Los mejores destinos para viajar en furgoneta

Texto por
Gavin Haines, autor de Lonely Planet
Furgoneta en los Monjes de la Pacana, Desierto de Atacama, Chile
reisegraf.ch_Shutterstock

8 lugares para viajar con el espíritu ‘vanlife’

Tanto si se viaja en una autocaravana cromada como si se traquetea a bordo de una furgoneta VW vintage, no hay nada como la emoción de recorrer kilómetros de carretera en una ‘casa rodante’, sin horarios y sin más límites que los que uno mismo se imponga.

Vanlife. La guía para viajar por libre

 

La mayoría de los viajeros configuran sus navegadores por satélite rumbo a las suaves autopistas de los destinos clásicos de carreteraEstados Unidos, Australia y Nueva Zelanda–, y hacen bien (además, se ahorran mucho dinero en alojamiento), pero quienes deseen aventurarse por los baches de las carreteras menos circuladas quizá hallen recompensas mucho más gratificantes en otros destinos.

Sean cuales sean las preferencias del viajero, los ocho destinos que presentamos a continuación son aventuras en carretera abierta ideales para un viaje en autocaravana o furgoneta camper.

 

Escocia

 

1. Para viajeros todoterreno: Escocia

A la North Coast 500 se la ha descrito como la Ruta 66 escocesa, pero no tiene nada que ver con su homóloga estadounidense. Trazando un recorrido entre alfombras de brezo húmedas en las sombrías pero bellas Highlands de Escocia, esta ruta de 830 km conecta castillos en ruinas, pueblos pesqueros castigados por el clima y destilerías en medio de la nada.

 

Las bellas playas de Escocia tientan a los visitantes con un frío chapuzón © DrimaFilm / Shutterstock

Las bellas playas de Escocia tientan a los visitantes con un frío chapuzón © DrimaFilm / Shutterstock

 

Flanqueada por campings, la carretera en sí incorpora el sinuoso puerto de montaña de Bealach na Bà –la carretera más elevada de Escocia– y pasa por John o' Groats, el punto más septentrional de la isla de Gran Bretaña. Conviene incluir el bañador en el equipaje, por si el tiempo se comporta: esta es una zona con playas sorprendentemente bellas.


En Escocia también hay playas…

La mayoría de viajeros empiezan y terminan la ruta en Inverness –la mayor ciudad de las Highlands–, con acogedores pubs, una catedral del s. XIX y un castillo elevado que ponen la guinda a la ruta.

 

California

 

2. Para aspirantes a estrella: California, EE UU

Romantizado por los escritores de la generación beat y por los directores de cine de Hollywood, la ruta americana por carretera es prácticamente un subgénero en sí misma. Desde Las uvas de la ira hasta Punto límite: cero o desde Thelma y Louise hasta Entre copas, en las carreteras estadounidenses abundan las grandes tramas. 


Viajar en coche por California: un viaje de cine por la costa del Pacífico

Dada la gran cantidad de road movies que ha producido Hollywood, California es un buen lugar para que el viajero eche a rodar su narrativa vital todoterreno. El llamado Golden State ofrece un puñado de itinerarios emblemáticos, desde la Highway 101 hasta las pistas de tierra del Death Valley, pero si hay que elegir una sola carretera para el viaje, que esta sea el tramo Big Sur de la Ruta 1.

 

No hay mejor manera de explorar California que a bordo de una furgoneta camper © Jordan Lutes / Getty Images

No hay mejor manera de explorar California que a bordo de una furgoneta camper © Jordan Lutes / Getty Images

 

Rodeada de campings, esta célebre carretera abraza la escarpada costa californiana a lo largo de los 143 km que hay entre San Simeon y las Carmel Highlands. Todo son acantilados altísimos y playas barridas por las olas en el tramo más extenso de costa sin urbanizar de EE UU. 

  • Alquiler de furgoneta: algunas agencias locales de alquiler son Escape Camper Vans, Outdoorsy y Jurnii.
  • Precio alquiler de furgoneta: desde 65 US$/día (58 €), aprox. 

