Aventino y Testaccio

El monte Aventino se alza sobre las ruinas de las Terme di Caracalla y conforma un barrio agradable, con villas, exuberantes jardines e iglesias austeras. En lo alto, Via di Santa Sabina presume de una de las atracciones más curiosas de Roma: vistas de la cúpula de San Pedro a través de una cerradura. Más abajo se halla el barrio obrero de Testaccio, con mucha vida nocturna y buena cocina clásica.

Lo mejor en un día

Se comienza explorando las Terme di Caracalla, unas de las más grandes de la antigua Roma. Luego se pone rumbo a Testaccio para sumergirse en la vida de barrio. Tras husmear en el Nuovo Mercato di Testaccio, se compra un almuerzo para llevar en el Trapizzino.

Por la tarde se va al Cimitero Acattolico per gli Stranieri, donde descansan los restos mortales de Keats y Shelley. Luego se sube al Aventino, una larga caminata más que justificada por la espectacular vista de la Villa del Priorato di Malta a través de una cerradura y las idílicas panorámicas desde el Parco Savello. Visítese también la austera Basilica di Santa Sabina.

La noche se pasa en Testaccio, con una cena a base de comida romana en el Flavio al Velavevodetto y diversión en la sala de conciertos ConteStaccio.

 

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Tren nocturno a su paso por Hua Hin, Tailandia. Viaje sostenible Lonely Planet
Viajar en tren es una alternativa más ecológica, aparte de mucho más divertida e inmersiva. Un viaje en tren nocturno permite además ahorrar en el alojamiento.
Kaban-Sila_Shutterstock
Riomaggiore, Italia
Duncan Garwood ha pasado 15 años viajando por Italia para Lonely Planet. Él explica por qué no renunciará a viajar por este maravilloso país.
Bonade_Alfredo_500px
Llegada a grandes ciudades europeas
Al llegar a una gran ciudad europea se puede visitar el Castillo de Praga, observar a la gente en París o bañarse en un balneario en Budapest.
Soloviova Liudmyla / Shutterstock