La cultura en Serbia

Arte en Serbia

Literatura en Serbia

En 1961 ganó el Premio Nobel el veterano diplomático yugoslavo y residente en Belgrado Ivo Andrić (1892-1975) por su novela histórica Un puente sobre el Drina. Miloš Crnjanski (1893-1977) fue un destacado poeta del modernismo serbio, autor de Lamento por Belgrado (1965), pero es igualmente famoso por novelas como Migraciones (1929). 

La gran obra de Borislav Pekić (1930-1992) incluye novelas, dramas, ciencia ficción, ensayos y memorias políticas, como La rabia (1983) y 1999 (1984). Danilo Kiš (1935-1989) fue un aclamado escritor de la antigua Yugoslavia, entre cuyas novelas traducidas al español se encuentran El reloj de arena (1972) y Una tumba para Boris Davidovich (1976).

El reconocido posmodernista Milorad Pavić (1929-2009) se sirvió de las formas narrativas no lineales para escribir Diccionario jázaro (1984), que se puede leer siguiendo un orden aleatorio, y La cara interna del viento (1998), hacia delante o del revés. En los últimos años, obras contemporáneas de novelistas serbios han sido traducidas al inglés como parte de la excelente colección “Serbian Prose in Translation”, e incluso alguna al español, como Lugares lejanos, de Branislav Djordjevic.

Cine en Serbia

La “ola negra” (crni talas) del período yugoslavo, que tuvo lugar entre las décadas de 1960 y principios de 1970, fue mundialmente aclamada por su creatividad, inconformismo y crítica sutil del régimen socialista. Algunas de las películas más destacadas de este movimiento son: Encontré cíngaros felices (Skupljači perja; 1967), de Aleksandar Petrović; Obras tempranas (Rani radovi; 1969), de Želimir Žilnik; y Lo misterioso del organismo (Misterije organizma; 1971), de Dušan Makavejev. El humor negro serbio se pone de manifiesto en clásicos yugoslavos como Línea no regular (Ko to tamo peva; 1980), The Marathon Family (Maratonci trče počasni krug; 1982), El engañoso verano del 68 (Varljivo leto ’68; 1984) y El espía de los Balcanes (Balkanski špijun; 1984). 

El dos veces ganador de la Palma de Oro Emir Kusturica, natural de Bosnia, es famoso por sus polémicas películas, como Underground (1995), que cuenta la historia surrealista de los aparentemente interminables conflictos de los Balcanes; o El tiempo de los gitanos (Dom za vešanje; 1989). Para hacerse una idea de la capital serbia en la década de 1990, se recomiendan ver Ubistvo s predumišljajem (1995), El polvorín (Bure baruta; 1998), Nebeska udica (2000) y Munje! (2001). Parada (2011) ofrece una brillante narración del furor de los primeros desfiles del Orgullo de Belgrado. 

Música en Serbia

La música nacional la conforman las fanfarrias de trubači, bandas de instrumentos de metal que tocan música balcánica muy animada; las mejores son las de origen cíngaro del sur de Serbia. Las trubači reciben especial atención en el Festival de Trompetas de Guča, que se celebra en agosto. También es fácil encontrar grupos de tamburaši (la tamburica es un instrumento similar a la mandolina) en restaurantes románticos, sobre todo en Voivodina. 

Entre los cantautores, destaca Ðorđe Balašević, hijo predilecto de Novi Sad. Y algunos de los mejores representantes de la música folclórica son el fallecido cantante zíngaro Šaban Bajramović y el violinista húngaro Lajkó Félix. El más famoso en los últimos años es Kralj Čačka, la versión serbia de Tom Waits, cuya música es una mezcla de jazz, blues, rock y chanson. 

Si se mezcla la música popular tradicional con el techno, surge el turbofolk. Las principales bandas de rock serbias de la década de 1980, como Idoli, Električni Orgazam, EKV y Partibrejkers, fueron muy populares en la época yugoslava y hoy día se las sigue escuchando bastante en los bares. Desde la década de 1990, grupos de música alternativa como Darkwood Dub y Kanda Kodža i Nebojša se han convertido en las grandes estrellas de la escena musical de Belgrado

 

Gastronomía básica de Serbia

  • Ajvar Paté de pimiento asado, berenjena y ajo.
  • Burek Empanada de hojaldre rellena de queso o verduras; se acompaña con yogur.
  • Ćevapi Salchichas sin piel que constituyen la comida rápida nacional.
  • Gomboce Albóndiga de patata rellena, normalmente de ciruelas.
  • Kajmak Típico producto lácteo parecido a la cuajada.
  • Karađorđeva šnicla Flamenquín similar al pollo Kiev, pero de ternera o cerdo, y con salsa tártara o kajmak.
  • Pljeskavica Hamburguesa picante, que se suele servir con cebolla.
  • Rakija Aguardiente a base de fruta; el más típico es el de šljivovica (ciruelas).
  • Ražnjići Pinchito de carne de cerdo o de ternera.
  • Riblja čorba Sopa de pescado; la más común es de carpa, condimentada con pimentón.
  • Svadbarski kupus Guiso de chucrut y trozos de cerdo ahumado, cocinado a fuego lento en grandes cazuelas de barro.
  • Urnebes Paté de queso y pimiento picante.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Novi Sad, campanario de la iglesia de Santa María, Serbia
Una escapada de fin de semana a Novi Sad, la segunda ciudad más grande de Serbia, que sorprende por su diversidad cultural.
vestica_Getty_Images
Nusa Tenggara Oriental, Indonesia
Lonely Planet elige los mejores destinos para viajar en 2020. ¡Descubre los 10 destinos con mejor relación calidad-precio seleccionados en el Best in Travel 2020 por Lonely Planet!
Afriandi_Getty_Images
Año del Cerdo en China
¿Cuál es tu destino según el signo del horóscopo chino? Hoy se celebra el Año Nuevo Chino y el 2019 es el año del adorable cerdo. Si ese no es tu animal ¿dónde deberías viajar?
Leeyakorn06_Shutterstock