 

Australia

 

3. Para hedonistas: la costa oriental de Australia

Como los koalas se agarran a los eucaliptos, los viajeros de carretera se sienten atraídos desde siempre por la costa oriental australiana, cuyas hedonistas ciudades surfistas, sus coloridos arrecifes de coral y sus playas paradisíacas son la excusa perfecta para una escapada.


Las 10 sorpresas que depara la australiana Gold Coast

Sídney es un sitio estupendo para comprar una autocaravana de segunda mano © Rudy Balasko / Shutterstock

Sídney es un sitio estupendo para comprar una autocaravana de segunda mano © Rudy Balasko / Shutterstock

 

El punto de partida es Sídney, donde el boyante mercado de autocaravanas y furgonetas camper de segunda mano ofrece vehículos fiables a quienes busquen una compra de ocasión. Mientras el edificio de la Ópera de Sídney desaparece en el retrovisor, la costa este se despliega revelando parques nacionales espectaculares, islas poco conocidas y ciudades con muchas ganas de juerga como Brisbane, Cairns y Surfers Paradise.

Pero no todo son fiestas ruidosas en la playa; a lo largo de la costa este también hay campings tranquilos y muchos de ellos son zonas de acampada libre que a menudo suelen contar con barbacoas públicas.

 

Namibia

 

4. Para amantes de la naturaleza: Namibia

Hay que contar con un todoterreno para aventurarse por los paisajes surreales de Namibia, cuyos principales puntos de interés son sus dinámicas ciudades, sus crudos parajes desérticos y sus parques nacionales repletos de fauna.

Casi todas las rutas autónomas en coche empiezan en Windhoek, con bares de estilo bávaro que se convierten en el lugar perfecto para estudiar mapas y terminar rutas. Conviene introducir en el GPS las coordenadas para llegar a Etosha, un parque nacional del tamaño de Belice donde está permitido acampar y organizar excursiones en coche propio, propiciando avistamientos de rinocerontes, elefantes y leones al alba, antes de que el resto de turistas hayan cruzado las puertas del parque.

 

En Namibia, tras alquilar el vehículo, uno puede acabar compartiendo la carretera con un elefante © Fotografie-Kuhlmann / Shutterstock

En Namibia, tras alquilar el vehículo, uno puede acabar compartiendo la carretera con un elefante © Fotografie-Kuhlmann / Shutterstock

 

La ruta puede completarse con espectaculares paseos en coche entre las siempre cambiantes dunas de arena del desierto del Namib y con una visita a los colosales naufragios que se oxidan en la Costa de los Esqueletos. Una advertencia a tener en cuenta: las carreteras de Namibia son casi todas de gravilla, y a menudo las distancias entre ciudades son muy largas, por lo cual interesa planificar bien la ruta con antelación, incluyendo la reserva de plazas de camping.

 

Japón

 

5. Para los culturalmente curiosos: Japón

La idea de conducir en Japón puede parecer aterradora, pero un viaje por carretera en este país es sorprendentemente ‘zen’: aparte del temerario ocasional, los motoristas japoneses suelen ser gente cortés, y los modernos sistemas de navegación por satélite hacen que uno no deba preocuparse por traducir las indicaciones de la carretera. Contar con un vehículo camper permite ahorrarse los costes de hotel, que son de los más caros de Asia.

 

Japón posee varias rutas panorámicas, incluido el paso de Mikuni © makieni / Shutterstock

Japón posee varias rutas panorámicas, incluido el paso de Mikuni © makieni / Shutterstock

 

Serpenteando desde picos nevados hasta playas rodeadas de palmeras, a través de lagos cristalinos y bosques primigenios, las carreteras japonesas ofrecen una visión privilegiada de algunas partes del país que muchos visitantes desconocen. Esta es una ruta para consumir cultura a la par que gasolina, disfrutando en ciudades vibrantes, templos en medio de la nada y pueblos tradicionales.


Todo lo que hay que saber sobre Japón: un viaje a la cultura japonesa en 10 palabras

Con vistas al Fuji y al lago Ashinoko, la Hakone Skyline Course es una de las rutas más panorámicas del país, y está bien surtida de prácticas zonas de descanso. No menos impresionante es el paso de Mikuni, que sobrevuela el bosque primigenio de la subprefectura de Tokachi.

