5 razones por las que viajar solo a Costa Rica

Nosara, Costa Rica

Viajar a Costa Rica en solitario

Para quien le gusta viajar en solitario o para el que quiera probar la experiencia, un país que sirve maravillosamente a este propósito es Costa Rica.

Las personas son poco de viajar solas. Tradicionalmente se utilizan los días de vacaciones para viajar en compañía de la familia, la pareja o los amigos. Pero no es la única manera de conocer un sitio nuevo; muchas personas lo hacen en solitario descubriendo cosas de uno mismo que de otro modo sería imposible. Estas son algunas de las razones por las que hacer la maleta y visitar Costa Rica en solitario.

1. Seguridad: Si lo que a uno le preocupa es la seguridad del país que se visita, es necesario saber que Costa Rica es considerado uno de los países más seguros de Centroamérica. El hecho de que se haya abolido el ejército desde 1948 y se haya invertido ese capital en educación y sanidad, mejorando la vida de los ticos ha contribuido en gran medida en crear un ambiente de paz que cualquier visitante notará nada más poner el pie en el país. Y no sólo eso, según el Happy Planet Index (un índice alternativo de desarrollo, que mide el bienestar humano y ambiental en 143 países de todo el mundo), Costa Rica es considerado el país más feliz del mundo, siendo ésta una carta de presentación inmejorable para aquellos que quieran sentirse seguros a la hora de decidirse a viajar solos.Caminos de Osa, Costa Rica

2. Amabilidad de los ticos: Si algo caracteriza a los costarricenses (ticos) es su amabilidad, su buen humor y su predisposición a ayudar. La expresión más utilizada (y no es un eslogan) es el omnipresente “Pura Vida”. Sólo cambia el tono. Como saludo, como despedida, como respuesta a la pregunta ¿qué tal estás? Como contestación a un “gracias”… y siempre acompañado de una sonrisa sincera, es sin duda la frase que más se oye, y al final la que más utilizará el visitante en ese esfuerzo de mimetizarse con el entorno. Este hecho, acompañado de la comodidad de compartir una lengua común, hace que en ningún momento alguien se pueda sentir perdido o fuera de lugar. La forma de ser tica arropa desde el primer momento.

3. Establecer relaciones: La consecuencia de las dos razones anteriores cae por su propio peso. Costa Rica es el país ideal para establecer relaciones y el hecho de viajar en solitario obliga en cierta forma a aprender a relacionarse con personas con las que de otro modo no hablaríamos, abriendo un mundo de posibilidades. Los ticos siempre están dispuestos a ayudar. Poder mezclarse con ellos, entablar conversaciones acerca del país, de su forma de vida, que orienten, que aconsejen en cuanto a su gastronomía, o lugares para visitar… o simplemente charlar sobre lo divino y lo humano en una “soda”, que son los locales típicos donde se reúnen a comer o a tomar algo, aportará una visión auténtica de Costa Rica, más allá de los viajes preparados.

4. Introspección: Viajar solos aporta siempre que se quiera, esos momentos de introspección tan necesarios para contactar con uno mismo, haciendo del viaje no solo un escaparate donde ver las increíbles maravillas naturales que Costa Rica hace desfilar ante los ojos del viajero: playas desiertas, volcanes humeantes, selvas vírgenes... Un viaje a Costa Rica en solitario es La Oportunidad para conocerse, de saber quiénes somos ya que fuera de los lugares conocidos y sin la influencia de las personas más habituales se es más uno mismo y en Costa Rica todo ayuda a sacar la mejor parte de cada persona: su gente amabilísima, sus paisajes exuberantes y cambiantes, su tamaño que permite recorrerlo de cabo a rabo, lo perfectamente preparado que está para recibir al turista y mostrar su esencia. Costa Rica es en dos palabras: Pura Vida.

5. Observar: Viajar solo a Costa Rica permitirá dedicar la máxima atención a lo importante. Costa Rica es el país con mayor biodiversidad de mundo albergando en su pequeño territorio el 5 % de la misma. Sus cumbres, paisajes cambiantes y microclimas son el hogar de un número ingente de plantas, aves, mamíferos, anfibios, reptiles, insectos a los que se puede sorprender en su cotidianeidad. Pero para ello lo mejor es el silencio, y ese silencio que permitirá verlos se consigue estando solo. Por otra parte, aunque algunas de las aves son tremendamente vistosas por sus colores brillantes, otros animales requieren de paciencia y concentración para ser observados y nuevamente, la soledad aporta ese extra que permite focalizar los cinco sentidos en no perder ni un detalle de lo que ocurre a nuestro alrededor. Paradójicamente la soledad permite también momentos de ensoñación que fijarán en el recuerdo las maravillas que las retinas y oídos han escrutado en las excursiones.

 Costa Rica es un país que sorprende en cada recodo, y viajando solo, con las sensaciones a flor de piel se conseguirá un regreso cargado de recuerdos, de vivencias únicas que harán del viaje a este pequeño país de Centroamérica una experiencia imborrable.


Para más información de Costa Rica: www.visitecostarica.com

El tico más famoso es Keylor Navas: www.elporteromasfelizdelmundo.com

 

Nuestras guías