Los grandes puntos de interés de la Ruta de la Seda en Uzbekistán

Texto por
Megan Eaves, autora de Lonely Planet
Ruta de la Seda en Uzbekistán: el Registán de Samarcanda
efesenko_Getty_Images

Uzbekistán y la Ruta de la Seda: los imprescindibles

Ciudadelas del desierto, fortalezas de adobe en ruinas, madrazas adornadas de mosaicos y concurridos bazares. Durante muchos siglos la Ruta de la Seda fue la gran autopista del mundo y Uzbekistán, su centro.

Destino Uzbekistán

 

Cuando se impusieron, primero, el comercio marítimo y después el aéreo, la Ruta de la Seda poco a poco fue quedando olvidada. Los países y las culturas de Asia Central languidecieron durante décadas bajo el dominio soviético, casi perdidas para el turismo y por las fluctuaciones del comercio internacional. 

Pero en los últimos años Asia Central ha empezado a reabrir sus puertas a una nueva generación de viajeros que quiere redescubrir la belleza perdida de esta gran ruta; y muchos de los grandes puntos de interés de la Ruta de la Seda se hallan en Uzbekistán, el país que se convirtió en un gran cruce de caminos de los comerciantes y viajeros que cubrían las rutas entre Extremo Oriente y Europa, Persia y el Norte de África.

 

Uzbekistán y los puntos de interés de la Ruta de la Seda: Shah-i-Ziva en Samarcanda

Uzbekistán alberga algunos de los puntos de interés antiguos más asombrosos de la Ruta de la Seda © NICOLA MESSANA PHOTOS / Shutterstock

 

Quien sienta curiosidad por los inicios del comercio internacional y por la consiguiente expansión de ideas religiosas, del arte, del lenguaje y la cultura, debería visitar este país que ahora vuelve a abrirse al mundo.


Consejos para viajar a Uzbekistán, el corazón de Asia central

 

A continuación, un repaso a los puntos de interés más importantes de la Ruta de la Seda que ofrece Uzbekistán.

 

Los imprescindibles de Samarcanda:

Uzbekistán y los puntos de interés de la Ruta de la Seda: el Registán en Samarcanda

El Registán, en Samarcanda, fue el centro del comercio de la Ruta de la Seda durante siglos © MehmetO / Shutterstock

  • El Registán

El punto de interés más impresionante de Asia Central es el Registán, en Samarcanda: una plaza central flanqueada por madrazas (escuelas islámicas históricas) profusamente ornamentadas con azulejos y cubiertas de mosaicos que brillan al alba y al anochecer con los colores de la Ruta de la Seda: azur, lapislázuli, índigo y oro. Estas enormes joyas arquitectónicas se construyeron durante la dinastía timúrida, entre los ss. XV y XVII, aunque antes el enclave albergaba un bazar medieval que era, casi literalmente, un cruce de caminos en el centro del mundo.

  • Gur-e-Amir

Es imposible hacerse una idea completa de las increíbles dimensiones y de la historia de la Ruta de la Seda (y la historia de Uzbekistán) sin comprender su imperio más extenso y exitoso: el Imperio de Tamerlán (1336-1405), también conocido como Timur. El sepulcro del emperador, el Gur-e-Amir, es uno de los edificios más bellos de la Ruta de la Seda: un mausoleo dorado con bóvedas de color oro y brillantes mosaicos.

 

Uzbekistán y los puntos de interés de la Ruta de la Seda: la necrópolis de Shah-i-Zinda de Samarcanda

La necrópolis de Shah-i-Zinda expone algunos de los ejemplos más imponentes de la arquitectura y los mosaicos de la Ruta de la Seda © Evgeniy Agarkov / Shutterstock

  • Shah-i-Zinda

Esta avenida de mausoleos no es solo uno de los puntos de interés más conmovedores y bellos del arte islámico que hay en el mundo, también es uno de los mejores lugares para ver de primera mano el movimiento de las influencias artísticas y arquitectónicas de la Ruta de la Seda. La decoración en azulejos del Shah-i-Zinda es una espectacular combinación de influencias persas, centroasiáticas y del Lejano Oriente.

  • Mezquita de Bibi-Khanym

Esta colosal mezquita cubierta de azulejos situada junto al Registán es uno de los conjuntos de mezquitas más ornamentados y voluminosos de Asia Central. La mezquita de Bibi-Khanym sigue siendo una de las mezquitas más grandes del mundo y en la época de su construcción (financiada con el botín obtenido por Tamerlán en la India), en el s. XIV, era uno de los edificios más vanguardistas del mundo, con una gigantesca e impresionante cúpula.

 

Guía Lonely Planet Best in Travel 2020

 

Los imprescindibles de Bujará:

Uzbekistán y los puntos de interés de la Ruta de la Seda: mezquita y minarete Kalon en Bujará

Demasiado bello para ser destruido: ni Gengis Khan pudo soportar la idea de derribar el minarete Kalon © Gusamutdinov / Shutterstock

  • La mezquita y el minarete Kalon

Cuenta la leyenda que, cuando Gengis Khan arrasaba Asia Central de camino a Europa, el altísimo minarete que custodia el recinto de la mezquita Kalon en Bujará fue el único edificio que no destruyó. Este conmovedor conjunto de mezquita y madraza es uno de los ejemplos de arte y arquitectura islámicos más espectaculares del mundo, con exquisitos azulejos y mosaicos, y con dos fachadas encaradas acompañadas por el espectacular minarete, construido en ladrillo cocido.

