Los 10 mejores destinos con bigote

Texto por
Karla Zimmerman, autora de Lonely Planet
Austin, Texas, Estados Unidos
Chris McInnis - Flickr

Un recorrido por el mundo "de los bigotes"

Quizá el pelo facial goce de un renacimiento, pero si se pregunta a un verdadero experto en mostachos, un bigote bien arreglado nunca pasa de moda. Atrapamigas, morsas, guardasabores... se le llame como se le llame, llevarlo es una declaración de principios. Ya sea por el atrevido penacho de sus hombres o por fiestas peludas, los 10 mejores destinos con bigote han logrado una reputación... bigotuda.

1. Rajastán, India

Feria del Camello, Púshkar © Marina & Enrique - www.flickr.com/photos/romeral/329497211 © www.flickr.comphotosromeral329497211

Resulta difícil ver a un hombre sin bigote en el estado más grande de la India, ya que lucir un mostacho contundente es un milenario símbolo de virilidad. Lo cual quizá explica por qué los hombres se dejan larguísimos mostachos. No sorprende que el hombre que ostenta el récord mundial por el bigote más largo viva en Rajastán. Si uno se lo encuentra –y es posible en Jaipur– se le reconocerá por su bozo de 4 m de largo. Otro buen lugar para el pelo facial sin límites es la anual Feria del Camello de Púshkar. Tras finalizar sus transacciones comerciales, unos 200 000 granjeros rajastaníes, rivalizan por la superioridad pilosa en un concurso de bigotes. 

Guía India

 

2. Portland, EE UU

Los calentadores de labios se ven todo el año en Portland, Maine, pero alcanzan su apogeo en marzo durante la semana de la Fiesta del Pelo Facial. El único Festival de Cine con Bigote del mundo es una pieza clave; proyecta películas sobre Salvador Dalí, Jesús, hippies y hombres de las montañas, por ejemplo. Existe un concurso de grupos bigotudos, el Stash of the Titans, y un mercado del vello facial que vende productos de cuidado. La fiesta culmina con el desfile de bigotes, donde las narices más atrevidas recorren la pasarela y compiten en categorías como el Magnum PI (bigote natural) para conseguir el peludo trofeo.


Las mejores rutas y jardines de Portland

 

3. Londres, Inglaterra

Handlebar Club, Londres © Eduardo Gaviña - www.flickr.com/photos/eduardoeduardo/13104817013 © www.handlebarclub.co.uk

Si se cuenta con un apéndice hirsuto en el labio superior con extremidades que se pueden asir, ya se está cualificado para ser miembro del londinense Handlebar Club. El grupo se creó en 1947 para calificar la maestría de la anchura, espesura y curvatura de los extremos del bigote (se debe pensar en el empresario J. P. Morgan o su álter ego Mr. Monopoly). El club se reúne cada mes en un pub de Marylebone para considerar temas como técnicas de encerado, tazas bigotudas, una fabulosa cuchara sopera (especialmente diseñada para evitar problemas con la sopa) y cintillos (bandas para mantener el bigote en su sitio al dormir). Incluso publican un atrevido calendario donde presumen de sus poblados mostachos.

 

4. Budapest, Hungría

Los atrapamigas húngaros son tan icónicos que cuentan con categoría propia en el Campeonato Mundial de Barbas y Bigotes. Son grandes y poblados, empiezan en el centro del labio y se elevan en los lados. Incluso la moneda nacional celebra el estilo, en concreto el billete de 20 000 forints, que muestra al político Ferenc Deák en su hirsuta majestad. Budapest es el epicentro y hogar de la Hermandad Húngara del Bigote. Como dice su eslogan, el bigote húngaro no es solo pelo. A propósito, se dice que la páprika, la especia favorita del país, estimula el crecimiento del mostacho.

 

5. Trondheim, Noruega

Noruega © Christian Lambert Photography - CL Photographs - www.flickr.com/photos/christiantlambert/12261258985 © www.flickr.comphotoschristiantlambert12261258985

Esta bebedora ciudad de marineros cuenta con una épica historia de bigotes. Era la capital de Noruega en la época vikinga, hogar de los creadores de los mostachos. Los reyes vikingos gobernaban desde Trondheim hace 1000 años. Si se pasea entre los antiguos edificios y las fortalezas amuralladas, casi se puede sentir crecer el vello facial. Aunque se debe decir que los arqueólogos creen que el estereotipo de los barbudos vikingos es un mito, ya que han encontrado muchos utensilios de aseo en los enterramientos. Trondheim también es la sede del Club Noruego del Bigote y es la única ciudad que ha albergado dos veces el campeonato mundial. 

