Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar

Lisboa

Viajar a Lisboa

Lisboa, una ciudad vertiginosa con siete colinas, coronada por un castillo árabe y bañada en luz artística, tiene una belleza de cine y una historia cautivadora. Es una capital abierta al cielo, con traqueteantes tranvías y ascensores como el de Willy Wonka; una ciudad de fados melancólicos y de alegre vida nocturna. Modernidad, carisma y escenas de postal: Lisboa lo tiene todo.

PRINCIPALES PUNTOS DE INTERÉS, según Kerry Christiani, autor de Lonely Planet:

MOSTEIRO DOS JERÓNIMOS

El monasterio de Belém, oda a la era de los descubrimientos y nadir del estilo manuelino, está protegido por la Unesco y es precioso.

EL TRANVÍA 28

Uno no ha visto Lisboa hasta que recorre sus calles a bordo de esta vieja gloria viendo el río, la Sé (catedral) y la cúpula perlada de la Basílica da Estrela.

CASTELO DE SÃO JORGE

Hay castillos y castillos, y los árabes lo sabían muy bien; construían fortalezas robustas y elevadas. Desde las murallas hay buenas vistas de la ciudad y del río.

OCEANÁRIO

Quien crea que visto un acuario, vistos todos, está muy equivocado. Tiburones, pingüinos y nutrias marinas son solo la punta del iceberg del monumental Oceanário.

PRAÇA DO COMÉRCIO

En el corazón de la capital portuguesa, esta plaza, con sus vistas al río, sus regios edificios de columnatas, su arco de triunfo y sus tranvías amarillos es la Lisboa con la que sueña el viajero.

MUSEU CALOUSTE GULBENKIAN

Grande y fascinante, puede visitarse un montón de veces. Entre sus tesoros hay cuadros de maestros holandeses, relieves egipcios, originales de Monet y joyas de René Lalique.

CONVENTO DO CARMO

Ni el tiempo ni las catástrofes han podido con el espíritu de este convento gótico fundado por las carmelitas en 1389 y reducido a enigmáticas ruinas tras el terremoto de 1755.

MUSEU NACIONAL DE ARTE ANTIGA

La colección de arte antiguo más destacada de Lisboa ocupa un palacio del s. XVII. El San Jerónimo de Durero, los Paneles de San Vicente de Nuno Gonçalves y la custodia de oro de Belém son las estrellas del museo.

MUSEU COLECÇÃO BERARDO

¿A qué se dedica un rico coleccionista de arte? Si se llama José Berardo, construye una de las galerías de arte contemporáneo más importantes de Lisboa y la llena de obras de Warhol, Picasso y Miró. Y tiene el detalle de no cobrar entrada.

MUSEU NACIONAL DO AZULEJO

Situado en un convento manuelino muy bien restaurado, este museo alberga una incomparable colección de azulejos: geométricos de estilo hispanoárabe, con escenas de caza, o un notable mural barroco de la Lisboa anterior a 1755.

PALÁCIO NACIONAL DE SINTRA

Declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, este palacio parece salido de un cuento de hadas. Los estilos árabe, manuelino y renacentista italiano se mezclan en exuberantes salas decoradas con azulejos, frescos y elaboradísima carpintería.

Fuente: Lisboa De cerca 3 (enero del 2016)