Bienvenidos a Corea del Sur

Dividida por una frontera en constante riesgo de conflicto, la península de Corea ofrece al viajero una inmensa variedad de experiencias, hermosos paisajes y 5000 años de cultura e historia.

...

Bienvenidos a Corea del Sur

Dividida por una frontera en constante riesgo de conflicto, la península de Corea ofrece al viajero una inmensa variedad de experiencias, hermosos paisajes y 5000 años de cultura e historia.

Hospitalidad

Los modales exquisitos desempeñan un papel crucial en el trato de los coreanos con los forasteros. La amabilidad se prodiga en el país, ya sea en una oficina de turismo, al preguntar una dirección o conversando con cualquiera. Los principios confucianos han forjado un acendrado civismo en una sociedad que quizá sea introspectiva, pero también decorosa y optimista. Aunque se recorran paisajes maravillosos o se oteen mares deslumbrantes, la mitad de las experiencias del viaje tendrán que ver con la gente.

Frenesí urbano 

Aunque se denomine a Corea la “tierra de la calma de la mañana”, al sumergirse en su capital, Seúl, motor de la tercera economía más potente de Asia, la serenidad quizá sea lo último que se perciba. Esta ciudad viva las 24 h se halla en constante movimiento, con una mentalidad de trabajo duro y diversión no menos intensa que ejemplifica el dinamismo de la nación. Es difícil doblar una esquina sin tropezar con una caseta de información turística, una bulliciosa estación de metro o un taxi en esta urbe polifacética donde los palacios meticulosamente reconstruidos coexisten con bulliciosos mercados nocturnos y una arquitectura de espectacular modernidad.

Ensueño rural 

El modesto tamaño del país y sus extraordinarias infraestructuras de transporte permiten pasar fácilmente del frenesí urbano a la tranquilidad de la campiña. Y así, el viajero podrá coronar escarpadas montañas –algunas se transforman en pistas de esquí durante el invierno– rodeadas de boscosos parques nacionales; alejarse de las rutas habituales navegando a islas remotas, donde agricultores y pescadores le darán la bienvenida a sus hogares o a humildes figones de pescado y marisco; y contemplar las estrellas en aldeas apacibles rodeadas de arrozales y dormir en hanoks (casas tradicionales de madera).

Fiestas y comida 

Pero la República de Corea (Corea del Sur) sabe también divertirse. Gracias a un apretado calendario de fiestas, casi siempre se está celebrando algo dondequiera que uno se encuentre: podría ser Boryeong con su Festival del Barro, o Gwangju con su Bienal o su homenaje anual a la más coreana de las comidas, el kimchi (verdura fermentada). Los coreanos están orgullosos de su cultura culinaria, y con razón, habida cuenta del surtido de platos, sabores, aromas y texturas, que se acompañan con un mareante muestrario de bebidas alcohólicas. 

 

Por qué me gusta Corea

Por Damian Harper, autor de Lonely Planet

Tras haber trabajado en 10 ediciones de la guía China de Lonely Planet, Corea me entusiasmó y absorbió por completo. La comida era diferente; los templos, hermosos; y el transporte, irreprochable. Pero lo que más me cautivó fue la gente: apabullado por sus costumbres y su honradez, no puedo más que expresar mi más profunda y sincera gratitud. También me sedujo el idioma y sus sonidos, y me cautivó igualmente el coreano escrito. Podría llenar páginas explicando por qué adoro Corea y no sabría dónde, cuándo, cómo, ni por qué parar.

