Descubrir el universo cervecero ruso

Texto por
Megan Eaves, autora de Lonely Planet
Cervezas rusas, Rule Taproom, Moscú, Rusia
www.ruletaproom.ru

Guía para degustar el sorprendente panorama cervecero ruso

A primera vista, Rusia, el país del vodka, no parece un gran destino cervecero; pero en realidad elabora cerveza desde hace siglos y la verdad es que la cerveza rusa, y en especial sus variedades stout y porter, es muy apreciada en el sector cervecero internacional.

Cervecería, Pitcher Pub, Moscú, Rusia © Leonid Ragozin / Lonely Planet Cervecería, Pitcher Pub, Moscú, Rusia © Leonid Ragozin / Lonely Planet

Los maestros cerveceros rusos están creando las cervezas más interesantes –y voluptuosas– del planeta. Combinadas con el clima gélido y la comida contundente del país, es difícil equivocarse. Esta es nuestra guía para degustar el sorprendente panorama cervecero ruso en las dos principales ciudades del país: Moscú y San Petersburgo.


 

Guía Moscú y San Petersburgo de cerca


 

Una cerveza IPA en Jawsspot, el bar de Jaws Brewery, Moscú, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet Una cerveza IPA en Jawsspot, el bar de Jaws Brewery, Moscú, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet

La cerveza de los zares

En enero de 1698, el zar más aperturista de Rusia, Pedro el Grande, visitó Gran Bretaña durante una ruta europea de un año, aprendiendo el arte de la construcción naval a lo largo del río Támesis y frecuentando las tabernas del sur de Londres. Allí se enamoró de las porters y las stouts que bebían los estibadores ingleses. Pedro volvió a Rusia con la receta de la cerveza bajo el brazo, decretando que había que producirla para la armada y los hospitales. Después, bajo el reinado de Catalina la Grande, las cervezas de la cervecera británica Burton se convirtieron en uno de los productos de importación más populares del país, mientras que las cerveceras rusas se dedicaban a copiar las cervezas negras británicas, elaborándolas a temperatura superior (para la fermentación) y con mayor graduación alcohólica, creando la variedad ‘Russian imperial stout’, un tipo de cerveza a la cual Catalina la Grande era muy aficionada.

Aunque la cerveza negra desapareció en época soviética (cuando el vodka y la cerveza de tipo lager eran más fáciles de producir con ingredientes limitados), la revolución cervecera llegó a Rusia a principios de los años 2000, y los maestros cerveceros empezaron a recuperar aquellas antiguas cervezas negras. El sector de la cerveza artesanal despegó poco después.

 

Pedro y la porter: el zar Pedro el Grande introdujo la cerveza de estilo británico en Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet Pedro y la porter: el zar Pedro el Grande introdujo la cerveza de estilo británico en Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet

En el 2013 la tienda pionera de cervezas de Moscú GlavPivMag encargó su primer par de barriles de cerveza peterburguesa pale ale AF Brew, provocando largas colas que, según el propietario, no se habían visto en la ciudad desde época soviética. Desde entonces se han abierto docenas de bares y tiendas en toda Rusia, por lo cual es más fácil degustar las singulares cervezas del país.

Hoy Rusia es un gran destino cervecero que destaca, sobre todo, por sus porters fuertes y sus stouts; y sus cervezas artesanales rivalizan con las mejores del mundo.

 


Moscú

La malta de Moscú

La imponente capital rusa es también el epicentro de todo lo que está de moda en el país: Moscú es una de esas ciudades donde pasan cosas interesantes. Y, al fin y al cabo, los doce millones de moscovitas que usan a diario la red de metro, maravillosa desde el punto de vista arquitectónico, tienen que ir de copas a alguna parte.

 

Lugareños en el bar Rule Taproom, en Moscú, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet Lugareños en el bar Rule Taproom, en Moscú, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet

Un buen sitio para empezar es Rule Taproom: un bar sencillo oculto en un callejón y difícil de encontrar. Aunque en su interior se ven pósteres de cerveza artesanal americana y surtidores con detalles de cervecerías de Colorado, en la carta de 25 cervezas predominan lo ruso, y hay alguna de importación. Es un local muy concurrido, incluso las noches de nieve de diciembre.

Jawsspot es el bar de Jaws Brewery, una de las cervecerías artesanales más veteranas de Rusia (fundada en el 2008 en la ciudad de Zarechny). El bar está en la planta superior de un centro comercial muy normal, pero cuenta con buenas vistas y sirve buenas cervezas clásicas de la casa, más alguna especial. La pale ale de Jaws, muy suave, está presente en todo el país, y la stout de avena, de temporada, hará las delicias de los aficionados a la cerveza negra.


Moscú, próximo destino para paladares curiosos

Craft RePUBlic es un bar para los auténticos amantes de la cerveza. Ocupa un sótano, tiene 25 tiradores, y es el típico local que uno puede visitar dos días antes de Navidad y acabar bailando con los camareros mientras disfruta de una cerveza de barril o de una botella grande para compartir cuyo nombre después ya no recordará (no lo decimos por nada…). Incluso en momentos más sosegados es uno de los mejores locales para los entendidos en cerveza.

