Información y Consejos de Salud para ir a India

Sanidad en la India

La gran diversidad geográfica de la India hace que, en distintas zonas, el calor, el frío y la altitud puedan causar problemas de salud. La higiene no abunda y las enfermedades relacionadas con la comida y el agua son comunes. Se dan males transmitidos por insectos, sobre todo en las zonas tropicales. Además, la asistencia médica es mínima en muchas zonas (especialmente fuera de las grandes ciudades).

Las condiciones médicas preexistentes y las lesiones accidentales (especialmente accidentes de tráfico) constituyen la mayoría de los problemas. No obstante, es muy frecuente contraer algún tipo de patología, aunque por suerte se pueden minimizar muchas de ellas recurriendo al sentido común y a un buen botiquín. En cualquier caso, hay que tomar este capítulo como una serie de consejos que nunca deben sustituir a la visita a un médico.

Antes de partir a la India

Se pueden comprar muchos medicamentos en la India sin prescripción médica, pero otros pueden ser difíciles de encontrar, en particular la última generación de fármacos antidepresivos, medicamentos para la presión arterial y píldoras anticonceptivas. Cuidado con la automedicación, ya que mezclar según qué medicamentos o una sobredosis pueden desencadenar un problema aún mayor. Conviene llevar:

  • Medicamentos en sus envases etiquetados originales.
  • Una carta del médico de cabecera, fechada y firmada, que describa las dolencias del viajero, si las tiene, y su tratamiento, genéricos incluidos.
  • Una carta del médico de cabecera que documente la necesidad médica de llevar jeringuillas, si se llevan.
  • Si se padece una afección cardiaca, una copia del electrocardiograma realizado justo antes del viaje.
  • Cualquier medicamento que se tome regularmente (el doble del que se necesite).

Seguro médico para viajar a la India

No se debe viajar sin seguro. La evacuación urgente es muy cara. Al elegir seguro hay varios factores a tener en cuenta, y leer siempre la letra pequeña.

  • Puede que se necesite cobertura extra para las actividades de aventura, como la escalada en roca o el buceo.
  • El seguro puede realizar los pagos directamente o reembolsar luego los mismos. Hay que tener en cuenta que casi todos los tratamientos médicos en la India deben abonarse al momento.
  • Algunas pólizas exigen que se llame por teléfono (a cobro revertido) a un centro del país de origen donde se efectuará una valoración inmediata del problema.

Vacunas

Las clínicas especializadas en medicina de viajes constituyen la mejor fuente de información, poseen todas las vacunas disponibles y pueden asesorar para el viaje. El efecto inmune de muchas vacunas tarda al menos dos semanas; la visita al médico deberá hacerse mucho antes de partir. Hay que pedir un certificado internacional de vacunaciones (cartilla amarilla), que especifica todas las recibidas.

Botiquín

Se recomienda llevar los siguientes artículos en el botiquín de viaje:

  • Crema fungicida (p. ej., clotrimazol)
  • Pomada antibacteriana (p. ej., mupirocina)
  • Antibiótico para infecciones cutáneas (p. ej., amoxicilina/ácido clavulánico o cefalexina)
  • Antihistamínico (p. ej., cetrizina durante el día y prometazina por la noche)
  • Antiséptico (p. ej., Betadine)
  • Antiespasmódico para los calambres estomacales (p. ej., Buscapina)
  • Anticonceptivos
  • Descongestivo, (p. ej., pseudoefedrina)
  • Repelente de insectos con DEET
  • Medicamentos contra la diarrea; también solución oral rehidratante (p. ej., Gastrolyte), antidiarreico (p. ej., loperamida) y medicamentos contra las náuseas (como proclorperacina). Los antibióticos para la diarrea incluyen la ciprofloxacina, la azitromicina para la diarrea bacteriana, y tinidazol para la giardia o disentería amébica.
  • Artículos de primeros auxilios: tijeras, tiritas, vendas, gasas, termómetro (sin mercurio), agujas y jeringas estériles, imperdibles y unas pinzas.
  • Ibuprofeno u otro antiinflamatorio
  • Tabletas de yodo para purificar el agua (excepto las embarazadas o personas con problemas de tiroides)
  • Paracetamol
  • Piretrina para impregnar la ropa y las mosquiteras
  • Crema con esteroides para las irritaciones alérgicas o picores (p. ej. hidrocortisona al 1 o 2%)
  • Crema solar de alta protección
  • Pastillas para la garganta
  • Tratamiento para las aftas vaginales (p. ej., óvulos de clotrimazol o comprimidos de fluconazol)
  • Tratamiento para las infecciones de orina (si se tiene propensión) con antibiótico

