituye el tramo más alto de los Alpes Dináricos, atraviesa Montenegro,...
12
La nueva Bar es una ciudad industrial sin demasiado interés, pero tierra adentro se esconde una verdadera joya. Las sugerentes ruinas de la antigua ciudad de Stari Bar se alzan en lo alto de un risco...
13
Este parque enclavado entre los pliegues de los montes Bjelasica tiene un aire tan apacible, solitario e intacto que dan ganas de quedarse para siempre. Lo más conocido es el lindo lago Biograd, pero...
14
Aunque Podgorica le haya arrebatado la capitalidad a Cetinje, la antigua ciudad real de Montenegro sigue teniendo los museos más importantes del país. Los cuatro museos conocidos en conjunto como...
15
Una de las cosas más memorables de Montenegro es el simple placer de viajar por sus muchas rutas pintorescas contemplando la poderosa belleza del paisaje. Una de las mejores es la carretera secundaria...
16
La verdadera esencia de Herceg Novi se halla en su modesto casco antiguo, entre el animado paseo marítimo y la transitada carretera. La profusión de iglesias se reparte equitativamente entre católicas...
17
Este pueblito a las orillas del río Crnojevic se contaba entre los favoritos de la dinastía Petrovic-Njegoš y algunas de sus sencillas casas de piedra fueron en tiempos residencias reales. Un...
1
Esta ruta de 325 km va en zigzag de la costa al interior y vuelve de nuevo a las playas, pasando por algunos de los sitios más emblemáticos del país. Requiere automóvil. Desde Herceg Novi se va...
2
Esta ruta de casi 800 km cubre la mayoría de los sitios estelares del país. Desde Herceg Novi como base de operaciones, se hace una excursión en kayak o barco a Rose, la isla de Mamula, la Gruta...
3
Se pasa un día en Herceg Novi, y se hace un circuito en kayak o una excursión en barco a las playas de la península de Luštica. Al día siguiente se va sin prisas hasta Kotor, parando para ver los...
4
Este circuito montañoso de 650 km en automóvil ofrece unas carreteras de las más bellas de Europa, además de aislados monasterios y grandes oportunidades de caminatas por lugares salvajes. No se puede...
Mapa
Mapa de Montenegro para preparar tu viaje a Montenegro de la forma más sencilla.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
iati seguros

Artículos más leídos

Bahía de Kotor, Montenegro
Explora la Bahía de Kotor en 48 horas y descubre su belleza natural y arquitectónica. Montenegro ofrece un sinfín de ciudades con encanto, ¡descúbrelas con Lonely Planet!
Stoneography_Getty_Images_Moment_Open
Escarpados paisajes del norte de Montenegro
Descubre por qué el norte de Montenegro ha sido elegido por Lonely Planet TOP 4 del 'ranking' Best in Europe 2017.
dellaliner_ Getty Images
Zagreb, Croacia
Los expertos en viajes de Lonely Planet han elegido los mejores destinos de Europa para viajar en el 2017. Este es el Best in Europe 2017.
Razvan Ionut Dragomirescu / Shutterstock

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.