Hokkaido, la naturaleza inexplorada de Japón

Texto por
Lola Escudero
Parque Nacional Onuma Quasi, Hokkaido, Japón
JNTO - Oficina Nacioinal de Turismo de Japón
Japón, donde lo tradicional se encuentra con el futuro

10 pistas para viajar al norte del país nipón

La isla de Hokkaido representa la otra cara de Japón: la menos típica y la más salvaje. Esta isla del remoto norte, mucho menos poblada que el resto del país, permite viajar a un Japón de espacios abiertos, de bosques primigenios, de lagos color azul tropical y de manantiales termales que invitan al relax en medio de paisajes magníficamente conservados.

Hokkaido es conocida entre los japoneses como el paraíso de los deportes de invierno y del excursionismo gracias a seis parques nacionales (incluido el más grande de Japón, Daisetsuzan) que en su mayoría cuentan con espacios termales naturales, originados por la actividad volcánica que ha marcado este territorio.

 

Monte Io, Hokkaido, Japón © Yasufumi Nishi / JNTO

 Monte Io, Hokkaido, Japón © Yasufumi Nishi / JNTO

 

Estas son algunas pistas para recorrer y disfrutar de un viaje por Hokkaido, donde lo tradicional se encuentra con el futuro:

1. Hokkaido, el ‘road trip’ perfecto

Aunque pocos viajeros occidentales piensan en Japón como un destino para recorrer por carretera, la isla de Hokkaido es perfecta para alquilar un coche y conocer por libre esta parte del país. Aquí las carreteras son largas y rectas y tienen poco tráfico, están bien asfaltadas y señalizadas en inglés. La mejor época del año para este road trip por el norte de Japón es desde mediados de mayo hasta mediados de octubre. Fuera de estas fechas, la nieve y el hielo pueden convertirse en un problema.

Solo hay que dejarse llevar y disfrutar de todo lo que se encontrará en el camino. En lugar de ciudades muy pobladas, Hokkaido está moteado de lagos de caldera y volcanes altísimos, y entre ellos se extienden amplios tramos de campiña y terrenos sin urbanizar; a los extremos, largas extensiones de mar solitario. Si uno se guía por el olfato, llegará a los baños de azufre, y si lo hace por las coloridas banderolas, descubrirá las casas de comidas de los pueblos pesqueros.

 

Biei, Hokkaido, Japón © Niradj / Shutterstock

 Biei, Hokkaido, Japón © Niradj / Shutterstock

 

Algunas de las mejores rutas en coche son:

  • Carretera 237 de Furano a Biei por desvíos o las carreteras Patchwork y Panorama, entre campos de flores.
  • Carretera 334 entre Utoro y Rausu, a través del altísimo paso de Shiretoko, en el Parque Nacional de Shiretoko.
  • Carretera 243 de Abashiri a Kawayu Onsen, a través del paso de Bihoro, con fantásticas vistas del Kussharoko en el Parque Nacional de Akan.
  • Línea Ororon, de Otaru a Wakkanai, con el mar del Japón a un lado y los pantanos de Sarobetsu al otro.
  • Carretera 273 en la linde oriental del Parque Nacional de Daisetsuzan, a través del paso de Mikuny y las gargantas de Sounkyo.
  • Línea Oiwake Soran, a lo largo de la sinuosa costa del sur de Hokkaido, de Hakodate a Esashi.
  • La alargada y vacía costa de Wakkanay a Abashiri, en la línea de Ojotsk.

Más información, aquí.

 

Monte Daisetsuzan, Hokkaido, Japón © Furano / JNTO

 Monte Daisetsuzan, Hokkaido, Japón © Furano / JNTO

 

2. El Parque Nacional de Daisetsuzan: caminar por la azotea de Hokkaido

Una de las experiencias más inolvidables del viaje a Hokkaido es recorrer algunos de los senderos del Parque Nacional de Daisetsuzan, el más grande de Japón, con más de 2300 km2. Fundado en 1934, Daisetsuzan significa “gran montaña de nieve”, un adelanto exacto de lo que se encontrará: volcanes activos, onsen remotos, lagos cristalinos y espesos bosques cubiertos de nieve en invierno. Y todo ello apenas alterado por la presencia humana: hay muy pocos turistas y casi todos los visitantes se alojan en los pueblos termales de la periferia.