Guía Noruega

 

6. Ciudad de México, México

No se puede ignorar el bigote femenino y nadie lo representa mejor que Frida Kahlo. La renegada artista pintó su uniceja y su mostacho en muchos autorretratos, sin importar lo que pensara nadie. La Casa Azul, donde vivió casi toda su vida se halla en el bohemio y adoquinado Coyoacán, Ciudad de México. Es ahora un museo y lugar de peregrinaje de la heroína de los bigotes femeninos. Paseando por ella se verán vestidos, libros y pinturas de Kahlo, así como la cama donde solía yacer debido a su enfermedad. Bajo el dosel se encuentra un espejo mirando hacia abajo que usaba para reproducir su peluda imagen. 

 

7. Estambul, Turquía

Estambul © Moyan Brenn - www.flickr.com/photos/aigle_dore/8274724370 © www.flickr.comphotosaigle_dore8274724370

El bigote turco es la envidia del mundo. Es tan importante que desempeña un papel en la política nacional; un accesorio nasal grande estilo morsa puede indicar simpatía hacia la izquierda y uno pulcro con forma de almendra es un signo de conservadurismo. Un tercio de los turcos lucen un plumero para galletas. Pero ¿qué pasa si no crece el bigote? Existen implantes para esos casos. Estambul se ha convertido en el mejor lugar del mundo para el tratamiento. La ciudad también alberga muchos jardines de té, donde mostachos de todo tipo se reúnen en torno a vasos bulbiformes y juegan al backgammon. 


Estambul: un destino lleno de delicias gastronómicas

 

8. Selva Negra, Alemania

La Selva Negra es más que relojes de cuco, profundos bosques oscuros y tartas de chocolate y cerezas; es también la cuna del competitivo crecimiento de bigote. El Campeonato Mundial nació en la aldea de Höfen. La cercana ciudad de Pforzheim albergó la segunda edición y ha sido mucho tiempo la sede del concurso nacional de Alemania. Los clubes de bigotes proliferan y fomentan el estilo "todo vale" entre sus miembros, el Fu Manchú, el lápiz efecto villano o asombrosos arreglos libres. Quizá por eso los ganadores del campeonato mundial a menudo provienen de esas tierras. 

Guía Alemania

 

9. Austin, Texas, EE UU

5th Annual Beard and Mustache Competition, Austin © Nash Cook - www.flickr.com/photos/nashcook/5461652637 © www.flickr.comphotosnashcook5461652637

Austin alberga a numerosos bigotudos que se pueden ver por la ciudad bebiendo cerveza y comiendo en barbacoas con sus fabulosas cucharas soperas. La mayoría son miembros del Austin Facial Hair Club, un grupo de feroces competidores que envía más mostachos a los festivales mundiales que ninguna otra ciudad. Y en el 2016 se verán más que nunca preparándose para retorcer, rizar y encerar sus peludas galas en formas espectaculares para el campeonato internacional bianual de la Asociación Mundial de Barbas y Bigotes que se celebrará en la ciudad.

 

10. Liverpool, Inglaterra 

Liverpool ofrece una mezcla bigotuda. En primer lugar, los Beatles. Como es sabido, empezaron en Liverpool y el museo Beatles Story cuenta la historia. Al observar sus mostachos a lo largo de los años, da que pensar si es una mera coincidencia que su apogeo musical fuera ligado a su apogeo bigotudo (nos referimos a Sgt. Pepper). El cercano Museo Marítimo Merseyside trata la historia portuaria y naval de Liverpool, con una sección extra sobre bigotes. La muestra en línea "Mostachos del pasado" exhibe a trabajadores de la compañía que lucían mostacho, una casta robusta que sabía cómo "afeitarse en el mar con temporal".

 

Destinos para todos:

10 destinos para viajeros ‘runners’

Los 10 mejores destinos para viajar solo

Los 10 lugares más felices del mundo

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.