Secretos kiwi: experiencias desconocidas en Nueva Zelanda

Texto por
Tasmin Waby, autora de Lonely Planet
Milford Sound, Isla Sur, Nueva Zelanda
Marconi CoutodeJesus_Shutterstock

Descubriendo Nueva Zelanda, Best in Travel 2018

Puede que sea sinónimo de deportes de aventura, paisajes épicos de las películas de El señor de los anillos, y de la imponente haka de los All Blacks, el equipo de rugby del país, pero Nueva Zelanda alberga un montón de experiencias únicas menos conocidas para el viajero. En realidad, eso no es ninguna sorpresa; este país tan remoto del Pacífico Sur cuenta con una larga historia de inventos e innovación.

El Teatro Municipal de Napier, claro ejemplo de arquitectura 'art-decó', Nueva Zelanda © Bangkokflame / Shutterstock El Teatro Municipal de Napier, claro ejemplo de arquitectura 'art-decó', Nueva Zelanda © Bangkokflame / Shutterstock

Los años 30 en Napier y el 'steampunk' en Oamaru

Los aficionados al art decó que se fijan en el patrimonio arquitectónico de Miami o Bombay deberían conocer Napier, en la Isla Norte de Nueva Zelanda. Reconstruido en los años treinta tras un devastador terremoto de 7,8 grados, el centro de la ciudad luce con tonos pastel, edificios elegantes y diseños geométricos. Cada año, en febrero, hacia el Día de San Valentín, los habitantes de Napier celebran un fin de semana dedicado a los años treinta; con coches antiguos, moda al estilo flapper, bares clandestinos y bandas de metales. El resto del año se puede visitar el Art Deco Centre, en el paseo marítimo, y reservar un circuito a pie para apreciar detalles que, de otro modo, pasan desapercibidos.

 

Nueva Zelanda

 

En la Isla Sur, la antaño negligida ciudad costera de Oamaru, que apenas ha cambiado desde su época dorada del s. XIX, mantiene casi todos sus edificios victorianos intactos. Durante la última década, una oleada de creativos y bohemios ha transformado la ciudad en la ‘capital steampunk del mundo’. El steampunk, un subgénero de la ciencia ficción, se convirtió en un movimiento cultural que abarca moda, cine y otras artes, y que reimagina la tecnología moderna en una Inglaterra victoriana que funciona a vapor. Un recorrido por esta fascinante subcultura puede empezar en Steampunk HQ, una galería situada en el Meeks Grain Elevator Building, de la década de 1830. El Victorian Precinct también alberga librerías antiguas, tiendas vintage y boutiques artesanales.

 

Las vistas épicas están garantizadas en la escalada más avanzada de las tres que ofrece Wildwire Wanaka; la ruta de siete horas de "El señor de los anillos", Nueva Zelanda © Geoff Marks / www.wildwire.co.nz Las vistas épicas están garantizadas en la escalada más avanzada de las tres que ofrece Wildwire Wanaka; la ruta de siete horas de "El señor de los anillos", Nueva Zelanda © Geoff Marks / www.wildwire.co.nz

Subir una escalera única en Wanaka

Queenstown, la capital de los deportes de invierno de Nueva Zelanda, es de visita obligada todo el año, pero la vecina Wanaka también debería formar parte del itinerario. Entre sus múltiples puntos de interés destaca la única vía ferrata del país. Wildwire Wanaka es una instalación bastante nueva al pie de los montes de camino al Parque Nacional Tititea / monte Aspiring en la cual incluso el viajero más aprensivo puede aventurarse a ‘subir una escalera’, como lo definen sus propietarios. Pero, ojo, no es una escalera cualquiera: sube junto a la espectacular Twin Falls, ofreciendo vistas épicas como parte de una aventura del estilo “¡Uau, lo hice!”. Wildwire organiza excursiones de medio día y día entero, según el nivel de forma del viajero (y su tolerancia al vértigo).

 

Guía Nueva Zelanda

 

Admirar las impresionantes vistas que ofrece el anillo exterior de la Sky Tower de Auckland… pero sin mirar abajo, Nueva Zelanda © Bob Henry / UIG Admirar las impresionantes vistas que ofrece el anillo exterior de la Sky Tower de Auckland… pero sin mirar abajo, Nueva Zelanda © Bob Henry / UIG

Ponerse a prueba en un "paseo por el cielo"

Aunque la visita a Nueva Zelanda sea tan breve que uno no salga Auckland, puede vivir una experiencia adrenalínica que contar a sus nietos en el futuro. El edificio más alto del hemisferio sur, la Sky Tower, de 328 m, está en el centro de la ciudad. Tiene un mirador a 192 m donde los más atrevidos pueden ‘dar un paso’ alrededor de una estrecha rampa circular de metal. Hay arneses de seguridad, pero no hay barandilla donde asirse cuando a uno le empiezan a temblar las piernas, es una experiencia de lo más extremo. Quien tenga vértigo puede concentrarse en las vistas de 360 grados del puerto (y no la ciudad, abajo). Los más temerarios incluso pueden practicar puenting desde la torre…


Viaja a Auckland, la ciudad azul

 

Para disfrutar de los mejores cielos nocturnos y de las auroras australes hay que visitar el Observatorio del Monte John, Nueva Zelanda © Ludmila Ruzickova / Shutterstock Para disfrutar de los mejores cielos nocturnos y de las auroras australes hay que visitar el Observatorio del Monte John, Nueva Zelanda © Ludmila Ruzickova / Shutterstock

Cazando auroras y estrellas en la Isla Sur

Las auroras boreales son muy famosas, y el fenómeno que las causa también existe en el hemisferio sur, donde reciben el nombre de auroras australes. Pueden verse en la parte sur de la Isla Sur, sobre todo entre marzo y septiembre. Se puede ir a la región de los Catlins, Invercargill y el Lago Tekapo, y a Dunedin, si hay suerte, para ver el espectáculo. Es necesario dar con un paraje rural, alejado de la contaminación lumínica, en una noche sin luna para maximizar las posibilidades de verlas. Quienes hagan todo el recorrido y se pierdan la aurora, que sepan que el lago Tekapo es una de las Reservas Internacionales de Cielos Oscuros, y el mejor sitio de Nueva Zelanda para otear las estrellas. Hay circuitos nocturnos al observatorio del Monte John para gozar de espectaculares vistas de la Vía Láctea con los telescopios de la Universidad de Canterbury.


