Tercer día

El día puede empezar con unos éclairs ligerísimos y un cimbalinho (espresso) en la Leitaria Quinta Do Paço, antes de iniciar la visita de Miragaia. Los amantes de la fotografía no querrán perderse el Centro Português de Fotografia, en una cárcel reconvertida. Habrá que reservar tiempo para pasear por el antiguo barrio judío, lleno de sorpresas y rincones con vistas.

Un almuerzo en la Taberna de Santo António es ideal para empaparse de realidad. Luego se puede ir al norte, atravesando el Jardim da Cordoaria hasta el Museu Nacional Soares dos Reis, que hará las delicias de los amantes de las artes plásticas y decorativas. Una travesía más allá está Rua Miguel Bombarda, con boutiques y galerías a la última. El bohemio Rota do Chá es ideal para tomarse un café. El resto de la tarde se puede pasear por el Jardim do Palácio de Cristal.

Hay para escoger: o una cena con vistas en la azotea y concierto en la emblemática Casa da Música o regresar al centro. Si es la penúltima noche en Oporto, quizá se quiera celebrar la ocasión reservando mesa en DOP o Cantinho do Avillez.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Árbol de Navidad y avenida de los Aliados, Oporto, Portugal
La magia de la Navidad hechiza a todo aquel que pasea por las calles de Oporto durante los últimos días del año. En una escapada de dos días se puede disfrutar de la personalidad de esta ciudad.
pp1_Shutterstock
Oporto, Portugal
Una selección de propuestas gratuitas para descubrir Oporto y disfrutar del momento de plenitud que vive esta bella ciudad portuguesa.
Rob_van_ Esch_Shutterstock
Oporto es bonito, pero si uno se sumerge en sus coloridas calles descubre un mundo de arte urbano
Actividades poco conocidas y para presupuestos ajustados en ciudades de todo el mundo. De la mano de los expertos de Lonely Planet.
ESB Professional_Shutterstock