Conocer Moscú como un moscovita

Texto por
Kira Tverskaya, autora de Lonely Planet
Parque Gorki, Moscú, Rusia
dimbar76_Shutterstock

Consejos de una habitante de Moscú

Kira Tverskaya, una de nuestros consejeras Lonely Planet, ha vivido 16 años en Moscú. En la actualidad, la ciudad ha cambiado mucho; desde la aparición de carriles bici y de wifi en el metro hasta nuevos adoquines y decoraciones kitsch.

Aunque no es una ciudad fácil para orientarse la primera vez, esconde un montón de pequeñas joyas, y eso a Kira le encanta: cafeterías acogedoras ocultas en callejones, espacios creativos y bellos jardines.

 

El río y el Parque Gorki, Moscú, Rusia © Oleg Zhukov / Shutterstock El río y el Parque Gorki, Moscú, Rusia © Oleg Zhukov / Shutterstock

Cuando me visitan amigos de fuera…

Les llevo a dar largos paseos. Aunque Moscú tiene una de las mejores redes de transporte del mundo, paseando a pie se ve mucho mejor la ciudad. Nuestros paseos suelen ir desde Vorobyovy Gory (colina de los gorriones) hasta el parque Gorki, el histórico barrio de Kitay Gorod o el Chistye Prudy (estanque claro), o siguen la ruta del recinto ferial VDNKh a los Botanichesky sad (jardines botánicos); y de vez en cuando paramos a descansar en algún pequeño café. Una vez vino a verme un amigo de Uruguay y recorrimos ¡60 km en tres días!


Moscú

Un fin de semana típico en Moscú es…

Salir al aire libre. En la actualidad pasamos muchas horas sentados ante la pantalla del ordenador; así que llamo a mis amigos y salimos a pasear y a charlar por las rutas más verdes para disfrutar de la naturaleza. Moscú tiene parques maravillosos, y la mayoría de ellos están lejos del centro, como Sokolniki e Izmaylovo, por lo cual es preferible visitarlos durante el fin de semana.

 

Llamativas decoraciones callejeras de temporada, Moscú, Rusia © Kira Tverskaya / Lonely Planet Llamativas decoraciones callejeras de temporada, Moscú, Rusia © Kira Tverskaya / Lonely Planet

Para salir de marcha…

No soy muy amante de las multitudes y la música a todo volumen, pero dos de las zonas más de moda para salir por las noches son la isla Red October y Kitay Gorod; ambas están llenas de bares y animados locales nocturnos. El típico bar moscovita es muy acogedor con los expatriados. Los fans de la cerveza pueden ir a Beermarket, Pivbar y Beer Happens, que tienen una amplia selección de cervezas artesanas locales y extranjeras. A quienes prefieran el vino les recomiendo Grand Cru, Vinniy Bazar y Khleb & Vino.


Descubrir el universo cervecero ruso

Cuando necesito subir un poco el ánimo…

Me paso por Surf Coffee, una minúscula cafetería entre el ‘viejo’ Arbat y el ‘nuevo’ Arbat. Pertenece a una dinámica cadena de San Petersburgo y te envuelve en un ambiente muy especial, lleno de tablas de surf, música funk, aromas deliciosos y visitantes azarosos que hablan entre sí; siempre hay alguien contando algo, desconectando del trabajo o tocando la guitarra o el ukelele del bar. Cuando le pido algo dulce a mi camarera favorita, Alina, siempre me trae un latte con leche de coco y sabor a frambuesa y grosella negra. ¡Ñam!

 

Kira Tverskaya tocando el ukelele en Surf Coffee, Moscú, Rusia © Kira Tverskaya / Lonely Planet Kira Tverskaya tocando el ukelele en Surf Coffee, Moscú, Rusia © Kira Tverskaya / Lonely Planet

Un concepto interesante de Moscú… 

Es el ‘anticafé’. Pagas por el tiempo que pasas en el local y mientras tanto te sirven todo el té, café y los tentempiés que quieras. Hay juegos de mesa, instrumentos musicales, lecturas de poesía y clases de lengua. Incluso puedes traerte tu propia comida. Dos buenos sitios para experimentar este concepto son Tsiferblat y Lucky Lori.


