Pistas para conocer la auténtica Venecia

Texto por
Marta Gómez Mata
Burano, Venecia, Italia
Philip_Lee_Harvey_Lonely_Planet

Descubrir la Venecia de los venecianos

Sobre Venecia se ha escrito, y se escribirá, todo lo que uno pueda imaginar. Pero para conocer de verdad esta fascinante ciudad además de leer lo escrito hay que saber descifrar los mensajes ocultos que descubren las experiencias auténticas, las que solo conocen los venecianos.

Campo della Magdalena, Venecia, Italia © Alexandre Rotenberg / Shutterstock Campo della Magdalena, Venecia, Italia © Alexandre Rotenberg / Shutterstock

Para una inmersión completa en la vida veneciana, hay que patear los calli (callejones) y acercarse a los talleres de artesanos, salas de recitales y bacari (bares) a deshora y entre bambalinas, todo ello antes de visitar las islas periféricas, pertenecientes a Venecia desde hace más de mil años.

Estas son unas cuantas pistas para conocer la Venecia de verdad, la que resiste a la devastación del turismo y al control de visitantes, la Venecia auténtica.

 

Café Florian, Plaza San Marcos, Venecia, Italia © 4kclips / Shutterstock Café Florian, Plaza San Marcos, Venecia, Italia © 4kclips / Shutterstock

Pistas musicales

  1. La plaza de San Marcos es un concierto al aire libre que marca la banda sonora de Venecia. Entre sopranos que entonan bajo frescos de Tintoretto, sonatas de Vivaldi resonando en iglesias barrocas de perfecta acústica y violinistas callejeros, en esta plaza se puede escuchar tarantelas en el Caffè Lavena o tango en Florian.
  2. La Scuola Grande dei Carmini ofrece el programa Musica in Maschera, una serie de conciertos con la participación de músicos, cantantes de ópera y bailarines de ballet, ataviados como en el s. XVVII.

 

Cannaregio, Venecia, Italia © vvoe / Shutterstock Cannaregio, Venecia, Italia © vvoe / Shutterstock

Pistas gastronómicas

  1. No hay porque recurrir a una pizza de dudosa calidad cuando es posible dirigirse a los bares de Cannaregio a eso de las 6 y media de la tarde y disponerse a probar cicheti (tapas) tan sugerentes como scampi (gambas) o polpette (albóndigas).
  2. En Venice Music Gourmet se puede disfrutar de una cena mientras se escucha a Vivaldi y Bach en una mansión histórica. Uno se sentirá exactamente como un veneciano de antaño: brindando con un excelente Franciacorta y probando las sarde in saor  (sardinas asadas con salsa agridulce).

 

'Spritz', Venecia, Italia © Enrico Strocchi / Flickr 'Spritz', Venecia, Italia © Enrico Strocchi / Flickr

Pistas para tomar algo

  1. Campo Santa Margherita es el lugar perfecto para comenzar con un spritz (cóctel a base de prosecco y Aperol), seguir con un buen vino y, finalmente, entablar nuevas amistades junto a la barra.
  2. Las casetas a rayas y los estilosos chalés que caracterizan la arenosa playa de Venecia, en el Lido, se convierten, de mayo a septiembre en el sitio perfecto para cenar y tomar algo después.

 

Artesano del soplado de cristal, Murano, Venecia, Italia © Ioan Florin Cnejevici / Shutterstock Artesano del soplado de cristal, Murano, Venecia, Italia © Ioan Florin Cnejevici / Shutterstock

Pistas para comprar

  1. El estilo veneciano se encuentra en los estudios de artesanía y las boutiques de diseño de San Polo. Desde joyas de papel únicas hasta pantuflas de terciopelo hechas a medida, las propuestas originales, como las máscaras originales de Ca’Macana o las vanguardistas piezas de arte de Oh My Blue.
  2. Los artesanos venecianos del soplado de cristal se instalaron en Murano en el s. XIII para contener el peligro de incendio de sus hornos. Los secretos de su oficio estaban celosamente guardados y los maestros que osaban marcharse eran amenazados de muerte. Hoy, los artesanos locales se concentran a lo largo de Fondamenta dei Vetrai y Ramo di Mula.

 

Giudecca al atardecer, Venecia, Italia © Faina Gurevich / Shutterstock Giudecca al atardecer, Venecia, Italia © Faina Gurevich / Shutterstock

Pistas creativas

  1. Marco Secchi, veneciano y fotoperiodista de la agencia Getty explica cómo capturar la imagen veneciana perfecta. En este circuito fotográfico se aprende a jugar con los matices de la luz y a encuadrar fotos magistrales; se puede trabajar con todo tipo de cámaras y organizar salidas personalizadas y circuitos fotográficos por la laguna.
  2. Giudecca es una isla cargada de inspiración para quienes sientan interés en el diseño, el arte, la cocina, el teatro, la arquitectura, la música o la fotografía. Se pueden visitar desde las telas estampadas de Fortuny hasta obras originales de artistas emergentes en Guidecca 795.

 

Regata en Venecia, Italia © Kendal Based Freelance Photogra / Getty Images / Flickr / RF Regata en Venecia, Italia © Kendal Based Freelance Photogra / Getty Images / Flickr /  RF

Pistas náuticas

  1. Nada como navegar sobre la laguna con, por ejemplo, Terra e Acqua que organiza salidas a los extremos de la laguna en un bragozzo (barco de pesca de fondo plano). Los itinerarios se personalizan y cubren las abandonadas islas de la cuarentena o el inaccesible monasterio de la Isola di San Francesco del Deserto.
  2. El principal evento en la agenda del norte de la laguna es la regata Vogalonga, que va de Venecia a Murano y vuelta cada mes de mayo. Es toda una fiesta en la que los aficionados se echan al agua en sus batèla (embarcaciones de madera de fondo plano) y por un día se prohíbe el uso de lanchas motoras en la laguna.

 

Cantina do Mori, Venecia, Italia © Mark Read / Lonely Planet Cantina do Mori, Venecia, Italia © Mark Read / Lonely Planet

La mejor pista…

Charlar cada mañana con el del colmado, cotillear al almorzar en el bacaro (bar) del barrio, decir ti amo al anochecer junto a un canal… No hay duda de que hablar algo de italiano enriquece la experiencia veneciana y ayuda a integrarse mejor en la cultura local. Matricularse en una escuela es el primer paso antes de ver un cartel de “se alquila” a las puertas de un palazzo y comenzar a soñar despierto.

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.