Fimmvörðuháls

El humeante volcán Eyjafjallajökull, Fimmvörðuháls
Mliberra_Shutterstock

Si el viajero no tiene tiempo para completar una de las rutas de varios días que brinda Islandia, la ruta Fimmvörðuháls, de 23 km y que se recorre en un día, saciará su sed de excursiones. Se empieza en las cataratas de Skógafoss, la primera de una amplia colección de saltos de agua. Se recorren los restos humeantes de la erupción del Eyjafjallajökull y, más tarde, una extensión de terrazas de piedra llenas de flores que termina en el sereno Þórsmörk, un paraíso para campistas rodeado por una corona de crestas glaciares.