 

La detallada carta de cervezas de Eric the Red, en la Arbat de Moscú, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet La detallada carta de cervezas de Eric the Red, en la Arbat de Moscú, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet

En Eric the Red, un local muy bien situado junto a la turística calle Arbat, tienen una enorme carta de cervezas rusas e internacionales. La oferta de la planta superior es algo distinta a la del bar de la planta baja, pero la carta es inmensa e incluye un montón de cervezas rusas.

Cerca del barrio comercial de Tretyakovskaya se puede ir a tomar una pinta al sencillo Underdog, un bar de madera cerca de la calle comercial principal. Cerca de este está el moderno Parka –parece una banya (casa de baños) tradicional–, que sirve una buena selección de cerveza de barril rusa, aunque el servicio es irregular. Un poco más lejos, cerca de la parada de metro Taganskaya, se halla el pub Varka, el local donde los moscovitas saborean cervezas y escuchan música metal.

 

Cerveza y pasta rellena: un maridaje celestial de Lepim i Varim, en Moscú, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet Cerveza y pasta rellena: un maridaje celestial de Lepim i Varim, en Moscú, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet

Farsh, que sirve hamburguesas en la barra y tiene una nevera llena de cervezas, posee locales por toda Moscú y es una buena opción para comer algo y tomar una cerveza. Si apetece una experiencia más local, se puede ir a Lepim i Varim y disfrutar de riquísimas (y nada caras) pelmenis (pasta rellena) rusas maridadas con cerveza.

 


San Petersburgo

La espuma de San Petersburgo

Moscú es la capital cosmopolita de Rusia, pero San Petersburgo siempre será la cuna histórica de la cerveza del país. En realidad, las dos primeras cervecerías de Rusia –Stepan Razin y Vena– se fundaron en esta ciudad, y a pesar de su tamaño relativamente pequeño, San Petersburgo posee un buen número de microcervecerías modernas y bares agradables.

La primera –y quizá la única– parada tiene que ser Redrum. El bar de la cervecera estrella local, AF Brew, es minimalista y sirve una selección de cervezas AF de barril que va variando, además de muchas cervezas internacionales que impresionarán al viajero. Su decoración, con inquietantes cuadros de escenas de la película El resplandor, invita a seguir bebiendo.


Conocer San Petersburgo como un lugareño

Es fácil ver cervecerías de Bakunin Brewery por toda Rusia, pero lo mejor es visitar la original: Rockets & Bishops, el bar minimalista de Bakunin, de estilo escandinavo, que apuesta por las conversaciones con una política anti wifi. También se sirven hamburguesas. Subiendo por Gorokhovaya, Craft Brew Cafe es un bar-restaurante de estilo americano muy accesible que sirve un montón de cervezas rusas artesanales y tiene una extensa carta de comida de tipo pub.

 

Rockets & Bishops: el elegante bar sin wifi de Bakunin en San Petersburgo, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet Rockets & Bishops: el elegante bar sin wifi de Bakunin en San Petersburgo, Rusia © Megan Eaves / Lonely

De nombre similar, pero sin relación alguna, Craft Pub, con ambiente de pub irlandés, sirve muchas cervezas rusas y tiene una carta larga y confusa. La selección de cervezas es buena, hay mucho sitio para sentarse y sirve comida saciante.

Top Hops acierta en casi todo. Ocupa una bonita finca junto al río, tiene 20 cervezas de barril y tentempiés de estilo Tex-Mex; y si al viajero le apetece comprar un par de botellas, Beergeek y Beer Boutique 1516 son técnicamente tiendas de cerveza, aunque también funcionan como bares.


Los mejores paseos por Moscú y San Petersburgo

 

La carta del Craft Pub en San Petersburgo es bastante amplia, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet La carta del Craft Pub en San Petersburgo es bastante amplia, Rusia © Megan Eaves / Lonely Planet

Cervezas y cerveceras rusas

Si bien el 10% del mercado cervecero ruso lo copan las cervezas negras, hay opciones para todos los paladares, desde IPAS consistentes hasta buenas lager de toda la vida.

Parece que Rusia tiene ya cierta experiencia en los bares de cerveceras, y conviene saber qué pedir en cada lugar. El personal de la mayoría de los locales arriba mencionados es amable, habla inglés y estará encantado de sugerir al viajero alguna cerveza local.


 

Guía de conversación Ruso para el viajero


A continuación, algunas marcas rusas a tener en cuenta:

Cerveceras de Moscú: Zagovor Brewery, One Ton, Selfmade, ID Brewery, New Riga’s, Red Button, XP Brew, Velka Morava y Moscow Brewing Co.

Cerveceras de San Petersburgo: AF Brew, Bakunin y Vasileostrovskaya Brewery. Baltika –la segunda cervecera más grande de Rusia, hoy propiedad de Carlsberg– también tiene aquí su sede.

Además, las siguientes marcas se encuentran en varios bares de Rusia: Jaws Brewery, Plan B Yaroslavl, Salden’s Brewery Tula, Brewlok Voronezh y Petr Petrovich.

 

 

Rusia, un país por descubrir

Rusia para principiantes: qué hacer y qué no hacer

Guía gastronómica de Rusia

Ruta literaria por Rusia, país natal de grandes escritores

Nuestras guías