Webs

En internet abundan los consejos sobre salud para viajeros. Webs recomendadas son:

Centers for Disease Control and Prevention (CDC; www.cdc.gov) Buena información general.

MD Travel Health (www.mdtravelhealth.com) Información muy completa sobre viajes y salud para cada país; se actualiza a diario.

Organización Mundial de la Salud (OMS; http://www.who.int/ith/es/index.html) Su útil libro Viajes internacionales y salud se revisa anualmente y se puede conseguir en línea.

En la India

Asistencia médica en la India

Varía enormemente. Algunas ciudades poseen clínicas orientadas específicamente a los viajeros y residentes extranjeros que, por lo general, suelen ser más caras que las locales y ofrecen más calidad. Además, conocen el sistema indio, incluidos los hospitales y especialistas locales, y pueden servir de enlace con las compañías de seguros. Suele ser difícil encontrar asistencia médica de confianza en las zonas rurales.

La automedicación puede ser una buena solución si el problema es menor, cuando se llevan los medicamentos adecuados y no se puede acudir a una clínica. Si se sospecha que se puede padecer una enfermedad seria, especialmente malaria, debe irse cuanto antes al centro médico más cercano.

Antes de comprar medicamentos sin receta hay que comprobar la fecha de caducidad y asegurarse de que el envase está sellado y apropiadamente almacenado (p. ej., no expuesto al sol).

Enfermedades infecciosas

Malaria

Se trata de una enfermedad seria y potencialmente mortal. Antes de partir, es preciso recabar asesoramiento especializado según el itinerario (las zonas rurales son más peligrosas), así como información sobre medicación y efectos secundarios.

Está provocada por un parásito transmitido por la picadura de un mosquito infectado. El síntoma más significativo es la fiebre, pero también pueden darse otros como dolor de cabeza, diarrea, tos o escalofríos. Solo se puede diagnosticar mediante un análisis de sangre.

Para su prevención deben combinarse la protección contra las picaduras de mosquitos y la medicación. La mayoría de las personas que la contraen toma una medicación inadecuada o no toma nada.

Para evitar las picaduras de mosquitos:

  • Se aconseja usar un repelente con DEET para la piel. Los repelentes naturales como la citronela pueden ser efectivos, pero deben aplicarse con mayor frecuencia.
  • Dormir bajo una mosquitera impregnada con piretrina.
  • Escoger alojamientos con persianas adecuadas y ventiladores (si no hay a.a.).
  • Impregnar la ropa con piretrina en las zonas de alto riesgo.
  • Llevar mangas y pantalones largos de colores claros.
  • Usar espirales insecticidas.
  • Rociar la habitación con repelente de insectos antes de salir a cenar.

Hay una gran variedad de medicamentos disponibles:

Combinación de cloroquina y paludrine Efectividad limitada. Los efectos secundarios incluyen náuseas (40% de los casos) y ulceraciones en la boca.

Doxycycline (tableta diaria) Antibiótico de amplio espectro que ayuda a prevenir diferentes enfermedades tropicales, incluida la leptospirosis, enfermedades transmitidas por las garrapatas y el tifus. Los efectos secundarios potenciales incluyen fotosensibilidad (tendencia a las quemaduras solares), aftas (en mujeres), indigestión, náuseas e interacción con las píldoras anticonceptivas. Otro más grave es la ulceración del esófago: hay que tomar la pastilla con la comida y mucha agua y no tumbarse jamás los primeros 30 min tras la ingestión. Hay que seguir tomándola durante cuatro semanas después de abandonar la zona de riesgo.