Best in Travel 2018. Los 10 mejores países

Isla White, en Nueva Zelanda, es uno de los pocos sitios del mundo donde se puede andar dentro de un volcán, Nueva Zelanda © Jiri Foltyn / Shutterstock Isla White, en Nueva Zelanda, es uno de los pocos sitios del mundo donde se puede andar dentro de un volcán, Nueva Zelanda © Jiri Foltyn / Shutterstock

En helicóptero a la volcánica Isla White

No es una experiencia barata, pero resulta memorable: que el viajero se imagine subiendo a un helicóptero en la famosa Rotorua (que ya tiene su miga, gracias a su actividad geotérmica y a su cultura maorí) y volando hacia el único volcán permanentemente activo de Nueva Zelanda para explorarlo a pie. Situada cerca de la costa este de la Isla Norte, la Isla White permite a sus visitantes pasear por el lecho de cráter del volcán y contemplar las formaciones de azufre, las fumarolas y los flujos de lava de cerca. La isla es propiedad privada, y uno se siente como si fuera a toparse con la guarida de uno de los malos de James Bond. Las vistas aéreas del volcán, y del distrito de los lagos de Rotorua van ‘incluidas’ en la experiencia.


Nuevas tendencias de viaje: islas privadas para todos

 

Mudtopia, en Rotorua: para disfrutar del barro en todos los sentidos imaginables, Nueva Zelanda © Hells Gate Rotorua - www.hellsgate.co.nz Mudtopia, en Rotorua: para disfrutar del barro en todos los sentidos imaginables, Nueva Zelanda © Hells Gate Rotorua - www.hellsgate.co.nz

Embarrarse en Mudtopia, Rotorua

Aquel deseo infantil insatisfecho de cubrirse de barro de pies a cabeza puede hacerse realidad si se visita Rotorua en el mes de diciembre. Mudtopia es un festival de música y barro de tres días que se celebra en este centro de actividades al aire libre de la Isla Norte. Los fans del bienestar cuentan con un spa con masajes de barro y tratamientos de belleza a base de barro (el barro de Rotorua contiene muchos minerales reconstituyentes). Los demás tienen piscinas de barro para chapotear, juegos de barro, una pista de barro y una carrera de obstáculos con barro. Los organizadores lo describen como un “castillo hinchable súpervitaminado cubierto de barro resbaladizo”.

 

Una excursión al lago Taupo permite ver este relieve maorí de 14 m de altura en una roca, Nueva Zelanda © John Crux / Getty Una excursión al lago Taupo permite ver este relieve maorí de 14 m de altura en una roca, Nueva Zelanda © John Crux / Getty

Preparar 'sashimi' de trucha en el lago Taupo

Las aguas increíblemente cristalinas y templadas del Lago Taupo, bordeado por los picos nevados del Tongariro National Park, son un imán para los amantes de la naturaleza, que lo visitan andando, en bicicleta o en canoa. También es un buen sitio para pescar truchas, casi siempre pican. Aunque al viajero no se le dé bien pescar, siempre puede poner a prueba su habilidad para preparar sashimi para comer a bordo del barco. Y tras un almuerzo tan fresco, darse un chapuzón en el prístino lago e ir de excursión para ver los grabados maoríes en las rocas de Mine Bay.

 

Guía Best in Travel 2018

 

Los maravillosos vehículos antiguos expuestos en Bill Richardson Transport World, Invercargill, Nueva Zelanda © Bill Richardson Transport World - www.transportworld.co.nz Los maravillosos vehículos antiguos expuestos en Bill Richardson Transport World, Invercargill, Nueva Zelanda © Bill Richardson Transport World - www.transportworld.co.nz

Un museo para fans del motor y la moda en Invercargill

¿En qué país puede verse el museo de automóviles y camiones privado más grande del mundo? ¿Italia? ¿EE UU? Invercargill, la ciudad más meridional de Nueva Zelanda, es una buena opción. En una sala de 15 000 m2 se halla Bill Richardson Transport World, repleto de vehículos restaurados que van del Ford T a las Kombis de VW y todos los modelos intermedios. En un giro muy ‘kiwi’, estos vehículos se complementan con exposiciones de ‘arte vestible’ de Nueva Zelanda. En junio se puede asistir (reservando entrada) a la Wearable Art gala, un espectáculo de color y creatividad. Bill Richardson no deja nada que desear; en el 2016 el museo adquirió una colección de 300 ‘bestias’ restauradas y por restaurar, fabricadas desde 1902 en adelante, y las trasladó desde Nelson a un nuevo museo, el Classic Motorcycle Mecca, en el centro de Invercargill.

 

Unos cuantos secretos más...

Taranaki, el paraíso secreto de Nueva Zelanda

Las Antípodas a pie: los mejores senderos para recorrer Nueva Zelanda

La adrenalina combina bien con los kiwis: 5 sorprendentes deportes en Nueva Zelanda

 

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.