Bienvenidos a Portugal

Castillos medievales, aldeas de calles adoquinadas, ciudades cautivadoras y playas doradas: vivir la experiencia lusa puede significar muchas cosas. Historia, buena comida y paisajes idílicos son solo el comienzo.

...

Bienvenidos a Portugal

Castillos medievales, aldeas de calles adoquinadas, ciudades cautivadoras y playas doradas: vivir la experiencia lusa puede significar muchas cosas. Historia, buena comida y paisajes idílicos son solo el comienzo.

Fantasmas del pasado

Celtas, romanos, visigodos, moros y cristianos, todos dejaron aquí su impronta. Pueden verse grabados en piedra de 20 000 años en Vila Nova de Foz Côa, observar el atardecer sobre los megalitos a las afueras de Évora o perderse por los ornamentados pasadizos de Tomar, Belém, Alcobaça o Batalha, Patrimonio Mundial de la Unesco. Se puede dedicar el viaje a visitar palacios entre bosques, castillos sobre escarpados acantilados y centros urbanos medievales espléndidamente conservados.

La mesa portuguesa

Pan recién horneado, olivas, queso, vino tinto o fresco vinho verde (vino joven), pescado a la brasa, cataplana (guiso de marisco), carnes ahumadas… Los portugueses han llevado a la perfección el arte de cocinar platos sencillos y deliciosos. A la mesa se disfruta de la generosidad del litoral luso y sus fértiles campos, pero no es obligatorio tomar asiento, porque se puede saborear de pie un caliente pastel de nata en una pastelería de 1837 en Belém, o pasear por las pintorescas viñas degustando los aterciopelados oportos de la región de Alto Douro. Se puede ir de compras a los mercados, llenos de productos locales o reservar mesa en uno de los mejores restaurantes del país.

Paisajes de cine

Al salir de las ciudades, la belleza portuguesa despliega todo su esplendor, ya sea mientras se va excursión por los picos graníticos del Parque Nacional da Peneda-Gerês o se contempla el paisaje y los pueblos históricos de las Beiras, muy poco exploradas. Los más de 800 km de costa ofrecen multitud de lugares para gozar, otear espectaculares acantilados, surfear grandes olas en playas llenas de dunas o tomar el sol en apacibles islas rodeadas de aguas de un intenso azul. Y también se pueden avistar delfines en el estuario del Sado o recorre en barco o piragua los meandros del Guadiana.

Ritmos de Portugal

Portugal tiene un apretado calendario de festivales, como la Festa de Santo António de Lisboa o la Festa de São João de Oporto, para beber, bailar y festejar toda la noche. En el interior se celebran animadas ferias y por la costa se organizan festivales de rock y músicas del mundo. Cualquier época del año es buena para escuchar los tristes fados en Alfama, unirse a la marcha del Bairro Alto o salir de bares por Oporto, Coímbra y Lagos.

Por qué me gusta Portugal

Por Regis St Louis, autor

Estoy enamorado del paisaje, el ritmo de la vida rural, la comida y el vino, espectaculares e infravalorados. Me encanta explorar las playas escondidas a lo largo de la Costa Vicentina, dar pintorescos paseos por la Serra da Estrela (donde aún encuentro pastores en mis excursiones) y vagar por los rincones menos concurridos del Alentejo, un lugar mágico para descubrir el alma tradicional de Portugal. Pero son los propios portugueses los que hacen que este país sea tan especial. Pese a su apariencia arisca, pura fachada, se cuentan entre las personas más amables y cálidas del mundo.

