Información y Consejos de Salud para ir a Italia

Vacunas necesarias

No se requieren vacunas para viajar a Italia, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que todos los viajeros estén vacunados de difteria, tétanos, sarampión, paperas, rubeola, polio y hepatitis B.

Seguro médico

La sanidad pública italiana está obligada por ley a proporcionar atención de urgencias a todo el mundo. Los ciudadanos de la UE tienen derecho a recibir asistencia médica gratuita o a coste reducido con la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), que emiten las autoridades sanitarias de cada país. Los ciudadanos extracomunitarios deberán hacerse un seguro médico.

En este último caso, hay que contratar una póliza que cubra el peor de los supuestos, como un accidente que requiera un vuelo de emergencia para volver a casa. Conviene verificar si la aseguradora pagará directamente a los proveedores o devolverá luego lo que el viajero haya gastado en el extranjero.

También vale la pena averiguar si existe algún acuerdo recíproco entre el país de origen e Italia, que permita a los viajeros recibir tratamiento médico esencial y subvenciones para algunos medicamentos durante su estancia en Italia.

Asistencia médica

Es fácil encontrar asistencia médica en cualquier lugar de Italia, aunque la calidad varía. Los hospitales públicos tienden a ser menos impresionantes cuanto más al sur se viaje. Los farmacéuticos dan consejos valiosos y venden medicamentos sin receta para dolencias leves. En las ciudades grandes, es probable encontrar médicos que hablen inglés o un servicio de traducción.

Las farmacias suelen tener el mismo horario que las demás tiendas y cierran por la noche y los domingos. Sin embargo, existen farmacias de guardia (farmacie di turno) para las emergencias. Suelen anunciarse en los periódicos, y las farmacias cerradas exponen un listado de las abiertas más cercanas.

Si se necesita una ambulancia en cualquier parte de Italia, hay que llamar al 118. Si se precisa atención médica de urgencias, hay que ir a la sección de pronto socorso de un hospital público, donde también hay dentistas de urgencias.

Seguro de viaje

Es muy buena idea hacerse un seguro de viaje que cubra robo, pérdidas y problemas médicos y, opcionalmente, cancelaciones o retrasos en el viaje. Si se paga el billete con tarjeta de crédito, a menudo se obtiene un seguro limitado de accidentes de viaje, y tal vez se pueda reclamar la devolución del dinero si la agencia no cumple (consúltese con la compañía emisora de la tarjeta).

 

Informarse es importante

Antes y durante el viaje recomendamos que cualquier información relacionada con seguridad, salud, trámites administrativos como la expedición de visados, etc. sea verificada con el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del viajero.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Copenhague en invierno, Dinamarca
Hay muchas opciones si se viaja a Europa en invierno: desde lugares que cobran vida en Navidad y Año Nuevo hasta grandes ciudades que viven su mejor momento en el frío.
michaelbarrowphoto_Shutterstock
Furgoneta en Roma, una de las paradas del ‘Grand Tour’ de Italia
Un viaje en furgoneta por Italia recorriendo "la bota" de norte a sur, haciendo parada en los lugares de interés que llevan siglos moldeando la sociedad europea.
Bumble_Dee_Shutterstock
Halloween en Whitby, Inglaterra
Atrévete a visitar en Halloween estos escalofriantes destinos de Europa para vivir la fiesta de una manera genuina y olvidarse de las celebraciones multitudinarias.
Ian_Atkinson_Shutterstock