Guía Moscú y San Petersburgo de cerca


La nueva moda en la ciudad…

Son los locales de juegos de escape. Hay un montón; y Claustrophobia es la empresa que más tiene. Se les puede contactar por correo electrónico para elegir las mejores opciones disponibles en inglés; pero todo el mundo habla de Pitomets (‘La mascota’), un juego en el que se recorre un edificio abandonado a oscuras mientras alguien intenta darte caza, siguiendo cada uno de tus movimientos. Ni mis amigos ni yo nos atrevemos a probarlo, así que ¡ya me contaréis qué tal os va!

 

El ‘anticafé’ Tsiferblat, donde solo se paga por el tiempo que uno pasa dentro, Moscú, Rusia © Kira Tverskaya / Lonely Planet El ‘anticafé’ Tsiferblat, donde solo se paga por el tiempo que uno pasa dentro, Moscú, Rusia © Kira Tverskaya / Lonely Planet

Para comer bien en Moscú…

Khinkalnaya es un local que todos mis amigos conocen. Es mi café georgiano favorito de la ciudad desde un gélido día de primavera en el que mi compañera de clase y yo entramos en él muertas de frío, con la nariz roja, y enseguida nos sirvieron un té de tomillo que luego no nos quisieron cobrar. Sus khinkali (empanadillas) son insuperables, así como sus deliciosos khachapuri (pan relleno de queso) y chashushuli (estofado de carne); y el vino también es excelente. Además, tienen una foto mía en la pared porque lo he recomendado a muchísima gente. Da un poco de vergüenza (¡pero me encanta!).


Moscú, próximo destino para paladares curiosos

Para comprar bien…

Moscú ofrece mucha variedad, pero en comparación con Europa y EE UU hay productos carísimos: los precios son un 20-70% más caros. Para comprar suvenires tradicionales se puede ir al ‘viejo’ Arbat, allí hay muchas tiendas; pero el mejor sitio es el Izmaylovsky Market, porque tiene más variedad y mejores precios. La cosmética ecológica está muy bien de precio en Organic Shop. Para comprar moda selecta, mi tienda preferida es Alena Akhmadullina Boutique (y después los centros comerciales GUM y TsUM, muy sofisticados). Para comprar prendas de pequeños diseñadores locales se puede ir a las galerías ArtPlay, Flakon y Winzavod (todas en antiguas fábricas).


Guía de conversación Ruso para el viajero


La vista de los tejados de Moscú desde la oficina de Kira Tverskaya, Rusia © Kira Tverskaya / Lonely Planet La vista de los tejados de Moscú desde la oficina de Kira Tverskaya, Rusia © Kira Tverskaya / Lonely Planet

Algo que odio de Moscú…

Es su clima irregular. Parecerá raro que me queje de esto cuando hay ciudades como San Petersburgo, pero Moscú es la reina del tiempo inestable: puede nevar de repente en mayo y después no caer ni un copo en Navidad. Los inviernos pueden ser muy fríos, y los veranos, calurosos y sofocantes; y cuando llegan las lluvias, ¡a veces nos llega el agua a los tobillos!

Algo que hay que saber sobre Moscú…

Es que si sonríes un buen rato, la gente te devuelve la sonrisa. Si os dicen que Rusia es un país de gruñones y que Moscú es su capital cascarrabias, tomadlo como un reto y ¡sonreíd!


Rusia para principiantes: qué hacer y qué no hacer

 

Explorando otras ciudades de Rusia

Sochi, el patio de recreo del Mar Negro ruso

Kazán, la histórica capital de Tartaristán

Kaliningrado y las huellas del legado de Prusia Oriental

Conocer San Petersburgo como un lugareño

 

 

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.