5 planes en Riviera Maya para viajeros inquietos

Riviera Maya, México

Tumbarse en la hamaca cuanto más tiempo, mejor. Éste es el deseo de muchos de los visitantes que llegan a esta franja costera de unos 130 kilómetros de longitud situada en el estado mexicano de Quintana Roo. Pero la Riviera Maya ofrece variadas posibilidades para los viajeros que busquen algo más que sol y una escapadita puntual a las imprescindibles ruinas mayas de Cobá y Tulum. Las siguientes propuestas son un ejemplo de ello.  

1. Caminar por un río subterráneo

La Península del Yucatán, donde se encuentra la Riviera Maya, es una pura esponja. La permeabilidad de sus suelos calizos ha creado con el paso del tiempo un vasto y espectacular sistema de grutas, cauces y cenotes. De hecho, aquí se encuentra la red de ríos subterráneos más extensa del mundo. Para explorar algunos de los hermosos rincones que se esconden bajo tierra no hace falta haber practicado espeleología. Basta con visitar Río Secreto (www.riosecretomexico.com.mx), una reserva privada en cuyo subsuelo se localizan 15 kilómetros de cuevas y pasadizos. Estalagmitas y estalactitas decoran estas salas naturales donde resulta sobrecogedor escuchar el silencio sólo interrumpido por las gotas de agua que se escurren del techo. Los paseos por el río subterráneo son guiados y no entrañan ninguna dificultad.

 

2. Navegar en kayak en busca de sirenas

Declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, la Reserva de la Biósfera de Sian Ka'an es la mayor área protegida del Caribe Mexicano.  Su nombre significa en maya "donde nace el cielo" y eso parece ser, una suerte de paraíso para el centenar de especies de mamíferos y las más de 300 especies de aves que habitan en sus 500 hectáreas de selvas tropicales, dunas, marismas y manglares. El visitante puede disfrutar de interesantes recorridos ornitológicos o subirse a un kayak para descubrir con calma la belleza de los manglares, donde vive una importante colonia de manatíes, el singular mamífero placentario relacionado con el mito de la sirena.

 

3. Bucear en Cozumel

Los escasos 18 kilómetros existentes entre Puerto del Carmen y Cozumel  convierten a esta isla en una excursión habitual de Riviera Maya. Lo suyo no es limitarse a una visita de una jornada, sino alargar la estancia un poco para disfrutar con calma de sus atractivos subacuáticos, como el famoso banco de arena conocido con el nombre de El Cielo. Situado en la zona sur de Cozumel, a unos 800 metros de la costa, bajo sus aguas transparentes se congrega una vasta colonia de estrellas de mar, lo que atrae a numerosos aficionados al snorkel. Pero más allá de esta fotogénica postal, el verdadero buceo se encuentra en otros puntos, como La Herradura, muy hermoso y apto para principiantes, o el arrecife Palancar, cuyas hermosas formaciones coralinas, cuevas y barrancos subacuáticos sólo están al alcance de los niveles avanzados. Cerca de 250 especies de peces tropicales, tortugas y rayas pueblan estas aguas, integradas dentro del mayor arrecife del hemisferio occidental.


4. Nadar en un cenote

Saltar a las aguas limpias, transparentes y dulces de un cenote es una de las actividades preferidas por los viajeros que llegan a Riviera Maya. Pero también para los locales, que no dudan en escaparse a ellos en los días de descanso. La península de Yucatán cuenta con alrededor de 8.000 cenotes, de los cuales unos 600 se encuentran en Riviera Maya. A la hora de disfrutar de estos espectaculares pozos naturales, formados tras el colapso o erosión de sus bóvedas calizas, hay que tener en cuenta que no todos son aptos para inexpertos, así que es conveniente informarse previamente de las características de cada uno. Destacan por su belleza los cenotes Cristal, Grand Cenote, Dos Ojos y Cenote Azul.

 

5. Montar a caballo por la playa

En Riviera Maya, ciertamente quien se queda en la hamaca es porque quiere. La oferta de actividades lúdicas es variada: recorridos en quads por terrenos selváticos, deslizamiento por tirolinas, baño con delfines, actividades náuticas y paseos a caballo por la arena de la playa. Las empresas privadas Alltournative (www.alltournative.com.mx),  Punta Venado (puntavenadoadventures.com) y Xplor (www.xplor.travel) facilitan algunas de estas actividades, una opción entretenida para un día con ganas de descargar adrenalina.

 

Bonus: Menear las caderas en un festival de música

El centro turístico de Playa del Carmen es conocido en Riviera Maya por su animada vida nocturna. Cualquier época del año la diversión está garantizada. Sin embargo, dependiendo de las fechas del viaje, a ésta se le une la programación de los festivales musicales de la Riviera Maya. De entre todos ellos destacan el BPM Festival (www.thebpmfestival.com), dedicado a la música electrónica y celebrado en el mes de enero; el Festival de Cultura del Caribe La Mar de las Artes (www.fecuca.com) organizado en noviembre y con una programación que engloba los principales centros turísticos de la región, y el Riviera Maya Jazz Festival (www.rivieramayajazzfestival.com), que tras una década de certámenes se ha convertido en la cita musical clave de la región. Celebrado a final de noviembre coincidiendo con las celebraciones del Día de Acción de Gracias, no sólo destaca por la calidad de las figuras invitadas y la entrada gratuita, sino también por celebrarse al aire libre, en la misma Playa Mamitas.

Más información: www.rivieramaya.com

Texto: Nuria Cortés (@laloliplanet)

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.