Viajar con niños a Perú

Viajar con niños en Perú puede resultar ventajoso, ya que se trata de una sociedad muy familiar que valora a los pequeños como tesoros. Los padres podrán entablar conversación con los lugareños más fácilmente gracias a sus hijos, rompiendo las posibles barreras culturales. Además, Perú es un lugar estupendo para los niños, ya que les ofrece muchas posibilidades de explorar e interactuar.

Perú para niños

Aunque es un destino ideal para ir con niños, no está de más tomar las precauciones habituales, entre ellas las vacunas. Las tarifas también suelen ser más baratas o incluso gratuitas.

Datos de interés

  • Transporte público A menudo se cede el asiento a los niños, e incluso hay quien ofrece a los padres que sienten al niño sobre su regazo. En general, los niños no pagan el billete si viajan sentados sobre sus padres.
  • Conducción Las agencias de alquiler de coches no siempre cuentan con elevadores para niños; es mejor contar con uno propio.
  • Embarazadas y lactantes Las embarazadas disfrutan de plazas de aparcamiento especiales y no hacen cola en las tiendas de alimentación. Dar el pecho en público es muy frecuente, aunque debe hacerse de forma discreta.
  • Canguros Los servicios de canguros o los clubes de actividades infantiles suelen restringirse a los hoteles de lujo y complejos turísticos.
  • Baños públicos En general, los lavabos públicos no están bien cuidados. Siempre hay que llevar papel higiénico. Una mujer puede entrar en el lavabo para señoras con un niño, pero está mal visto que un hombre entre en el de caballeros con una niña.
  • Vuelos Suele haber descuentos para niños menores de 12 años, y los bebés menores de 2 años solo pagan 10% de la tarifa si no ocupan asiento.

Salud y seguridad

Lo más importante es la dieta. Solo debe beberse agua filtrada o mineral. También conviene evitar las verduras crudas, a menos que se hayan preparado de forma correcta. Hay que ser especialmente cuidadoso con la comida para evitar peligrosas diarreas. Los bebés son más vulnerables ante la hepatitis A y la fiebre tifoidea, que se contraen vía comida o agua contaminada, porque normalmente todavía no han sido vacunados.

El sol puede ser peligroso, en especial en las alturas, por lo que conviene que estén bien tapados y protegidos con filtro solar. Y no hay que olvidar el mal de altura, por lo que es importante realizar una buena aclimatación. No se recomienda llevar a niños menores de 3 años a gran altitud. Conviene consultar al pediatra sobre la aclimatación de los niños a la altitud.

No se debe llevar a niños menores de 9 meses a regiones selváticas, puesto que la vacuna de la fiebre amarilla no es segura en esta edad.

Todos los viajeros que visitan países con malaria endémica deben consultar a su médico para contar con medidas de quimioprofilaxis según la edad y factores de riesgo. Las directrices actuales recomiendan la mefloquina, doxiciclina y atovaquona/proguanil, también aptas para niños aunque con restricciones según la edad y la fórmula. En algunos casos el tratamiento debe comenzar dos semanas antes de viajar, por lo que se debe planificar con antelación.

Los repelentes para insectos con DEET son seguros para niños en concentraciones inferiores al 30%, según la American Academy of Pediatrics (para adultos hasta 50%), pero no se recomiendan para bebés menores de 2 años (se aconseja protegerlos con telas o utilizar mosquitera).

Debido a que abundan los perros callejeros no está de más vacunarlos contra la rabia. La mayoría de los perros son tranquilos, pero es mejor evitar los que parezcan agresivos.

Comida

Los restaurantes no cuentan con menús para niños, pero la mayoría ofrece platos adecuados para ellos o atiende peticiones especiales. Se pueden pedir platos sin picante para compartirlo con otro niño o con un adulto. No hay que esperar a que todos tengan hambre, pues el servicio puede ser lento. Algunos restaurantes grandes cuentan con tronas.

Aventura

Los viajes en tren o en piragua por la selva son toda una aventura para ellos. El turismo comunitario en zonas rurales puede ser una estupenda opción. Muchas de las actividades para adultos pueden adaptarse a los niños. Los paseos a caballo o el barranquismo suelen tener un límite de edad (a partir de 8 años), pero son perfectos para los adolescentes. Algunos ríos son apropiados para que los niños vayan en barca o hagan rafting; hay que asegurarse de que las agencias proporcionan salvavidas y trajes de neopreno de la talla adecuada.

Planificación

Cuándo ir

En verano (de diciembre a febrero) hay más posibilidades de disfrutar de buen tiempo y divertirse en la playa, aunque se puede ir a la costa todo el año. Conviene evitar el Altiplano durante los meses de lluvia (de diciembre a marzo). La estación seca en el Altiplano, de junio a agosto, es ideal para explorar Cuzco y Machu Picchu, aunque es la temporada de mayor afluencia de turistas.

Alojamiento

La mayoría de los hoteles de precio medio y alto ofrecen descuentos si los padres comparten la habitación con niños menores de 12 años, y solo los de lujo proporcionan cunas. Las cabañas y apartamentos en destinos playeros, son una buena opción para cocinar por cuenta propia.

Qué llevar

  • Es conveniente hacer acopio de pañales en Lima o ciudades grandes antes de viajar a zonas rurales. También se deben llevar las medicinas habituales, termómetro y, por supuesto, juguetes. La leche en polvo y la comida para bebé se encuentran fácilmente.
  • En los baños no suele haber jabón, así que no está de más llevar desinfectante para las manos.
  • Se puede encontrar repelente de insectos, pero no siempre sin componentes tóxicos.
  • Conviene llevar medicación para la diarrea, por si acaso.
  • Los niños deben llevar ropa cómoda para las actividades al aire libre, bañador, sombrero para el sol, chaqueta de chándal y ropa de abrigo para los días y noches fríos. Antes de partir, hay que asegurarse de que llevan calzado domado. Las sandalias también son útiles en la costa.
  • Una cámara digital barata o unos binoculares proporcionan grandes dosis de esparcimiento.
  • Se pueden alquilar bicicletas y cascos para niños y equipo de surf.
  • Los cochecitos solo son útiles en las ciudades.
  • Las mochilas portabebés son prácticas en las visitas a los mercados o en las excursiones con bebés o niños de más de seis meses.
  • Las tabletas o consolas llaman mucho la atención, por lo que debe cuestionarse su uso o restringirlo a la intimidad del hotel.

Antes de partir

Cuando se planea un itinerario conviene involucrar a los niños en la planificación desde el principio. En caso de alquilar un coche, se debe preguntar si se puede reservar un elevador. Viajar con niños de Lonely Planet (2017) ofrece buena información, consejos y anécdotas.

En Perú no es necesario ceñirse a un plan, puesto que muchas actividades se pueden reservar con poca antelación.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Turín, Piamonte, Italia
Best in Travel 2019: los mejores destinos para viajar en 2019 elegidos por Lonely Planet. ¡Descubre las 10 mejores regiones del 2019!
Marco_Saracco_Getty_Images_iStock_Photo
Crucero de exploración
Hay cruceros sin bufé libre, sin destinos tradicionales y sin actividades clásicas; hay cruceros para explorar y conocer mejor este mundo. ¡Descúbrelos!
Christian_Faludi_Shutterstock
Carrera en la Gran Muralla, China
Viajar para participar en un maratón es una manera fantástica de conocer nuevos destinos sin renunciar ni al deporte ni al viaje.
lzf_Shutterstock