Los ainu (como se conoce a los nativos originales de Hokkaido) llamaban kamui mintara (el patio de recreo de los dioses) a la zona que hoy ocupa el parque. Los dioses eran los animales, encabezados por el oso pardo, el dios de las montañas, que dominaba el territorio. Para los excursionistas con más experiencia, Daisetsuzan es una excelente oportunidad de aventurarse en tierras salvajes, e incluso, de observar osos desde una pasarela de madera o en un autobús blindado que recorre el parque. La gran travesía del Daisetsuzan, de 55 kilómetros, es todo un reto: abarca el parque longitudinalmente y se puede completar entre cinco y siete días. A lo largo de la ruta hay algunos refugios muy básicos, pero lo más recomendable es ir con tienda y material de acampada.

 

Museo de la Cerveza, Sapporo, Hokkaido, Japón © twoKim images / Shutterstock

 Museo de la Cerveza, Sapporo, Hokkaido, Japón © twoKim images / Shutterstock

 

3. Nieve y cervezas en Sapporo

Sapporo es el nombre de la cerveza más famosa y antigua de Japón, fundada en 1876. Pero Sapporo es también la quinta ciudad más grande de Japón y la capital de la prefectura de Hokkaido, un dinámico centro urbano con un buen panorama gastronómico, cafés elegantes, animada vida nocturna bajo los neones y compras en abundancia.

Aunque para muchos viajeros Sapporo es sobre todo una parada necesaria camino de las montañas y manantiales de Hokkaido, la ciudad tiene atractivos suficientes como para pasar unos días: en invierno por su famoso Festival de la Nieve y en verano, por sus festivales gastronómicos y de cerveza. Si no se coincide con ningún festival siempre se podrá visitar la principal atracción de la ciudad: la fábrica original de la cerveza Sapporo, un bonito edificio de ladrillo envuelto en hiedra que puede recorrerse en un circuito para terminar luego en el Sapporo Biergarten y tomar más cerveza y jingisukan (plato de cordero).

En invierno, la atracción se centra en las pistas de esquí. La pista de saltos del Okura-yama se construyó en la ladera de este monte para los Juegos de Invierno. Se puede subir en ascensor y contemplar la pista desde arriba antes de probar el divertido simulador de saltos del museo. La pista sigue en activo y, con un poco de suerte, es posible que la visita coincida con una sesión de entrenamientos.

 

Sapporo Yuki Matsuri, Hokkaido, Japón © i viewfinder / ShutterstockGlowimages / Getty Images

 Sapporo Yuki Matsuri, Hokkaido, Japón © i viewfinder / Shutterstock / Glowimages / Getty Images

 

4. Festivales para todos los gustos

El Sapporo Yuki Matsuri, a principios de febrero, es uno de los festivales más grandes de Japón, aunque comenzó humildemente en 1950, cuando un grupo de estudiantes de secundaria construyeron seis estatuas de nieve en el Odori-koen, el parque principal de Sapporo. Hoy hay mucho más que estatuas de hielo: por toda la ciudad hay escenarios helados con actuaciones musicales, toboganes y laberintos de hielo para los niños, puestos de comida y bebida y todo tipo de animación.

En verano, el Festival de Sapporo se centra en la cerveza: las grandes marcas montan cervecerías al aire libre en el Odori-koen desde mediados de julio hasta mediados de agosto, y enlaza con el Festival Obon de danzas tradicionales.

 

'Jingisukan', Sapporo, Hokkaido, Jaoón © Junichi Miyazaki / Lonely Planet

 'Jingisukan', Sapporo, Hokkaido, Japón © Junichi Miyazaki / Lonely Planet

 

5. Un destino para ‘gourmets’

Sapporo es el lugar perfecto para probar la buena cocina de la isla de Hokkaido. La ciudad tiene una cultura gastronómica propia y es posible comer bien hasta en la estación, aunque en realidad, se puede comer fantásticamente bien en toda la isla.

