Las 16 mejores experiencias en Londres

Texto por
Varios autores de Lonely Planet
Londres, Inglaterra
Pedro Szekely - Flickr

Londres es una de las capitales más vibrantes, energéticas y vitales del mundo

Resumir todo lo que ofrece es una tarea casi imposible, pero esta selección reúne 16 experiencias en Londres que sin duda alguna interesarán a todo el mundo.

Guía Lo mejor de Londres

 

1. Museo Británico

Museo Británico © Paul Hudson - www.flickr.com/photos/pahudson/9078003125

Con seis millones de visitantes cada año, este museo en Bloomsbury es la atracción más visitada de Inglaterra. El viajero podría pasar una vida en esta vasta colección de objetos y antigüedades milenarios y descubrir nuevas cosas cada día. La entrada es gratis. También se pue­de optar por un concurrido circuito por sus tesoros más destacados (circuitos eyeOpener).

 

2. Galería Nacional

Esta soberbia colección de arte, prin­cipalmente premoderno, situada en el centro de Londres, es una de las más extensas del mundo y cuenta con algunas de las composiciones artísticas más des­tacadas de la historia. Con obras de Leo­nardo da Vinci, Miguel Ángel, Gainsbo­rough, Constable, Turner, Monet, Renoir y Van Gogh, la Galería Nacional es de visita obligada. Los excepcionales restaurantes y cafés de la galería completan la experiencia y ponen la guinda al ya apetitoso pastel.

 

3. ‘Pubs’ de Londres

The Shipwrights Arms © Davide D'Amico - www.flickr.com/photos/davidedamico/16047489366

Londres sin sus pubs sería como París sin cafés o Beijing sin sus en­cantadores hutong. La cultura del pub es parte del ADN de Londres y los pubs son el lugar ideal para ver al londinense en su ambiente. La amplia­ción del horario ha conso­lidado a muchos pubs como pilar del ocio noctur­no de la capital. También son los preferidos para los largos almuerzos familia­res los fines de semana. Antaño lugares a evitar por los amantes de la co­mida, hoy fantásticos gas­tropubs salpican el firma­mento culinario de Lon­dres y rivalizan con los buenos restaurantes.

 

4. Tate Modern

Esta colección de arte contemporáneo, una de las favoritas de los lon­dinenses (y puede que de todo el mundo), goza de una excelente ubicación junto al Támesis. La Tate Modern ocupa la antigua central eléctrica de Bankside y constituye una firme declaración de modernidad, renovación arquitectónica y accesibili­dad. La colección perma­nente es gratis y la tan esperada ampliación de la galería, la dota de más espacios para ex­poner sus tesoros. Los nuevos espacios fomentan el marco conceptual con instalaciones y actua­ciones artísticas.

 

Londres

 

5. Torre de Londres

Pocas partes del Reino Unido tienen tanta riqueza histórica ni están tan impregnadas de leyen­da y superstición como las piedras titánicas de esta fabulosa fortaleza. La To­rre no es solo una odisea arquitectónica, sino que alberga un diamante de tamaño descomunal, visi­tas gratuitas guiadas entre beefeaters impecablemente vestidos, una asombrosa colección de armaduras y armas y un aire de historia palpable en cada esquina. Con tanto que ver, convie­ne llegar temprano y dedi­carle al menos medio día.


Siguiendo los pasos de la realeza por Londres

 

6. Longres gastronómico

Mercado de comida © Alexis Jaworski - www.flickr.com/photos/alexisjaworski/13776438484

Que nadie diga que en Inglaterra la comida no es buena: Londres lleva ya mucho tiempo brillando por su excelencia culinaria, con un caleidoscopio de coci­nas sin parangón en Europa. La ciudad destaca por la comida india y de otros lugares de Asia (como China, Japón y Tailandia), pero no hay que dejar pasar la ocasión de probar la cocina británica tradicional o moderna, bien sea en un buen gastropub o en los restaurantes más elegantes. Para los amantes del dulce, es imprescindible el té de la tarde o un dulce de las muchas pastelerías de la ciudad.

 

7. Camden Town

Una incursión en el moderno norte de Londres, lejos del centro, es crucial en un viaje a la capital. El mercado de Cam­den – en realidad cuatro mercados mez­clados– puede ser una experiencia frené­tica y muy turística, pero picar algo en sus puestos de comida internacional es una forma estupenda de calibrar el géne­ro. La fantástica oferta culinaria de Cam­den, su vida nocturna y su cultura de pub es bien conocida por los noctámbulos de toda la ciudad.


Comprar, comer y bailar en 4 mercadillos de Londres

 

8. Victoria & Albert Museum

Uno podría pasar un día entero en este museo y seguiría asombrándose con su variedad y profundidad. Sito en el elegante barrio de South Kensington, la colec­ción más importante del mundo de artes decorativas tiene algo para cada gusto, desde tejidos islámicos a antigua cerámica china, foto­grafía, moda, obras de Rafael y clásicos diseños modernos, desde iMacs a zapatillas Nike. Repárese también en la fabulosa arquitectura del museo.