Lariam (mefloquina) Comprimido semanal. Entre los efectos secundarios graves, pero poco comunes, cabe citar depresión, ansiedad y psicosis. Si se sufre depresión, ansiedad u otros trastornos psicológicos (como epilepsia) no se debe tomar. Se considera seguro en el segundo y tercer trimestre de embarazo. Los comprimidos deben seguirse tomando durante cuatro semanas después de abandonar la zona de riesgo.

Malarone Combinación de atovaquone y proguanil. Los efectos secundarios son infrecuentes y leves; los más comunes, náuseas y dolor de cabeza. Son los comprimidos más indicados para submarinistas y para los que realicen viajes cortos a zonas de alto riesgo. Debe seguir tomándose una semana después de abandonar la zona.

Otras enfermedades

Gripe aviar También llamada gripe A (cepa H5N1). El contacto con aves muertas o enfermas es el principal foco de infección, aunque la transmisión de ave a humano no ocurre con facilidad. Los síntomas incluyen fiebre alta y malestar similar al de la gripe común, con un deterioro rápido que conduce a una insuficiencia respiratoria y, en muchos casos, a la muerte. Ante la mínima sospecha, hay que acudir al médico de inmediato. Visítese www.who.int/en/or www.avianinfluenza.com.au.

Cólera De vez en cuando hay brotes de cólera en la India. Esta infección gastrointestinal aguda se transmite a través del agua y la comida contaminadas, incluidos el pescado y el marisco crudos o poco hechos. Son raros los casos entre viajeros, pero si se viaja a una zona infectada, consúltese con el médico de cabecera sobre la posibilidad de vacunarse.

Dengue Esta enfermedad causada por un mosquito se está convirtiendo en un problema cada vez mayor, especialmente en las ciudades. Solo puede prevenirse evitando en todo momento las picaduras. Los síntomas incluyen fiebre alta, fuerte dolor de cabeza y malestar general, acompañados a veces de erupciones cutáneas y diarrea. El tratamiento consiste en reposo y paracetamol. No debe tomarse aspirina o ibuprofeno, pues ambos aumentan el riesgo de sufrir una hemorragia.

Hepatitis A Virus que se transmite a través de la comida y el agua infectadas que afecta al hígado, causando ictericia (ojos y piel amarillenta), náuseas y letargo. No hay un tratamiento específico, por lo que solo se precisa tiempo para que el hígado se recupere. Todos los viajeros que vayan a la India deberían vacunarse contra la hepatitis A.

Hepatitis B Esta enfermedad de transmisión sexual se contagia a través de los fluidos corporales y puede prevenirse con una vacuna. Las consecuencias a largo plazo pueden incluir cáncer de hígado y cirrosis.

Hepatitis E Transmitida a través de alimentos y agua contaminados, la hepatitis E tiene síntomas similares a los de la A, pero es mucho menos común. Es un problema serio en mujeres embarazadas, pues puede ser mortal, tanto para la madre como para el feto. No existe vacuna y la prevención es seguir las directrices de seguridad en la comida y bebida.

HIV Se contagia a través de fluidos corporales contaminados. Se impone evitar el sexo sin protección, las agujas no esterilizadas (las de las instalaciones médicas incl.) y prácticas como tatuarse. La incidencia del sida en la India es una de las más altas del mundo.

Gripe Presente durante todo el año en las zonas tropicales, los síntomas de la gripe incluyen fiebre, dolores musculares, moqueo, tos y dolor de garganta. Puede ser grave en personas mayores de 65 años o con afecciones cardíacas o diabetes (se recomienda vacunarse). Su cura exige descanso y paracetamol.

Encefalitis japonesa B Enfermedad viral transmitida por mosquitos, muy rara entre viajeros. La mayoría de los casos se da en zonas rurales, por lo que se recomienda la vacuna si se planea pasar más de un mes fuera de las ciudades. No tiene tratamiento y puede producir daños cerebrales permanentes y hasta la muerte.

