Experimentar la vida en Marte en una cueva de Cantabria

Texto por
Sasha Brady, autora de Lonely Planet
Playa de Aila, Laredo, Cantabria, España
cpg-photo_Shutterstock

Aspirantes a turistas espaciales experimentarán la vida en Marte en una cueva de Cantabria

Quien quiera descubrir cómo es la vida en Marte sin tener que asumir los considerables riesgos que conlleva viajar al planeta rojo, está de suerte. Una empresa española aspira a combinar ciencia y turismo con la creación de un asentamiento en una cueva de Cantabria que simula la vida en una colonia humana de Marte.

Astroland intentará recrear la vida en Marte en una cueva de Cantabria, España © Astroland

Astroland intentará recrear la vida en Marte en una cueva de Cantabria, España © Astroland

 

Este verano, mientras la gente vaya de excursión por las sinuosas y verdes colinas de Cantabria o se relaje en uno de los varios resorts de la región, un grupo de aspirantes a turistas espaciales vivirá bajo tierra, sin apenas luz, preparándose para la vida en Marte. Astroland abre sus puertas en junio en las cuevas de Cantabria, donde se ha recreado un asentamiento marciano para simular una colonia humana en el planeta rojo.

 

La idea es enviar a 100 turistas espaciales a Astroland este año, divididos en 10 misiones de 10 tripulantes cada una. Los participantes deben ser mayores de 18 años y estar dispuestos a pagar 10 000 € por persona para vivir la experiencia y a prescindir de la luz del sol durante al menos tres días. No obstante, inscribirse no garantiza una plaza de forma automática, antes habrá que superar una serie de entrevistas para evaluar la idoneidad de los candidatos.

 

La experiencia tendrá lugar bajo el verde paisaje de las colinas cántabras, Arredondo, Cantabria, España © JOSE RAMIRO LAGUNA / Shutterstock

La experiencia tendrá lugar bajo el verde paisaje de las colinas cántabras, Arredondo, Cantabria, España © JOSE RAMIRO LAGUNA / Shutterstock

 

Tras superar el proceso de selección, los candidatos se prepararán para su ‘misión’ a Marte formándose en algunas de las habilidades necesarias para vivir en el planeta hostil, como la espeleología, la escalada o la agricultura hidropónica (cultivar plantas sin suelo agrícola). La psicología y el entrenamiento físico también van incluidos. Cuando estén listos, la misión dará comienzo en las cuevas de la región de Arredondo. En superficie, el terreno no tiene nada que ver con Marte, pero bajo tierra es otra historia, porque Astroland ha construido su propia estación especial y un paisaje marciano de lo más convincente.

 

Guía Lo mejor de Cantabria

 

El ambiente marciano es muy hostil, con temperaturas muy bajas, fuertes vientos y una elevada radiación estelar, con lo cual lo más compatible con la vida humana es instalarse bajo la superficie marciana”, cuenta el director ejecutivo de Astroland, David Ceballos en declaraciones a Europa Press. “Estas cuevas cántabras son la localización perfecta con mayores similitudes para los ensayos”.

 

Los participantes recibirán una formación que les preparará para la vida en el planeta rojo, Cantabria, España © Astroland

Los participantes recibirán una formación que les preparará para la vida en el planeta rojo, Cantabria, España © Astroland

 

El sistema de entrenamiento se ha diseñado de acuerdo con las metodologías de la Agencia Espacial Europea. Los participantes usarán trajes espaciales de polímeros y pañales (para reducir al mínimo el impacto humano en las cuevas) y dormirán en cabinas presurizadas, además de llevar a cabo tareas cotidianas como cultivar sus propios alimentos en condiciones adversas.

 

Cantabria

 

“Será una aventura exclusiva para los elegidos, con fines científicos, de la que esperamos extraer nuevos aprendizajes para mejorar la sociedad actual y aportar nuestro conocimiento para permitir que las personas vivan en otros planetas en el futuro”, añade Ceballos.

 

Más información sobre Astroland aquí.

 

 

Descubre Cantabria, uno de los destinos elegidos en el 'ranking' Best in Europe 2018:

Un viaje a Cantabria, la encantadora costa norte

Nuestras guías