La costa noruega

La costa noruega

El tramo entre Trondheim y las islas Lofoten lleva al viajero a cruzar el Círculo Polar ártico por una costa salpicada de profundas ensenadas, innumerables islas y apacibles pueblos de pescadores. Es más conveniente recorrerlo en coche o tomar el ferri de Hurtigruten, aunque solo sea para una o dos etapas.

El punto de partida es Trondheim, una de las ciudades más agradables de Noruega donde relajarse un par de días. Yendo hacia el norte, pasando por Hell, hay que hacer una parada en Stiklestad, un lugar de gran importancia histórica para los noruegos. Se puede pernoctar allí o seguir hasta Rørvik, donde una fascinante exposición multimedia arroja datos sobre la vida costera.

La Rv17 avanza hacia el norte hasta la pintoresca Brønnøysund; no hay que dejar de visitar la fascinante isla de Vega, Patrimonio Mundial de la Unesco, y dedicarles a ambas un par de noches. De vuelta a tierra firme, la extraordinaria ruta costera de Kystriksveien, que atraviesa unas 14 000 islas, es otra candidata al título de ruta más espectacular del país. Aunque puede hacerse entera en un par de días, es mejor dedicarle cuatro o cinco. También hay que reservar tiempo para visitar el Parque Nacional de Saltfjellet-Svartisen, que alberga el segundo campo de hielo más grande de Noruega. El tramo más bonito de la ruta discurre entre Sandnessjøen y Storvik, donde se cruza el Círculo Ártico.

El principal atractivo de Bodø es que sirve de puerta de entrada (por ferri) a las islas Lofoten. A diferencia de otros puntos del país, las Lofoten pueden ocupar fácilmente una semana del viaje; tres días sería lo mínimo. Todos los pueblos e islas valen la pena, pero bajo ningún concepto hay que perderse Nusfjord y Å, este último un pueblo con mucho encanto en el extremo sur de Moskenesøy. Vesterålen es salvaje y hermosa y merece un día o dos (entre otras cosas, para avistar ballenas en verano junto a Andenes) antes de finalizar el viaje en Narvik.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Carretera Atlántica, Noruega
10 carreteras europeas que no hay que perderse: carreteras costeras, alpinas... Europa ofrece multitud de recorridos para recorrer en coche, moto o furgo.
BiksuTong_Shutterstock
Islas Lofoten, Noruega
Las isas europeas poseen una magia sumamente particular. Aquí te presentamos 10 islas de Europa en las que perderse este verano.
RudyBalasko_Getty_Images
Mirador AlpspiX, Garmisch-Partenkirchen, Alemania
Una selección de Lonely Planet de 10 vistas de vértigo en diez destinos europeos que ofrecen vistas espectaculares de paisajes espectaculares.
IndustryAndTravel_Shutterstock