Segundo día

Ir preparados para admirar el arte de la Piazza del Duomo: visitar la catedral, subir a su campanile, entrar en el baptisterio y terminar por todo lo alto en la cúpula de Brunelleschi, pintada con frescos. Rematar la mañana en el Grande Museo del Duomo.

Almorzar en Irene o la Trattoria Le Mossacce. Ver escaparates en Via de’ Tornabuoni, parando para un panino (sándwich) de trufas en Procacci o una bebida en el elegante Caffè Giacosa. Enfilar al oeste por Via della Spada o Via della Vigna Nova, llenas de boutiques, hasta la Basilica di Santa Maria Novella. Si hay tiempo, el Museo Novecento, dedicado al arte moderno, es soberbio. Cruzar el Ponte alla Carraia y saborear un aperitivo para gourmets en Il Santino o los cócteles con sake de inspiración japonesa en Kawaii.

Cenar a la luz de las velas en Il Santo Bevitore. Para los dolci (postres), comprar un helado en la Gelateria La Carraia y paladearlo paseando a orillas del río. Después, bailar jazz italiano y tomar cócteles bajo las estrellas en Santarosa Bistrot.

 

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Turismo sostenible: Georgette Jupe es la autora del blog Girl in Florence, Italia
Girl in Florence ofrece a los viajeros una conexión más íntima con la ciudad a través de la mirada de artistas y artesanos locales, tiendas independientes y expatriados.
Georgette-Jupe
Riomaggiore, Italia
Duncan Garwood ha pasado 15 años viajando por Italia para Lonely Planet. Él explica por qué no renunciará a viajar por este maravilloso país.
Bonade_Alfredo_500px
Furgoneta en Roma, una de las paradas del ‘Grand Tour’ de Italia
Un viaje en furgoneta por Italia recorriendo "la bota" de norte a sur, haciendo parada en los lugares de interés que llevan siglos moldeando la sociedad europea.
Bumble_Dee_Shutterstock