Arena, mar y sol hasta el infinito

Muizemberg, Sudáfrica
Joao Vicente - Flickr

Las playas más largas del planeta

Las hay pequeñas y preciosas, pero en la imaginación el paraíso de las playas es una extensión casi infinita de arena para pasear mientras las olas salpican los pies. ¿Se sabe que existe una playa de más de 240 km (como de Tarragona a Valencia)? ¿Y que la playa más larga de Europa está en la península ibérica? Y… ¿Cuáles son las playas más largas del planeta? ¿Y la mayor de España? Este es una selección de las mejores arenas acariciadas por el mar.

La más larga y la menos turística: Cox Bazar (Bangladés)

Cox Bazar © Shafiqul Alam - www.flickr.com/photos/96821110@N07/14442719566

La playa más larga del mundo está en uno de los países menos turísticos del planeta, concretamente en Bangladés. Se trata de Cox Bazar, una extensión de 240 km ininterrumpidos de arena en el golfo de Bengala. Sus aguas son cálidas y azules y su nombre se debe a un capitán inglés, recuerdo de los tiempos en los que perteneció al imperio, aunque en realidad los bangladesíes la conocen como Panowa. Está al sur de Chittagong y en ella se encuentra no solo arena y mar sino también templos budistas, como el de Khyang Aggameda, con un monasterio que recoge la tradición budista del país. 

Turismo y cohetes espaciales en Praia do Cassino (Brasil)

Praia do Cassino © Jacson Munhos - www.flickr.com/photos/jacson48/18436081466

Según el Libro Guinness de los récords, la playa de Praia do Cassino (250 km), en Brasil, es más larga que Cox Bazar, pero en realidad está interrumpida por tramos con rocas y además su extensión real se limita a la frontera de los municipios de Río Grande y de Santa Vitoria do Palmar, que es la reserva ecológica del Taim. La orilla de la playa se expande hasta la ciudad de Chuy, frontera con Uruguay.

Praia do Cassino es importante porque está considerada el balneario o destino de playa más antiguo del Brasil, y como tal surgió en 1890, cuando comenzó a llenarse de hoteles. En 1966 sirvió de base de lanzamiento de cohetes de la NASA

Arenas vírgenes en Ninety Mile (Nueva Zelanda)

Cabo Reinga © portengaround - www.flickr.com/photos/portengaround/8542057156

Al norte de Nueva Zelanda, en la península de Aupuri, encontramos otra de las playas más largas del mundo. Su nombre lo indica: Ninety Mile Beach: la playa de las 90 millas, una de las más vírgenes del mundo, bañada por el Mar de Tasmania. Está bordeada de dunas de arena en las que se practica sandboard, flanqueadas por el bosque de Aipuri. También es zona de pescadores, y es perfecta para avistar delfines, ballenas y otras especies. Los maoríes consideran uno de sus extremos, el Cabo Reinga, el punto desde donde las almas saltan cuando emprenden el viaje hacia su hogar espiritual. Esto convierte a la península en un gigantesco trampolín. 

Una isla completa para ir a la playa: Fraser Island, Queens (Australia)

Fraser Island © Alexander Schildwach - www.flickr.com/photos/136192232@N07/21382824936

Esta isla en Australia es la isla de arena más grande del mundo con 1630 km2, y cuenta con una playa en su costa sur de 120 km. Se trata de una isla turística, en la que hay hoteles, un bosque (Waddy Point) con un gran mirador para contemplar toda la isla y un lago, el McKenszie, de aguas cristalinas. Los indígenas del lugar llaman a la isla K’Gari (paraíso). Se puede acampar en la playa bajo las estrellas para regresar a la naturaleza. En la isla abundan las aves y la fauna en general, como el dugongo, delfines, rayas, tiburones y las ballenas jorobadas migratorias. Por algo será… 

La más segura: Playa del Novillero (México)

Playa del Novillero © Christian Frausto Bernal - www.flickr.com/photos/cfrausto/3927521303

Esta playa en el estado de Nayarit, en México, pasa por ser una de las más largas de América, con sus 82 km de longitud, y, sobre todo, sus 50 metros de ancho. Sus aguas son tibias y no superan el metro y medio de profundidad hasta 100 metros mar adentro, por lo que es también la más segura de México. A ella acuden los visitantes por sus bellos atardeceres y su buena infraestructura turística

Playa subtropical con un toque ‘fashion’: Sunshine, Noosa (Australia)

Sunshine Beach © Eduardo M. C. - www.flickr.com/photos/edumariz/6170865431

Son sesenta kilómetros que se conocen en Australia como Golden Beach, uno de los principales destinos turísticos del país. Surf, hoteles de lujo, un tranquilo ambiente subtropical, restaurantes, boutiques, cafés… La playa de Sunshine forma parte de Noosa, un parque nacional de Queensland, situado a unos 120 km de Brisbane. 