1
Este barrio lisboeta, con sus laberínticos callejones, patios ocultos y callejas umbrías, es un lugar mágico donde sumergirse en la esencia de la ciudad. Acoge diminutas tiendas de comestibles,...
2
Es difícil imaginar una ciudad más romántica que la segunda mayor urbe de Portugal. Plagada de estrechas calles peatonales, Oporto disfruta de iglesias barrocas, grandes teatros y animadas plazas. Un...
3
Reina del Alentejo y una de las ciudades medievales mejor conservadas de Portugal, Évora es ideal para sumergirse en el pasado. Al abrigo de sus murallas del s. xiv, sus serpenteantes callejas llevan...
4
El Algarve acoge un litoral sumamente variado. Hay islas de arena accesibles solo en barco, acantilados, accidentadas playas poco frecuentadas y localidades de veraneo con animada vida nocturna. Los...
5
Los portugueses, con una ancestral cultura marinera, saben cómo cocinar pescado. Hay que probar las riquezas culinarias del litoral portugués, con platos como la caldeirada de peixe (caldereta), la...
6
A menos de 1 h en tren de la capital, Sintra parece de otro mundo, como salida de un cuento de hadas. Está sembrada de tabernas con muros de piedra y dominada por un blanco palacio. Colinas boscosas...
7
Resulta emocionante llegar al extremo más suroccidental de Europa, un cabo de áridos acantilados al que los marineros mandaban un saludo de despedida al aventurarse hacia lo desconocido durante la...
8
Los viñedos de Alto Douro forman la región vitivinícola más antigua del mundo. Sus colinas en terraza, con escarpadas vides, se alzan a ambas orillas del río Duero. Tanto si se llega conduciendo por...
9
Nacido en los barrios populares de Lisboa, el melancólico fado tiene siglos de historia, pero sigue siendo un arte vivo, que se puede escuchar en diminutos restaurantes como A Baîuca o en grandes...
10
La Ilha de Tavira es el destino ideal para quienes buscan sol y playa y para los amantes de la naturaleza y el nudismo: kilómetros de playas doradas, arena hasta donde se pierde la vista, una zona...
11
Este lugar especial parece estar en plena naturaleza, aunque se encuentra justo al lado de la costa del Algarve. Su sistema de lagunas protegidas se extiende 60 km y abarca 18 000 Ha, en cuyo interior...
12
Espirituales, históricos, increíbles, los antiguos megalitos en los alrededores de Évora resultan impresionantes. Además, pueden disfrutarse en soledad, lo que resulta perfecto para reflexionar sobre...
13
Portugal cuenta con hoteles-boutique y complejos playeros, pero entre los alojamientos más memorables están las pousadas (paradores): mansiones en lo alto de acantilados, castillos de 300 años y...
14
Es frenética : bares de copas de toda la vida, clubes de jazz y locales elegantes tipo lounge. ¿Por dónde empezar? Quizá con unas copas en una terraza con vistas a la ciudad, viendo la puesta de sol,...
15
Estos monumentos medievales son uno de los grandes tesoros de Portugal. Cada uno con su encanto: los adornos manuelinos y la concha sin cubrir de las Capelas Imperfeitas en el monasterio de Batalha ;...
16
Las cimas más altas del país combinan los paisajes escarpados con las actividades al aire libre y las costumbres tradicionales, en vías de extinción. En Torre, el punto más alto de Portugal (que...
17
Desde las comunidades con paredes de esquisto que pueblan las colinas hasta los puestos de vigilancia que antaño protegían la frontera oriental de las incursiones españolas, las Beiras interiores...
18
En Semana Santa hay que ir a Braga. A los románticos les encantará la Festa de Santo António, en Lisboa, en la que los enamorados ofrecen a sus amadas poemas y macetas de albahaca. En agosto está la...
19
La ciudad universitaria más evocadora del país, Coímbra, se extiende a orillas del Mondego y trepa hasta un barrio medieval con algunas de las facultades más antiguas de Europa. Los estudiantes vagan...
20
Vagar por la maraña de calles antiguas y casas encaladas de Óbidos resulta encantador en cualquier época del año, pero hacerlo durante alguno de sus festivales es especial. Ya sea para asistir a una...
21
La región de Minho es famosa por sus extensos mercados al aire libre. El más grande, antiguo y célebre es la Feira de Barcelos, que se celebra cada jueves en esta histórica ciudad a orillas del río...
22
Algunas de las obras de arte más fascinantes de Portugal están en la calle. Los azulejos, fantástico legado árabe, fueron adoptados por los portugueses, quienes los usaron a lo largo de los siglos.
23
La naturaleza vasta y accidentada del parque más septentrional de Portugal acoge espectaculares picos, serpenteantes ríos y colinas onduladas cubiertas de flores. Las ancestrales aldeas parecen...
24
La tercera ciudad de Portugal disfruta de fantásticos restaurantes, una universidad vibrante y ruidosos festivales, pero en cuanto a lugares históricos no tiene rival en Portugal. Braga cuenta con dos...
25
La tentación acecha en todos los mostradores del país en forma de una de las maravillas culinarias lusas: el pastel de nata, un dulce de hojaldre relleno de crema y espolvoreado con canela; los...
1
Este gran viaje va de la vibrante capital a las soleadas playas del Algarve y, hacia el norte, a la sorprendente y ribereña Oporto. Visita lugares que son Patrimonio Mundial y ciudades medievales; y...
2
Costas espectaculares, ciudades cautivadoras y monumentos asombrosos son el escenario de este memorable viaje por la costa atlántica. Se empieza en Oporto, capital del vino homónimo, en la...
3
Paisajes espectaculares, pueblos detenidos en el tiempo y castillos que coronan acantilados dan forma a un encantador viaje circular por el centro de Portugal, a menudo ignorado. Desde Lisboa, se...
4
Esta ruta ofrece espectaculares contrastes de paisaje por los ríos, playas y cumbres del sur del país. Desde Lisboa se enfila a la Costa da Caparica, con sus animadas playas, y luego se huye del...
Mapa
Portugal

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
Frontpage Schedule
-
iati seguros

Artículos más leídos

Restaurante vegetariano en Melbourne, Australia
Ser vegetariano o vegano y viajar cada vez es más fácil. Aquí van unos cuantos restaurantes que harán las delicias de todos los viajeros, también de los no carnívoros.
Nils_Versemann_Shutterstock
Restaurante en Lisboa, Portugal
Lisboa es un paraíso, y entre sus muchos encantos está el placer de comer. Merece mucho la pena tanto la gastronomía como los establecimientos de la ciudad.
Adam_Wasilewski_Shutterstock
Parque Nacional Torres del Paine, Patagonia, Chile
Los 10 mejores países para viajar en el 2018, según Lonely Planet. Este es el 'ranking' Best in Travel 2018.
Matt Munro / Lonely Planet

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.