Lugares para contemplar el cielo

Texto por
Lola Escudero
McDonald Observatory, Texas, Estados Unidos
Christian Obermeier - Flickr

Dónde viajar para observar las estrellas

¿En qué lugares del mundo se pueden contemplar los cielos más brillantes? ¿Dónde es posible observar los fenómenos más curiosos o perderse entre millones de estrellas? Algunos son muy cercanos, como Canarias, y otros mucho más lejanos, como la isla de Hawái en mitad del Pacífico. Pese a la contaminación lumínica que amenaza por doquier, todavía quedan lugares en el planeta donde las estrellas deslumbran especialmente.


América del Sur

 

1. Pisac, Perú

Estrellas en el cielo de Pisac, Valle Sagrado, Perú © Christopher Carroll / Shutterstock Estrellas en el cielo de Pisac, Valle Sagrado, Perú © Christopher Carroll / Shutterstock

Los incas creían que observar los cielos era mucho más que zodiacos y romanticismo. El firmamento incluía un camino celestial: la Vía Láctea, y es probable que los sacerdotes utilizaran esta banda ancha lechosa como un mapa de ruta para peregrinajes terrestres. Se podrá ahondar más en esta teoría en Pisac, cerca de Cuzco, donde un complejo de templos, ciudadelas y bancales tan altos como el cielo permiten observar de cerca la Vía Láctea. Los incas también detectaron diseños negativos: las constelaciones de nubes oscuras son “huecos entre las estrellas”. A ver quién es capaz de distinguir un zorro, una serpiente y un cachorro de llama como hicieron ellos. Pisac está 33 km al noreste de Cuzco por un camino pavimentado; es perfecto para iniciar la visita al Valle Sagrado


Perú, más allá de las rutas conocidas

 

2. Desierto de Atacama, Chile

Desierto de Atacama © miguel Ordóñez - www.flickr.com/photos/124635463@N07/25589181493 Estrellas en el cielo del desierto de Atacama, Chile © Miguel Ordóñez - Flickr

El desierto de Atacama es un terreno de 1000 km2único para ver estrellas ya que es el desierto más seco del mundo, y si no hay lluvia, no hay nubes. Está poco poblado, es decir, poco iluminado, y el aire limpio y seco y la altitud facilitan una visibilidad de primera. Es tan ideal para ver estrellas que el Observatorio Europeo Meridional tiene dos sedes aquí; una alberga el Very Large Telescope y además está el Atacama Large Millimeter Array (ALMA), un radiotelescopio enorme a 50 km de San Pedro de Atacama. Sus instalaciones se pueden visitar los fines de semana, previa inscripción. El desierto de Atacama está en la costa chilena del Pacífico y lo mantiene seco una capa de inversión térmica costera. 

 


América del Norte y Central

 

3. Islas del Caribe

Qué mejor sitio para admirar un cielo tachonado de estrellas que unas islas de brisa cálida y olor nocturno a franchipán y ron dulce. Basta con buscar un punto romántico en la playa entre palmeras, tumbarse y observar la oscuridad aterciopelada. Los amantes podrán encontrar y bautizar alguna constelación. En algunas islas los cortes de electricidad mejoran las condiciones lumínicas; es un ejemplo del axioma de los cielos oscuros: luces fuera, estrellas dentro.

 

4. Isla Grande, Hawái, Estados Unidos

Mauna Kea © Alan L - www.flickr.com/photos/35188692@N00/2282306375 Telescopios de la cima del Mauna Kea, Isla Grande, Hawái © Alan L - Flickr

Tras explorar el paisaje humeante y tórrido de la Crater Rim Drive, de avanzar entre tubos de lava en las cuevas Kaumana o de bucear y tomar el sol sobre la perfecta arena blanca de la bahía de Kauna‘oa, es una pena irse de la Isla Grande sin contemplar su cielo nocturno, pues la altitud y el aislamiento de Hawái le dan una ventaja astronómica única. Doce telescopios abovedados salpican la cima del Mauna Kea (4200 m), pero es mejor ir al centro de visitantes, 1500 m más abajo, donde se pueden usar los telescopios para alucinar ante las constelaciones al anochecer. 

