La India, en tren

Taj Majal, Agra, India
Rodolfo Federico

Los ingleses dejaron en la India una importante red de ferrocarriles que todavía hoy es básica para la comunicación en el subcontinente. Algunas de estas líneas ferroviarias mantienen trenes históricos convertidos en una interesante  forma de viajar por el país, con más o menos lujo. En el libro Grandes viajes de Lonely Planet y geoPlaneta se han escogido dos de estos recorridos míticos: el Palace on Wheels y el tren de Daarjeling.

Palace on Wheels

Un tren exclusivo que permite viajar durante siete días como un rajá por el norte del país. El entorno es tan lujoso que no resulta difícil evocar los tiempos de la realeza mientras se atraviesa el espectacular estado de Rajastán. Los 14 vagones de este tren mítico llevan el nombre de antiguos estados rajputas y están decorados con las divisas reales y con artesanía de diseño, y divididos en cuatro elegantes cabinas que podrían pasar por un hotel de cinco estrellas. No falta un servicio de mayordomo durante las 24 horas. El tren permite conocer Delhi, Agra, Jaipur, el fuerte Amber (a las afueras de Jaipur, obra maestra hindú-mogol), observar tigres al atardecer en el Ranthambore National Park, navegar hasta el magnífico Palacio del Lago en Udaipur o visitar el Taj Mahal en Agra. Llega hasta Jodhpur, Jaisalmer y Udaipur, para regresar por el fuerte de Chittogarh. Existe una versión más breve (y más barata) del Palace on Wheels de cuatro días, que empieza en Delhi y termina en Udaipur y para en todas las estaciones del trayecto. 

En total, el Palace on Wheels recorre 1972 kilómetros. La época más recomendable para hacer este trayecto es de noviembre a marzo.

Tren de juguete a Darjeeling

Rodeada de plantaciones de té y con los picos del Himalaya como telón de fondo, la estación de montaña de Darjeeling resulta espectacular. La forma más romántica de acceder a esta ciudad del norte dela Indiaes a bordo de uno de los trenes de vía estrecha más famosos del mundo: el ferrocarril de Darjeeling, declarado Patrimonio Mundial porla Unescoen 1999.

El tren parte de Nueva Jalpaiguri, una popular localidad de las llanuras para abrirse paso por las montañas de Bengala occidental hasta la idílica estación de montaña al pie del Himalaya. Proyectado en 1897, el tramo de Siliguri a Kurseong fue terminado el 23 de agosto de 1880 mientras que la línea a Darjeeling no fue inaugurada hasta el 4 de julio de 1881.

A lo largo de sus 130 años de existencia ha servido para transportar a militares, turistas y a la población rural. Por su tamaño, parece más un tranvía por lo que se le conoce como el “tren de juguete”. Sus locomotoras de vapor son de principios del siglo XX y tanto el ambiente del tren como el entorno no han cambiado mucho desde entonces.

El tren se puede tomar en cualquier parada del camino para acortar el viaje completo (de 7 horas y media) o se puede reducir a un paseo de dos horas que solo se ofrece en temporada alta, cuando de la estación de Darjeeling salen dos trenes de vapor diarios que realizarán un viaje de ida y vuelta al paso Darjeeling de Ghoom.

En total, el tren cubre 86 kilómetrosy la mejor época para realizar el viaje es de octubre a diciembre.

Nuestras guías