Algunos secretos de Florencia

Texto por
Lola Escudero
Piazza della Signoria, Florencia, Italia
José Luis Lamadrid Baldeón

10 rincones para sentirse como un florentino

Miles de turistas recorren cada día las calles de Florencia junto a 360 000 florentinos que llevan un estilo de vida empapado en cultura, historia y arte. En la guía Florencia y la Toscana De cerca se encuentran pistas de algunos lugares “casi secretos” donde el viajero podrá sentirse por un momento como un florentino (o casi). 

1. El mercado

Mercato Centrale, Florencia, Italia © Giancarlo Liguori / Shutterstock Mercato Centrale, Florencia, Italia © Giancarlo Liguori / Shutterstock

Ningún lugar concreto da la oportunidad de conocer la vida local tan bien como el Mercato di San Lorenzo, comúnmente conocido como el Mercado Central de Florencia. Animado, frenético y normalmente atestado, el hangar de hierro y cristal del s. XIX del Mercato Centrale (Piazza del Mercato Centrale) es el sitio ideal para comprar de todo, desde tripa y pulmone hasta las premiadas aceitunas toscanas, parmesano, frutas de temporada, verduras y hierbas silvestres. Un sitio perfecto también para llevarse a casa un souvenir original para los buenos gastrónomos. 

 

2. ‘Passeggiata’

No hay nada más sagrado para los italianos que la passeggiata (paseos al atardecer). En Florencia se aconseja seguir el encantador camino desde el duomo hasta la plaza más elegante de la ciudad, Piazza della Signoria. O ir a la zona comercial de lujo de Via de’ Tornabuoni, terreno más que propicio para vestir un buen atuendo, pasear y charlar; los lugareños llaman a esta calle el Salotto di Firenze (salón de Florencia). 

 

3. ¡A la cárcel!

Piazza delle Murate, Florencia, Italia © TuscanyTrends / Flickr Piazza delle Murate, Florencia, Italia © TuscanyTrends / Flickr

La vieja cárcel de ladrillo rojo de Florencia (1883-1985) es hoy uno de los espacios culturales más emocionantes de la ciudad. Las puertas macizas que conducen a las celdas de la antigua prisión, muchas de las cuales se han convertido en librería, vinatería o galería de arte, son inconfundibles. El plato fuerte de la cárcel es Le Murate Caffè Letterario (Piazza delle Murate), un bar-cafetería donde se reúnen los literatos florentinos para almorzar o tomar café o copas. El café acoge todo tipo de eventos desde lecturas y entrevistas a escritores hasta rodajes cinemato­gráficos, debates, música en vivo y exposiciones de arte. El interior está dotado de asientos clásicos y mesas construidas con marcos de ventanas reciclados. En verano, la actividad se traslada al maravilloso patio de ladrillo. 

 

4. Puestos de ‘trippa’

Cuando los florentinos quieren comida rápida se agolpan junto a un trippaio (puesto de tripas) para comerse un panino de trippa: un pan relleno de tripas de ternera troceadas, hervidas, laminadas y especiadas. Destacan el carrito de la esquina suroeste del Mercato Nuovo y el garito Da Vinattieri (Via Santa Margherita 4), en un callejón junto a la Chiesa di Santa Margherita. Un panino de trippa remojado en salsa verde cuesta 4,50 € y el cuenco de lampredotto (abomaso picado y cocido a fuego lento) unos 7 €. 

 

5. Piazza della Passera

 Osteria Tripperia Il magazzino, Piazza della Passera, Florencia, Italia © Osteria Tripperia Il magazzino  Osteria Tripperia Il magazzino, Piazza della Passera, Florencia, Italia © Osteria Tripperia Il magazzino

Esta pequeña plaza sin tráfico es una joya para los gourmets. Hay que elegir entre la trippa barata y saludable en varios formatos en Il Magazzino (Piazza della Passera 2/3) o clásicos toscanos un poco más caros en la Trattoria 4 Leoni (Piazza della Passera 2/3) famoso por su bistecca alla fiorentina (filete con hueso asado al carbón) que sirve desde 1550; es esencial reservar. 

 

6. La perfumería-farmacia más antigua de Florencia

Los florentinos, y los italianos en general, son grandes fans de las erboristi (herboristerías) y la Officina Profumo-Farmaceutica di Santa Maria Novella (Via della Scala 16), fundada en 1612, es la más amada en la ciudad. Abrió cuando los monjes dominicos de Santa Maria Novella empezaron a hacer curas y ungüentos de olores a base de hierbas medicinales cultivadas en el monasterio. Desde entonces, los monjes venden una gran variedad de fragancias, tés y productos para la piel. 

 

7. Discotecas de verano

Fló, Florencia, Italia © www.flofirenze.com Fló, Florencia, Italia © www.flofirenze.com

Indudablemente el lugar más de moda de la ciudad, donde acudir en las bochornosas noches de verano, es Flò (Piazzale Michelangelo 84), un fabuloso bar musical que reaparece estacionalmente cada mayo o junio. Cuenta con distintos ambientes temáticos, una pista de baile y zona VIP (restringida por desgracia a la gente guapa de Florencia). 

 

8. Moda de Florencia

Florencia es moda. Y no hay una calle más refinada en esta ciudad sinónimo de belleza, creatividad y habilidad artesana que Via de’ Tornabuoni, con una serie deslumbrante de diseñadores, desde Prada hasta Cartier, además de nombres autóctonos como Roberto Cavalli, Salvatore Ferragamo (con un reluciente museo de zapatos) o el icono de la moda florentina, Gucci, que surgió en 1921 como una pequeña guarnicionería al doblar la esquina, en Via della Vigna Nuova, y que ahora tiene un espacio dedicado a sus diseños: el Gucci Museo.

 

9. El jardín secreto

Jardín Botánico, Florencia, Italia © Putneypics / Flickr Jardín Botánico, Florencia, Italia © Putneypics / Flickr

Fundado en 1545 por los Médici, el Giardino dei Semplici (Orto Botanico di Firenze, Jardín Botánico de Florencia; Via Pier Antonio Micheli 3) – hoy gestionado por la Università degli Studi di Firenze – es un refugio que se agradece en una zona de la ciudad con muy pocos parques. Plantas medicinales, especias de la Toscana y flores silvestres de los Apeninos pueblan este jardín de 2,3 hectáreas.

 

10. Gustapanino

Buscar la larga cola de personas frente al pequeño Gustapanino (Piazza Santo Spirito), calificado por muchos florentinos como la mejor enopaninoteca (moderna parada para tomar vino y un sándwich) de su ciudad. No hay asientos, así que los clientes se encaraman a las escaleras de la iglesia cercana para consumir su almuerzo.

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.