Las especialidades de la zona son el marisco, el ramen, el jingisukan y la cocina ainu.

Para muchos viajeros japoneses, Hokkaido es sinónimo de marisco y más concretamente de cangrejo. Muchos restaurantes y resorts de Sapporo sirven auténticos festines de cangrejo, pero en cualquier mercado de pescado, restaurante de sushi o shokudo se puede pedir marisco, y en cualquier mes del año, porque hay especialidades propias para cada una de las temporadas. Hokkaido también tiene tres “ciudades de ramen”, cada una especializada en un estilo de fideos distinto: Sapporo, Hakodate y Asahikawa. Aunque la comida típica de Hokkaido es el jingisukan, un plato de cordero a la brasa que se cocina sobre una plancha de hierro que supuestamente recuerda al casco de Gengis Kan, de ahí su nombre, algo modificado con el paso del tiempo.

Finalmente, los gourmets podrán disfrutar de algunas creaciones de cocina autóctona original de Hokkaido que se conservan tal cual (salmón, ciervo, raíces y brotes de los bosques, algas, miso, grasa de oso, etc.). Hay un puñado de restaurantes del Parque Nacional de Akan que sirven algunos platos ainu, como el ruibe, un salmón que se congela en invierno al aire libre y se corta al estilo sashimi y se sirve con salsa de soja y pimientos.

 

Noboribetsu Onsen, Hokkaido, Japón © smalldaruma / Shutterstock

 Noboribetsu Onsen, Hokkaido, Japón © smalldaruma / Shutterstock

 

6. Noboribetsu Onsen

El onsen es una tradición cultural japonesa, y Hokkaido el lugar perfecto para disfrutar de estos baños termales al aire libre. Los viajeros fatigados podrán despedirse de las agujetas en cualquiera de los numerosos onsen que hay en la isla. Especialmente en Noboribetsu Onsen, una auténtica localidad onsen, cuyo olor a azufre se percibe desde kilómetros de distancia, ya que posee numerosos manantiales termales con aguas ricas en minerales. Estos baños tuvieron mucha fama cuando se convirtieron en un resort de salud para los soldados heridos en la guerra ruso-japonesa (1904-1905) y siguen siendo el onsen más famoso de Hokkaido. Las aguas proceden de un humeante foso volcánico que se alza sobre la localidad. Según la leyenda, aquí es donde vive el oni Yukujin, un demonio amable que trae buena suerte y que puede verse en cualquiera de las muchas estatuas que hay por todas partes.

Para ver un onsen realmente original se puede ir al puerto de Hakodate, donde se encuentra el Mizunashi Kaihin Onsen, un onsen en el mar. La clave está en visitarlo en el momento justo, cuando las dos principales pozas de roca quedan cubiertas por el mar con la marea alta… toda una delicia.

 

Parque Nacional Rishiri-Rebun-Sarobetsu, Hokkaido, Japón © Seigo Yamamura Aflo / Getty Images

 Parque Nacional Rishiri-Rebun-Sarobetsu, Hokkaido, Japón © Seigo Yamamura Aflo / Getty Images

 

7. Una escapada al Japón remoto: las islas Rishiri-to y Rebun-to

Al norte del norte, en el punto más remoto del país, se encuentran estas dos islas que forman parte de un Parque Nacional y que no están urbanizadas, excepto algunas aldeas pesqueras. Apenas hay turismo y son la oportunidad de trasladarse a un lugar realmente diferente y al margen del resto del mundo.

Se puede ir en ferri y lo suyo es probar el uni (erizo de mar), la especialidad gastronómica típica de las islas. Los visitantes se acercan a estas islas en verano, para subir al pico Rishiri-zan o para ir de excursión por las crestas de Rebun-to, ver plantas silvestres únicas o asomarse a los pantanos de Sarobetsu, donde se producen espectaculares floraciones.

