Notre Dame y las islas

Gárgola de Notre Dame, París, Francia
ViacheslavLopatin_Shutterstock

El corazón geográfico y espiritual de París es el Sena. La Île de la Cité es la mayor de sus dos islas interiores. El Pont St-Louis la conecta con la serena Île St-Louis, al este, que alberga apartamentos exclusivos, un puñado de hoteles íntimos y encantadores cafés, restaurantes y boutiques.

La icónica catedral, Notre Dame, domina la Île de la Cité, y es el mejor punto de salida de la ruta (llegando pronto se evitan las aglomeraciones). Aparte de ver la vidriera interior, conviene emplear una hora en subir a la cima y otra hora en explorar la cripta arqueológica. Otra bella vidriera es la de la vecina Sainte-Chapelle. A solo unos pasos de esta, se halla la prisión de la Revolución francesa, la Conciergerie. Hay que cruzar el Pont St-Louis –donde probablemente se vean músicos y artistas callejeros– para visitar las boutiques de la Île St Louis y comprar un helado en Berthillon.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Una turista en Chinatown, en el centro de Singapur
Tres grandes urbes ostentan la primera posición como 'ciudad más cara del mundo'
Travel_man_Shutterstock
Llegada a grandes ciudades europeas
Al llegar a una gran ciudad europea se puede visitar el Castillo de Praga, observar a la gente en París o bañarse en un balneario en Budapest.
Soloviova Liudmyla / Shutterstock
Kitsilano Pool, piscina urbana de Vancouver, Canadá
7 propuestas para nadar en piscinas al aire libre de ciudades emblemáticas. Bañarse y nadar rodeado de míticos perfiles urbanos.
Eric Buermeyer / Shutterstock