Información práctica

 
1
El “palacio de la Virtud ilustre” se construyó a principios del s. XV en Seúl como palacio secundario del Gyeongbukgung, aunque hoy, este monumento declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, supera a...
2
Dicen que a la tercera va la vencida, y en efecto Pyeongchang consiguió acoger los Juegos Olímpicos de Invierno en el 2018, al tercer intento. Se celebraron en las estaciones de esquí de Alpensia y...
3
Miles de personas se congregan cada julio en la localidad costera de Boryeong y se introducen en gigantescas tinajas llenas de barro. Bienvenidos al Festival del Barro de Boryeong. La versión oficial...
4
Levantada como muestra de devoción filial y muy dañada durante el período colonial a principios del s. XX y en la Guerra de Corea, la restauración de esta fortaleza Patrimonio Mundial empezó a...
5
Como mejor se contempla el paisaje volcánico de Jeju-do, la mayor isla de Corea del Sur, es a pie. Los senderos Olle de Jeju forman una red de 26 rutas de medio día a una jornada que serpentean por la...
6
La versión de una aldea tradicional que ofrece Jeonju impresiona aun cuando muchos de los edificios sean nuevos. En sus casas con tejado de pizarra, los artesanos elaboran abanicos, fabrican papel a...
7
Las montañas, playas, comida callejera y el ambiente cosmopolita de Busan, la segunda metrópolis de Corea, la convierten en una de las ciudades más placenteras del país. Su principal atractivo es la...
8
Por el día se encuentra ropa de segunda mano, telas y comida, pero Gwangjang cobra verdadera entidad por la noche, cuando acude la gente atraída por el aroma de los puestos de comida que llenan...
9
Es difícil elegir un solo tesoro en Gyeongju y sus alrededores, pero es probable que tal honor recaiga en Bulguk-sa, designado Patrimonio Mundial, entre otras razones porque encierra siete “tesoros...
10
La campana despierta a las 3.30 para la meditación mañanera. El desayuno es una comida frugal que se toma en silencio para reflexionar sobre el dolor de huesos provocado por inclinarse 108 veces ante...
11
Lo más parecido que tiene Corea a una máquina del tiempo es la aldea tradicional Hahoe, una experiencia fascinante para cualquiera que quiera hacerse una idea de cómo era Corea –sus imágenes,...
12
Fue preciso derribar una carretera elevada para permitir la reconstrucción de este arroyo soterrado. Aquella obra transformó el centro de Seúl, creando un parque y un paseo ribereños que proporcionan...
13
Esta franja de 4 km de ancho y 250 de largo, plagada de minas y puestos de vigilancia, que separa las dos Coreas, se conoce como Zona Desmilitarizada de Corea (ZDC; DMZ en inglés), pero el nombre es...
1
Es posible conocer lo mejor de Corea en este viaje que enlaza la dinámica capital, Seúl, con el bullicioso puerto sureño de Busan, aldeas tradicionales y lugares de interés poco visitados, para...
2
Esta ruta que cruza el país de costa a costa es ideal para conocer la cara más rústica y natural de Corea del Sur, con paradas en islas de agreste belleza y caminatas por senderos de montaña. Desde...
3
Esta ruta de 850 km por la región menos industrializada de Corea permite descubrir islas rurales, cenar en marisquerías y ahondar en tradiciones artísticas. Jeonju posee un pueblo fascinante...
4
Dos de los templos más sobresalientes de Corea del Sur figuran en esta ruta que enlaza las dos principales ciudades del país. En Seúl hay que acogerse al programa de estancia en los templos Jogye...
5
Este itinerario con dos puntos centrales es muy apropiado para familias. Los muchos parques de Seúl, sus museos interactivos y, en verano, las piscinas al aire libre, son ideales para divertirse en...
Mapa
Mapa de Corea del Sur para preparar tu viaje a Corea del Sur de la forma más sencilla.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.
iati seguros

Artículos más leídos

Corea del Sur: Observatorio Cheomseongdae
Una ruta por carretera atravesando Corea del Sur de arriba a abajo y que recorre la península desde Seúl, en el este, hasta Busan, en el sur, por la costa oriental.
BUSAN_DRONE_Shutterstock
Busan, Corea del Sur
Lonely Planet ha elegido Busan, Corea del Sur, TOP 1 de los mejores destinos asiáticos para visitar. ¡Descubre el 'ranking' Best in Asia 2018!
JS_s_favorite_things_Getty_Images
Arugam Bay, Sri Lanka
Los 10 mejores destinos de Asia para viajar en el 2018, según Lonely Planet. Este es el 'ranking' Best in Asia 2018.
Shanti Hesse / Shutterstock

Dónde dormir

Con más de 1.750.000 alojamientos e innumerables ofertas que se actualizan a diario, el viajero podrá reservar el hotel, la villa, el apartamento o incluso el riad ideal para disfrutar al máximo su estancia.