Somalilandia

Cuenta con un Parlamento, un Gobierno ampliamente representativo, una capital, una bandera, una moneda, una universidad, un ejército y elecciones abiertas, pero nadie lo reconoce. Es el país que no existe. La autoproclamada República de Somalilandia se creó en 1991 tras la caída de la Somalia unida. Aunque sus dirigentes luchan desesperadamente por obtener reconocimiento internacional formal, no es reconocida como un Estado independiente.

Tienda