 

Guía Viajar por el mundo

 

5. Sherbrooke, Canadá

Sherbrooke, en Québec, hasta hace poco no tenía más reclamo turístico que ser el centro mundial de fabricación de palos de hockey. Esta ciudad francófona suele servir a los visitantes como trampolín para ir a los ríos, montañas y lagos del cercano Mont-Megantic National Park. Pero ya hay otra razón para visitarla: el parque y la ciudad son la primera Reserva Internacional de Cielo Oscuro. Por ello, han sustituido 2500 instalaciones de luz y reducido la contaminación lumínica en una cuarta parte. Al mirar hacia arriba se verá la poca luz que la ciudad vierte sobre el firmamento nocturno. Aquí pueden consultarse los trabajos de la asociación para reducir la contaminación lumínica. 

 

6. McDonald Observatory, Texas, Estados Unidos

McDonald Observatory © Christian Obermeier - www.flickr.com/photos/pogobi/20649500730 Cielo desde el McDonald Observatory, Texas, Estados Unidos © Alan L - Flickr 

Para disfrutar de una experiencia nocturna sin igual, hay que subir a la cima del monte Locke (2000 m). El McDonald Observatory, en los montes Davis, en Texas, ofrece uno de los mejores cielos oscuros de Estados Unidos y garantiza unas vistas asombrosas de esplendor ciertamente celestial. Organizan fiestas de las estrellas para mirar por unos telescopios enormes (toda una tentación para los aficionados) y maravillarse ante las vistas inigualables de planetas, estrellas y galaxias. 

 


Europa

 

7. Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, Canarias

Observatorio del Roque de los Muchachos © nacho_brito - www.flickr.com/photos/12256937@N03/15166966145 Observatorio del Roque de los Muchachos, La Palma, Canarias © nacho brito - Flickr 

Las Islas Canarias se extienden por el mar cercano al oeste de África y son el último reducto de tierra antes de adentrarse en el inmenso océano Atlántico. En La Palma, la isla más occidental, en su punto más alto, está el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, perfecto para observar las estrellas y sede del Observatorio del Roque de los Muchachos, que cuenta con uno de los mayores grupos de telescopios del mundo. Como alternativa, pueden recorrerse las pendientes de pinos y riachuelos del gran cráter del parque, y después ir a la playa a descansar. 


Casas rurales bajo las estrellas

 

8. Eslovenia

Las estrellas se divisan desde cualquier parte, pero en Eslovenia se ven mucho más, ya que hace poco allí se aprobó la primera ley de contaminación lumínica del mundo. El país permite disfrutar de la encantadora arquitectura de Liubliana, similar a la de Praga, y esquiar por pistas alpinas, pero también ver farolas tamizadas y una tenue iluminación pública. La Asociación Internacional para el Cielo Oscuro calcula que así se ahorrarán 10 millones de euros al año, además de unas altas emisiones de gases de efecto invernadero. Si hay que elegir un lugar concreto, una buena idea es visitar Portorož (Puerto de las Rosas), la ciudad costera del país con más horas de sol, es decir, con alto porcentaje de cielos rasos. 


10 placeres eslovenos

 

9. Stonehenge, Inglaterra

Cielo estrellado en Stonehenge, Inglaterra © Nuttawut Uttamaharad / Shutterstock Cielo estrellado en Stonehenge, Inglaterra © Nuttawut Uttamaharad / Shutterstock

En Stonehenge, un observatorio gigante y primitivo, llevan 5000 años contemplando el cielo. Este gran círculo de piedras sigue siendo, sorprendentemente un buen lugar para mirar a las estrellas porque la llanura de Salisbury, en Wiltshire, todavía no tiene muchas luces. Se aconseja recorrer durante el día el camino circundante, buscar un buen mirador, esperar a que el sol se ponga y meditar en misticismos de hace milenios… Una forma tranquila de llegar a Stonehenge es sobre una bicicleta, por la National Cycling Network Route 45, que sale de Amesbury. 

 

10. Sark, islas del Canal, Francia y Reino Unido

La contaminación lumínica urbana solo deja contemplar unas cien estrellas a simple vista, mientras que en zonas de cielo oscuro se ven unas mil. Sark ofrece un paisaje nocturno precioso, en pleno canal de la Mancha. Se trata de una altiplanicie de granito (5 km de largo y 2,5 km de ancho), con pocas casas y sin tráfico rodado. Recorrer las calles sin pavimentar en bicicleta, a la luz de la luna, es una experiencia mágica, pero hay que llevar linterna. Después, lo mejor es mirar hacia arriba desde los acantilados. 

 

 

Si se quiere seguir disfrutando de la luz y de la oscuridad:

Solos en la oscuridad: 10 propuestas sin la luz del sol

Casas rurales bajo las estrellas

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.