Gwanghwamun y Jongno-gu

Gyeongbokgung, barrio de Gwanghwamun y Jongno-gu, Seúl, Corea del Sur
ARTYOORAN_Shutterstock

El foco de atención de esta zona –y probablemente de toda la ciudad– es el palacio real de Seúl, al que hay que dedicarle al menos medio día. Su tamaño y esplendor han quedado muy mermados desde su apogeo en el s. XVIII, pero el complejo palacial, en el distrito de Jongno-gu, ilustra sobre cómo se vivía en el poderoso corazón de la ciudad vieja. Los inmensos edificios del palacio están casi vacíos, lo que permite apreciar los ideales confucianos de frugalidad, sencillez y separación de sexos tanto en la arquitectura como en los jardines. La zona se conoce como Gwanghwamun por la majestuosa puerta del palacio principal del Gyeongbokgung y la plaza alargada que la precede.

Si se quiere ver hanoks (casas tradicionales) en un barrio realmente vivo, Bukchon, entre Gyeongbokgung y Changdeokgung, da para pasar 1 h, o más si se entra en una casa de té. Para ver más conjuntos de hanoks en un sitio muy de moda hay que dirigirse a Seochon, al oeste de Gyeongbokgung, o a Inkseon-dong, una de las zonas más acogedoras para los turistas, con un laberinto de callecitas llenas de casas de té tradicionales, restaurantes, galerías y tiendas de artesanía.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Corea del Sur: Observatorio Cheomseongdae
Una ruta por carretera atravesando Corea del Sur de arriba a abajo y que recorre la península desde Seúl, en el este, hasta Busan, en el sur, por la costa oriental.
BUSAN_DRONE_Shutterstock