 

9. Palacio de Hampton Court

Hampton Court © Paul Hudson - www.flickr.com/photos/pahudson/14273014915

Aunque ya no sea la residencia real no ha perdido un ápice de su esplendor, ni dentro ni fuera. Este magnífico pala­cio Tudor, tan deseado por Enrique VIII que en 1515 convenció al cardenal Tho­mas Wolsey para que se lo cediese, fue ampliado en el s. XVII por Christopher Wren. Los visitantes pue­den disfrutar de los dife­rentes estilos arquitectóni­cos en las variadas estan­cias. No hay que perderse las cocinas Tudor, que llegaron a preparar comi­da hasta para 1200 corte­sanos de Enrique. También hay que dejar tiempo para recorrer los suntuosos jardines y acaso perderse en el laberinto... 

 

10. Un espectáculo en el West End

El West End es sinó­nimo de musicales y un viaje a Londres no está completo sin una velada de Mamma mia!, Los misera­bles o El fantasma de la ópera. Para quienes prefie­ran otra cosa, hay alterna­tivas: teatro, danza, ópera, conciertos –pequeños o a lo grande– o jazz en vivo. Londres es sin duda la capital de las artes. El truco consiste en reservar con mucha antelación si se tiene en mente algo con­creto o buscar ofertas de última hora.

 

11. Hyde Park y Kensington Gardens

Kensington Gardens © Herry Lawford - www.flickr.com/photos/herry/4510760267

En cuanto a zonas verdes urbanas, Londres es imbatible. Sus parques son el lugar donde ver a los londinenses rela­jados y en su medio. Solo Hyde Park ocupa 142 Ha. Kensington Gardens ofre­cen mucho más espacio para pasear, además de una ubicación céntrica, un palacio real, extravagan­cias victorianas, paseos en barca, conciertos al aire libre, una galería de arte, árboles espléndidos y un bonito monumento dedica­do a la princesa Diana.

 

12. London Eye

Quizá ya se haya visto Londres desde las alturas al descender hacia Heathrow, pero seguro que el piloto no se detuvo mucho sobre las magníficas vistas de 360 grados que ofrece esta enorme noria junto al río. Las colas van despacio, pero eso hace que se disfrute aún más cuando uno se eleva y Londres se despliega bajo los pies. Mejor evitar los días grises, aunque puede resultar complicado. Si solo se va a estar unos días en la capital, conviene que esta sea la pri­mera parada, para poder decir al menos que se ha disfrutado de las vistas.

 

13. Carnaval de Notting Hill

Carnaval en Notting Hill © Mike T - www.flickr.com/photos/fallstreak_holes/9603520982

En agosto, el moderno barrio de Notting Hill se convierte en una larga y ruidosa fiesta. El mayor festival callejero de Europa consiste en tres días de colorida celebración de la música, cultura y cocina afrocaribeñas. Cada año, más de un millón de visitantes participan en las celebraciones, abarro­tan las calles y se desmelenan. Es im­prescindible si se quiere saborear la multiculturalidad de Londres y su mez­cla de músicas, comidas, ropa, idiomas y patrimonio.

 

14. Abadía de Westminster

Los amantes de la arquitectura eclesiástica medieval alcanzarán el éxtasis en esta sublime abadía, lugar sagrado de coronación de los reyes ingle­ses. Casi todos los rincones de Londres tienen su propia historia, pero pocos son tan hermosos y están tan bien conserva­dos como la capilla de Enrique VII. Al­berga también la puerta más antigua del Reino Unido, el rincón de los poetas, el trono de la coronación, claustros del s. XIV, un jardín de 900 años, sarcófagos reales y mucho más. Eso sí, hay que po­nerse en la cola a primera hora de la mañana.

 

15. Vida nocturna en el East End

Passing Clouds, East End © Lucy Anne - www.flickr.com/photos/urban-light/4750187056

Aunque se puede salir de fiesta por casi todo Londres, el East End lleva unos años en la cresta de la ola. Hay clubes grunge, bares en las azoteas alfombrados con hierba artificial, pubs de estilo victo­riano retro-chic, pubs de 500 años de anti­güedad, una animada escena para gays y lesbianas y bares de todos los estilos. Además, la oferta culinaria es tan diversa como su población, con restaurantes de curri, de moderna cocina británica y cafés de la mejor calidad.

 

16. Museo de Historia Natural

Con su estruendoso Tyrannosaurus Rex animado, fascinantes exposiciones sobre la Tierra, su increíble Centro de Darwin y una arquitectura directamente sacada de un cuento de hadas gótico, este museo hace gala de una gran imaginación por parte de sus conservadores. Está enfocado al público infantil, pero el viajero verá a adultos igualmente fascinados. La magia invernal viene de la mano de una cente­lleante pista de patinaje sobre hielo junto al jardín oriental.

 

Descubre los imprescindibles de otras ciudades europeas:

Los imprescindibles de Roma, la Ciudad Eterna

Gante en 5 imprescindibles

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.