 

Nueva Zelanda

 

6. Para los fans del senderismo: Nueva Zelanda

Son muchos los viajeros que eligen Nueva Zelanda como el mejor destino a visitar en autocaravana o furgoneta camper; y es difícil contradecirles. De brillantes glaciares a orillas acariciadas por las olas, sus paisajes aportan cierto nivel de grandeza a los viajes por carretera, mientras que sus rutas senderistas y una legión de campings logran que el escenario sea de lo más accesible.

Los amantes de las cimas altas disfrutarán con un recorrido por el corazón volcánico de la Isla Norte, con parada en el paraíso excursionista que es el Tongariro National Park. Para ver costas escarpadas es buena idea tomar el ferri a la Isla Sur y conducir por la la costa oeste, azotada por el viento, pasando por el glaciar Franz Josef rumbo a Milford Sound.


Nueva Zelanda por carretera, una ruta por el sur

Nueva Zelanda y la clásica furgoneta VW: una combinación divina © Justin Foulkes / Lonely Planet

Nueva Zelanda y la clásica furgoneta VW: una combinación divina © Justin Foulkes / Lonely Planet

 

Comprar una autocaravana o una furgoneta camper es casi un rito de paso para los viajeros en Nueva Zelanda. En las famosas ferias de vehículos de ocasión de Auckland hay vehículos fiables, aunque también abundan las agencias de alquiler si no apetece estresarse regateando. Otro punto a favor son los más de 200 campings del Department of Conservation; repartidos por todo el país. Son sitios con tarifas económicas e instalaciones excelentes, ubicados en entornos rurales insuperables. 

 

Chile

 

7. Para los que se orientan con dificultad: Chile

Es difícil perderse durante unas vacaciones rodantes en Chile, donde la infalible Carretera Panamericana discurre casi en línea recta por la espina dorsal del país, acercando a los viajeros hasta coloridas ciudades coloniales, áridos desiertos y verdísimos parques nacionales. 

 

Recorrer la Carretera Panamericana por Chile ofrece un impresionante abanico de diversos paisajes © Appietropaolo / Shutterstock

Recorrer la Carretera Panamericana por Chile ofrece un impresionante abanico de diversos paisajes © Appietropaolo / Shutterstock

 

La enorme variedad de paisajes es apabullante. Cuesta creer que el desierto de Atacama –supuestamente el lugar más seco de la Tierra– se halle en el mismo país que el Valle de Elqui, repleto de viñedos, y los azulados glaciares de la Patagonia.

Y no todo son maravillas naturales; los 3364 km de la Panamericana también llegan hasta vistosas ciudades costeras como Iquique, La Serena y Valdivia, y, por supuesto, a la capital, Santiago, tras la cual se alzan los altísimos picos de los Andes.

 

 

Canadá

 

8. Para los fans del frío: Alberta, Canadá

Icefields Parkway consigue destilar toda la épica de la naturaleza canadiense en una briosa ruta de 230 km. Desde glaciares brillantes hasta prados llenos de flores, montañas nevadas y cascadas indómitas, esta carretera abarca paisajes impresionantes de Las Rocosas.

Pasando por los parques nacionales de Banff y Jasper, la ruta adquiere un encanto especial durante el mes de mayo, cuando la primavera hace sentir su presencia en las laderas llenas de flores, pero todavía se puede esquiar en las zonas de mayor altitud, siempre que se tengan los esquís y los palos a mano. Si se viaja un poco antes –en abril–, incluso se puede patinar sobre hielo en el lago Louise. 

 

La belleza natural de Canadá convierte a este país en uno de los grandes destinos para viajar en autocaravana o furgoneta camper © swissmediavision / Getty Images

La belleza natural de Canadá convierte a este país en uno de los grandes destinos para viajar en autocaravana o furgoneta camper © swissmediavision / Getty Images

 

Antes de devolver el vehículo es buena idea desviarse hasta las formaciones de arenisca de las badlands canadienses, un paisaje de aspecto alienígena en el cual se han hallado algunos de los bmás raros conocidos por la humanidad hasta ahora.

 

Otras rutas por carretera:

Delicias boreales: la Arctic Coast Way de Islandia por carretera

Los grandes puntos de interés de la II Guerra Mundial en Normandía

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.