Budapest en 4 días

Budapest en 4 días

El primer día transcurrirá casi entero en la colina del Castillo, para disfrutar de las vistas, visitar algún museo y quizá almorzar en el Cafe Miró. Por la tarde, se puede bajar en el Sikló a Clark Ádám tér para acudir a los baños Gellért. Por la noche, hay que ir a Liszt Ferenc tér a beber algo y luego al Klassz a cenar.

El segundo día se aconseja un paseo matutino a Andrássy út, con paradas en la Casa del Terror y en el Művész Kávéház, para luego tomar las aguas en los baños Széchenyi y cenar en el Bagolyvár.

El tercer día conviene concentrarse en los dos iconos de la nacionalidad húngara y los lugares que los albergan: la corona de san Esteban, en el Parlamento, y los restos mortales del rey santo en la basílica de San Esteban. Se puede parar a tomar un dulce en el Gerbeaud y ver algún espectáculo en la Ópera Nacional de Hungría.

El cuarto día es para visitar la Gran Sinagoga y almorzar en el Kádár. Por la tarde, se cruza a la idílica isla Margarita. Al otro lado del puente Margarita y subiendo el monte está la tumba de Gül Baba, aún lugar de peregrinaje para los musulmanes. La tarde se puede pasar en los baños Veli Bej y luego ir a cenar en el vecino Fióka.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Vistas de Budapest desde una terraza, Hungría
Descubrir Budapest desde los 6 mejores bares de azotea de la ciudad. Ya sea en verano o en invierno, las terrazas de estos bares ofrecen grandes experiencias y cautivadoras vistas.
ZGPhotography_Shutterstock
Carnaval en Mohács, Hungría
Si se dispone de unos días para celebrar el Carnaval, no hay nada como viajar a Grecia o a Hungría y buscar la diversión sumergiéndose en el espíritu de los carnavales.
samatotoh_Shutterstock
Playa de Nha Trang, Vietnam
Padres adultos e hijos adultos pueden emprender, compartir y disfrutar del viaje de una manera que dejará recuerdos inolvidables para la vida familiar.
fotiyka_Shutterstock