  • El Ark

Una de las estructuras más antiguas de Uzbekistán es esta ciudad amurallada del s. V, en pleno centro de Bujará. Antaño era la residencia de los emires de Bujará, cuanto la ciudad era un emirato (de 1785 a 1920), y pasear por el Ark hoy permite ver cómo era antiguamente la vida de la gente que levantó sus hogares a lo largo de la Ruta de la Seda en los primeros años del comercio.

  • El Char Minar

Aunque es pequeño, el icónico Char Minar es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de la Ruta de la Seda en Uzbekistán. En general, se concluye que la edificación –una antigua puerta de entrada a una madraza hoy destruida– presenta más influencias de las arquitecturas india y surasiática que de la arquitectura centroasiática o de la del Lejano Oriente, en lo que viene siendo un tributo al movimiento de influencias artísticas que pervivieron largo de la Ruta de la Seda.

 

Uzbekistán y los puntos de interés de la Ruta de la Seda: bazares de Bujará

Los tradicionales gorros tebeteika bordados, a la venta en el Bazar de los sombrereros de Bujará © Curioso / Shutterstock

  • Los bazares de la Ruta de la Seda

Todas las ciudades de Uzbekistán tienen bazares increíbles, pero ninguno de ellos es capaz de transportar al viajero hasta la antigua Ruta de la Seda como lo hacen los bazares de Bujará. Una red de mercados abovedados e interconectados sigue presidiendo el casco antiguo de Bujará, y los más evocadores de todos ellos son el Taki-Sarrafon (bazar de los cambistas), el Taki-Telpak Furushon (bazar de los sombrereros) y el Taki-Zargaron (bazar de los joyeros).

 

 

Best in Travel 2020: las 10 mejores regiones para viajar en 2020

 

 

Los imprescindibles de Jiva:

Uzbekistán y los puntos de interés de la Ruta de la Seda: casco antiguo de Jiva

El casco antiguo de Jiva es una ciudad amurallada de la Ruta de la Seda que se conserva a la perfección. © AlexelA / Shutterstock

  • Ichon Qala

Según la leyenda, Jiva fue fundada por el hijo de Noé. Sea cierto o no, lo que sí está claro es que ya en el s. VIII la ciudad era un fuerte y un enclave comercial, y que prosperó como ciudad de la Ruta de la Seda después de 1592, cuando los uzbekos shaybánidas la convirtieron en su capital. Toda la ciudad es hoy un colosal monumento al comercio de la Ruta de la Seda, y un gran lugar que visitar para comprender la importancia que estos parajes remotos tenían para los comerciantes que atravesaban enormes desiertos y territorios inhóspitos en la época dorada de la Ruta de la Seda. La antigua ciudad amurallada de Ichon Qala, perfectamente conservada, es uno de los puntos destacados de la Ruta de la Seda en Uzbekistán.

  • Minarete Kalta Minor

Robusto y cubierto de azulejos turquesas, el minarete Kalta Minor apunta a la época tardía de la historia de la Ruta de la Seda en Jiva. Construido en 1851 por Mohammed Amin Khan, nunca se terminó por culpa de su prematura muerte; y según la leyenda, el minarete estaba diseñado para que desde lo alto se alcanzara a ver Bujará.

 

Otros puntos de interés de la Ruta de la Seda en Uzbekistán:

Uzbekistán y los puntos de interés de la Ruta de la Seda: el palacio del kan Khudayar Khan en Kokand

El ornamentado palacio del kan Khudayar Khan en Kokand © Curioso / Shutterstock

  • El Palacio del Khan en Kokand

Al otro lado de Uzbekistán, acunada en el Valle de Ferganá oriental, Kokand era la primera parada al este en la ruta que partía de Tashkent, y durante los ss. XVIII y XIX tuvo su propio kanato. Los numerosos patios y las 114 habitaciones profusamente ornamentadas del palacio del kan Khudayar Khan fueron el hogar de los soberanos del imperio.

  • El Museo Arqueológico de Termez

La ciudad de Termez, en el extremo sur del país, es la última parada en Uzbekistán de camino a Afganistán, y toda la zona que la rodea fue antaño un centro cosmopolita de las culturas budista, bactriana e islámica, llegadas a través de la Ruta de la Seda. El Museo Arqueológico de la ciudad contiene abundantes tesoros de la Ruta de la Seda, con obras de arte que recorren todo el espectro de la Ruta, desde estatuas de influencia griega hasta iconos budistas e incluso piezas de ajedrez bactrianas talladas en marfil.

 

Uzbekistán y los puntos de interés de la Ruta de la Seda: fortaleza de Elliq-Qala

Los restos de Toprak Qala, con 2000 años de antigüedad, una de las ‘Cincuenta Fortalezas’ de Elliq-Qala © Alexander Narraina / Shutterstock

  • Elliq-Qala en Corasmia

Aunque el nombre de Elliq-Qala significa “cincuenta fortalezas”, este yacimiento arqueológico comprende más de una docena de ciudades antiguas amuralladas que antaño formaban una red de asentamientos para el comercio, con fuertes y palacios, a lo largo de la Ruta de la Seda. Algunos de los restos tienen más de 2000 años de antigüedad y languidecen en el árido desierto del extremo occidental de Uzbekistán.

 

Megan viajó a Uzbekistán con el apoyo de Uzbekistan Airways y Jules Verne. Los autores de Lonely Planet no aceptan regalos a cambio de ofrecer una cobertura positiva.

 

 

Otros grandes viajes que recorren históricas rutas comerciales:

Grandes viajes: la ruta báltica del ámbar

Grandes viajes: la ruta de las especias

Grandes viajes: la ruta del incienso

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.