Rabia Esta enfermedad mortal se transmite por la saliva de un animal infectado, casi siempre un perro o un mono. En caso de mordedura hay que buscar asistencia médica inmediata e iniciar el tratamiento, mucho más sencillo si el viajero está vacunado. Tras la mordedura del animal, se debe lavar suavemente la herida con agua y jabón, y aplicar un antiséptico con yodo. Si no se está vacunado, hay que tomar inmunoglobulina lo antes posible, algo muy difícil de encontrar en gran parte de la India.

Tuberculosis Aunque la tuberculosis es poco frecuente entre los viajeros, los que tengan un contacto significativo con la población local (p. ej., personal médico y voluntarios) deberían tomar precauciones. La vacunación solo suele efectuarse en niños menores de 5 años, pero se recomienda que la población de riesgo adulta se haga pruebas antes y después del viaje. Los síntomas principales son fiebre, tos, pérdida de peso, sudoración nocturna y fatiga.

Fiebre tifoidea Esta grave infección bacteriana se contagia a través del agua y la comida. Causa fiebre alta que aumenta lentamente y dolor de cabeza, y puede ir acompañada de tos seca y dolor de estómago. Se diagnostica a través de un análisis de sangre y se trata con antibióticos. Se recomienda la vacunación a todos los viajeros que vayan a pasar más de una semana en la India. La vacuna no es efectiva en el 100% de los casos.

Diarrea Entre un 30 y un 70% de los viajeros la sufren antes de las dos semanas de viaje. En general la causa una bacteria, por lo que suele responder rápido a los antibióticos. Causa deposiciones más de tres veces al día, junto a alguno de estos síntomas: fiebre, calambres, náuseas, vómitos o malestar general.

El tratamiento consiste en una buena hidratación: las soluciones rehidratantes son muy eficaces. Los antibióticos, como la ciprofloxacina o la azitromicina, deberían acabar con la bacteria rápidamente. En caso contrario, conviene acudir al médico.

La loperamida detiene el proceso pero no trata la causa del problema. No obstante, puede resultar útil (p. ej., si hay que emprender un largo viaje en autobús). No debe tomarse loperamida si se tiene fiebre o si las heces van acompañadas de sangre.

Disentería amebiana Es muy poco frecuente entre los viajeros. Los síntomas son similares a los de la diarrea bacteriana, es decir, fiebre, deposiciones con sangre y malestar general. Si se producen deposiciones con sangre, hay que buscar atención médica de confianza. El tratamiento se basa en tinidazol o metronidazol para matar al parásito intestinal y otro fármaco para eliminar los quistes. Si no se trata, puede dar lugar a complicaciones como abscesos hepáticos o intestinales.

Giardiasis La giardia es un parásito relativamente común entre los viajeros. Entre sus síntomas se cuentan náuseas, hinchazón, gases, fatiga y diarrea intermitente. El parásito acaba por desaparecer sin tratamiento, pero puede tardar meses, por lo que se recomienda visitar al médico. El tratamiento más indicado es el tinidazol (el metronidazol es la segunda opción).

Riesgos medioambientales

Contaminación

La polución es un problema cada vez mayor en casi todos los centros urbanos. Quienes sufran problemas respiratorios graves deberían consultar con su médico antes de viajar. Todos los viajeros deben informarse sobre los niveles de contaminación a través de la prensa o de fuentes oficiales (un índice de la calidad del aire superior a 100 en cualquiera de los ocho niveles de contaminación indica aire pobre). Si al viajero le afecta la calidad del aire, debería usar mascarilla.

Submarinismo y surf

Los submarinistas y surfistas deberían recabar asesoramiento especializado antes del viaje para asegurarse de que su botiquín contiene tratamiento para cortes con coral e infecciones tropicales de oído. Los submarinistas tienen que confirmar que su seguro cubre el aeroembolismo; se puede contratar una póliza específica a través de alguna organización como Divers Alert Network (www.danasiapacific.org). Ciertas patologías son incompatibles con el submarinismo (hay que consultarlo con el médico).