Surf en Muizemberg, Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

Muizemberg © South African Tourism - www.flickr.com/photos/south-african-tourism/8713795008

La playa más larga de África está en Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. Muizemberg cuenta con 32 km de arena y se considera el lugar donde nació el surf en Sudáfrica y donde todavía hoy se dan cita los surfistas. También es muy conocida por los acantilados (muchos escaladores se acercan a trepar por ellos) y por los tiburones blancos que nadan en las aguas de False Bay. Hay un servicio de vigilancia que avisa cuando se acercan a los bañistas. 

Aguas dulces en la playa de Wasaga, Ontario (Canadá)

Wasaga © steveandtwyla - www.flickr.com/photos/25303648@N08/6487181129

La playa más larga de agua dulce es Wasaga, en Ontario, Canadá, aunque solo tiene 14 km. Es un destino turístico de lujo en verano porque está muy cerca de Toronto, a solo unas dos horas de camino. También forma parte de un parque natural, el Wasaga Beach Provincial Park, que ostenta Bandera Azul por su excelente gestión de la costa según las normas ambientales internacionales

South Padre Island, Texas (EE UU)

Queen Isabella Memorial © Vince Smith - www.flickr.com/photos/vsmithuk/5979092836

En las aguas del Golfo de México encontramos otra de las playas más largas del mundo, las de South Padre, una isla situada en la punta del estado de Texas, Estados Unidos, y unida al continente por los cuatro kilómetros del puente Queen Isabella Memorial. La playa tiene unos 55 km bordeados por las cálidas aguas del Golfo de México y la laguna Madre Bay. Es una zona turística que ofrece muchos servicios. 

Las playas más largas de Europa…

Costa da Caparica © endless autumn - www.flickr.com/photos/endless_autumn/4812624723

En Europa hay dos playas especialmente interesantes por su longitud: en la península, en la costa de Portugal, se encuentra la playa más larga del continente: Costa da Caparica, un larguísimo arenal de más de 230 km al sur de la desembocadura del río Tajo. Los lisboetas acuden en verano en masa a tomar el sol, pero con sus dimensiones nunca parece estar llena. Al sur de Costa da Caparica está el Lagoa de Albufeira, una reserva natural donde vive una abundante fauna y flora. Las playas en general son espectaculares.

La segunda playa más larga de Europa también está cerca: en Las Landas, en la costa atlántica de Francia. Son 100 km de arena y playas contiguas desde la frontera española hacia el norte. A esta zona de la costa, los franceses la llaman Côte d’Argent (Costa de Plata). Es perfecta para disfrutar de la naturaleza y para practicar el surf, el kitsurf o el windsurf. 

Y las playas más largas de España

Playa de Carnota © Guillén Pérez - www.flickr.com/photos/mossaiq/7831865660

¿Y en España? ¿Cuál es la playa más larga? Pues está en Doñana (28 km de playas vírgenes, salvajes y naturales), seguida por una playa muy próxima: Castilla, en Almonte, Huelva, con 17 km recorridos por un frente de arena y protegida por rocas.

Las siguientes en el listado son dos playas nudistas: primero la playa del Cofete, en Las Palmas, con 13,7 km de arena dorada y un paisaje espectacular alrededor. Y la cuarta vuelve a estar en Huelva, paraíso de las playas de arena larguísimas: El Terrrón, en Nueva Umbría, con 12 km.

A continuación, están las playas de L’ Astillero, en Vilassar de Mar, Barcelona, con 9,5 km de rocas y arena fina y dorada, la popular y familiar playa onubense de Mazagón, en Palos de la Frontera, con 9 km, la de Carnota, en plena Costa da Morte gallega, con 6,5 km de arena fina y blanca, la nudista Punta del Fangar, con 6,5 km de arena y dunas en Deltebre, Tarragona, de arena dorada. Y para terminar otras dos joyas: Punta Entinas Sabinar, 6,3 km entre El Egido y Roquetas de Mar, en un paraje natural protegido entre marismas y llena de aves para observar, y una verdadera joya, Sant Pere Pescador, en Gerona, una playa semiurbana y familiar sobre la que sobrevuelan las velas de kitsurf.

Nuestras guías