Hay rutas para excursiones de todos los niveles, y muchas terminan en un onsen frente al mar o en lo alto de una cima con vistas de 360o de la isla. También hay rutas perfectas para el ciclismo e incluso posibilidades de practicar esquí o surf en Rishiri, con rutas de esquí de fondo (exigentes y sin remontes), con pocos esquiadores alrededor e impresionantes vistas al océano. En cuanto al surf, esta zona no es tan fría como parece: septiembre y octubre son los mejores meses, después de que el sol de verano haya calentado el mar y los tifones del sur se desplazan al norte dejando grandes olas.

 

Parque Nacional Shiretoko, Hokkaido, Japón © MOEJ

 Parque Nacional Shiretoko, Hokkaido, Japón © MOEJ

 

8. Un viaje al fin del mundo: Shiretoko

Shiretoko-hanto, la península que forma este Parque Nacional, era conocida por los ainu como “el fin del mundo”. Es un territorio magnífico, reconocido con el título de Patrimonio Mundial de la Unesco, y uno de los pocos enclaves naturales vírgenes que quedan en Japón. Suele atraer a los senderistas más expertos, pero también ofrece excursiones más sencillas a lagos y cascadas, circuitos naturales por la costa y manantiales termales ocultos en los bosques.

Hokkaido, y concretamente esta zona, es el territorio de un tipo de osos distinto al pequeño oso negro de Honshu. Los de Hokkaido son pardos, mucho más grandes y agresivos, por lo que conviene tomar todas las precauciones. Muchos excursionistas se ponen campanillas en las mochilas, y los osos, con solo escucharlas, se asustan y evitan al viajero a toda costa.

 

Parque Nacional de Akan, Hokkaido, Japón © kecl /Getty_Images

 Parque Nacional de Akan, Hokkaido, Japón © kecl  / Getty_Images

 

9. Vida con los ainu en el Parque Nacional de Akan

El Parque Nacional de Akan fue uno de los primeros que se crearon en el país, con picos volcánicos, varios lagos de caldera, y manadas de ciervos, onsen rejuvenecedores y una pequeña aldea ainu. Las montañas son el gran atractivo para los senderistas, pero también hay quien llega hasta aquí para conocer la auténtica cultura tradicional de Hokkaido. Solo un puñado de ainus hablan todavía su lengua tradicional y sus prácticas culturales parecen cosa del pasado, aunque hay nuevos artistas, músicos y chefs que apuestan por ellas y están dándoles una vida nueva.

Kotan’ainu es la aldea ainu más grande de la isla, con 36 viviendas. Sus habitantes viven de promocionar su cultura: bailan sobre el escenario, cocinan pochie (empanadillas de patata fermentada) en los restaurantes y venden madera y artículos de cuero con técnicas y motivos tradicionales. Al anochecer, celebran una procesión para encender antorchas por todo el pueblo. La aldea tiene también incluso un pequeño museo de la cultura ainu, aunque el mejor museo para conocer esta cultura es el Centro Ainu de Sapporo.

 

Japan - Where tradition meets the future © JNTO - http://visitjapan-europe.jnto.go.jp/es/experience/vr/

10. Cómo ganar un viaje a Japón

La Oficina Nacional de Turismo de Japón (JNTO) ha creado un vídeo de realidad virtual en 360o que, bajo la campaña JAPAN - Where tradition meets the future, permite descubrir la esencia y cultura del país a través de 16 destinos turísticos cuidadosamente seleccionados.

Con motivo de lanzamiento de este vídeo, la Oficina de Turismo de Madrid pone en marcha el concurso Gana un viaje a Japón, desde el 17 de enero hasta el 2 de marzo de 2018, a través de su perfil en Facebook (@DescubreJapon.es).

Los participantes deberán publicar un comentario en la página oficial de Facebook de JNTO Madrid sobre sus impresiones y escenas favoritas del vídeo JAPAN - Where tradition meets the future.

Entre los participantes se sorteará un viaje a Japón y el ganador será premiado con los billetes de avión de ida y vuelta para dos personas.

Más información sobre Hokkaido aquí y aquí (en inglés).

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.