Comer conlleva el riesgo de sufrir diarrea. Los siguientes consejos sirven para evitar problemas:

  • Ingerir solo comida recién cocinada
  • Evitar el marisco y los bufés
  • Pelar la fruta
  • Cocinar la verdura
  • Poner en remojo la lechuga con agua yodada al menos durante 20 min
  • Comer en restaurantes con mucha clientela.

Calor

Muchas zonas de la India, sobre todo en el sur, son calurosas y húmedas todo el año. Los visitantes suelen tardar unas dos semanas en adaptarse. Es frecuente la hinchazón de pies y tobillos, así como los calambres musculares provocados por la intensa sudoración, síntomas que se pueden prevenir evitando la deshidratación y la actividad excesiva durante las horas más calurosas. No deben ingerirse tabletas de sal (empeoran el estado del intestino), pero es útil tomar soluciones rehidratantes o comida salada. Los calambres se pueden tratar con descanso, una dosis doble de solución rehidratante y estiramientos suaves.

La deshidratación es el factor que más contribuye al agotamiento por calor. La recuperación suele ser rápida y es normal sentirse débil durante los días posteriores. Los síntomas incluyen:

  • Debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Náuseas o vómitos
  • Sudores
  • Pulso acelerado o débil
  • Temperatura corporal ligeramente elevada

Tratamiento:

  • Ponerse a resguardo del calor
  • Abanicar al afectado
  • Aplicar paños frescos y húmedos sobre la piel
  • Tumbarse con las piernas en alto
  • Rehidratarse con agua que contenga una cuarta parte de una cucharilla de café de sal por litro

Insolación Los síntomas son:

  • Debilidad
  • Náuseas
  • Cuerpo seco y caliente
  • Temperatura de más de 41°C
  • Mareos
  • Confusión
  • Pérdida de coordinación
  • Colapso final

Tratamiento:

  • Salir de la zona de calor
  • Abanicar al paciente
  • Aplicar paños fríos y húmedos sobre la piel o hielo en el cuerpo, sobre todo en ingles y axilas

La fiebre miliar es una erupción cutánea común en los trópicos causada por el sudor. Se recomienda apartarse del calor durante unas horas y darse duchas de agua fría. Las cremas y pomadas que obturan los poros deben evitarse. Pueden ser útiles algunos preparados en polvo contra la miliaria que se venden en la India.

Mal de altura

Si se planea subir por encima de los 3000 m, el mal de altura es un problema a considerar. El mayor factor de riesgo es ascender demasiado rápido: hay que seguir un plan de aclimatación y nunca continuar si aparece algún síntoma. A menudo son las personas más jóvenes y en forma quienes sucumben.

Los síntomas suelen desarrollarse durante las primeras 24 h a gran altura, pero pueden retrasarse hasta tres semanas. Síntomas leves:

  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Mareos
  • Dificultad para dormir
  • Pérdida de apetito

El mal de altura puede agravarse y resultar mortal. Los síntomas agudos son:

  • Dificultades respiratorias
  • Tos seca con irritación (que puede producir un esputo rosado y espumoso)
  • jaqueca fuerte
  • Falta de coordinación y equilibrio
  • Confusión
  • Conducta irracional
  • Vómitos
  • Sopor
  • Pérdida de conciencia.

Los síntomas leves se tratan permaneciendo a la misma altura hasta la recuperación, que suele producirse en uno o dos días. Para combatir el dolor de cabeza se puede tomar paracetamol o aspirina. Si persisten o empeoran, hay que descender inmediatamente (500 m pueden ser suficientes). Nunca debe recurrirse a los tratamientos farmacológicos para proseguir la ascensión.

Algunos médicos recomiendan la administración de acetazolamida y dexametasona para prevenir el mal de altura, pero su uso es motivo de controversia, porque reducen los síntomas pero pueden ocultar las señales de aviso.

Para prevenirlo, se recomienda:

  • Ascender despacio, con frecuentes descansos: dos o tres noches cada 1000 m
  • Si es posible, dormir a una altitud inferior a la máxima alcanzada durante el día. Superados los 3000 m, no aumentar la altitud para dormir a más de 300 m más por día
  • Ingerir fluidos adicionales
  • Tomar comidas ligeras ricas en hidratos de carbono.
  • Evitar el alcohol y los sedantes.

Picaduras

Chinches No transmiten enfermedades, pero sus picaduras son muy molestas. Contra el picor se puede usar un antihistamínico.

Piojos Lo más común es que aparezcan en la cabeza y el pubis. Quizá se precisen numerosas aplicaciones de un champú específico, p. ej., con piretrina.

Garrapatas Se contraen en zonas rurales. A menudo se encuentran detrás de las orejas, en la barriga y las axilas. Si se ha sufrido una picadura y se tiene una erupción en la zona de la mordedura o en cualquier otro lugar, fiebre o dolores musculares, hay que ir al médico. La doxiciclina previene las enfermedades transmitidas por garrapatas.

Sanguijuelas Se encuentran en zonas tropicales húmedas. No transmiten ninguna enfermedad, pero sus mordeduras suelen picar mucho durante semanas y pueden infectarse con facilidad. Se recomienda aplicar un antiséptico con base de yodo.

Picaduras de abeja y avispa Los viajeros que padezcan alergia a estas picaduras deben llevar una inyección de adrenalina (p. ej., Adreject).

Problemas cutáneos

Infecciones por hongos Hay dos de ellas que suelen afectar a los viajeros: la primera se produce en partes del cuerpo húmedas, como ingles, axilas o entre los dedos de los pies. Empieza en forma de mancha roja que se va extendiendo lentamente y suele picar. El tratamiento consiste en mantener la piel seca, evitar rozaduras y usar una crema fungicida como Clotrimazol o Lamisil. La segunda, la tiña versicolor, causa manchas claras, sobre todo en la espalda, el pecho y los hombros. Hay que consultar con el médico.

Cortes y rasguños En los climas húmedos se infectan con facilidad. Se deben lavar las heridas con agua limpia y aplicar un antiséptico. Si se desarrollan signos de infección (aumento del dolor y enrojecimiento), hay que visitar al médico.

Quemaduras solares

Pueden darse incluso en días nublados.

  • Conviene usar una crema con un factor de protección solar alto (50+) y reaplicarla al salir del agua.
  • Hay que llevar gafas de sol y un sombrero de ala ancha.
  • Evítese tomar el sol durante las horas más calurosas del día (de 10.00 a 14.00).
  • Por encima de los 3000 m hay que ser muy precavido; es más fácil quemarse. Si uno se quema, debe alejarse del sol hasta haberse recuperado, aplicarse compresas frías y, si es necesario, tomar analgésicos para las molestias. También se puede aplicar una crema con un 1% de hidrocortisona dos veces al día.

Salud de la mujer

Control de natalidad Hay que llevar las provisiones adecuadas del método anticonceptivo habitual.

Productos sanitarios Las compresas, no así los tampones, se encuentran con gran facilidad.

Aftas El calor, la humedad y los antibióticos pueden producir hongos. El tratamiento consiste en la aplicación de cremas y óvulos fungicidas (clotrimazol). Una alternativa muy práctica es tomar un solo comprimido de fluconazol.

Infecciones del tracto urinario Pueden aparecer por deshidratación o viajes largos en autobús; se recomienda llevar los antibióticos apropiados.

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Mariposas monarca, Michoacán, México
¿Dónde viajar en febrero? Febrero será el mes más corto del año pero alberga algunas de sus mejores aventuras; no hay que olvidarse que febrero es también un buen mes para viajar.
Breck_P._Kent_Shutterstock
Desierto del Sáhara, Marruecos
Una selección de 9 destinos para celebrar el Fin de Año y conocer distintas costumbres y planes alternativos para esta noche festiva, antes y después de las doce.
Kanuman_Shutterstock
Turín, Piamonte, Italia
Best in Travel 2019: los mejores destinos para viajar en 2019 elegidos por Lonely Planet. ¡Descubre las 10 mejores regiones del 2019!
Marco_Saracco_Getty_Images_iStock_Photo