Por el valle del Loira

Por el valle del Loira

Para pompa aristocrática y arquitectónica, no hay destino más indicado que el valle del Loira y su colección de châteaux. Como primera base, se recomienda la regia ciudad de Blois, donde se puede aprovechar el tiempo disponible al máximo con algún circuito organizado por los castillos; el padre de todos ellos, el Château de Chambord, y el maravillosamente clásico Château de Cheverny, con su extraordinario mobiliario y perreras, son un gran dúo. El tercer día se sigue el curso del río más largo de Francia al suroeste hasta Amboise, última morada de Leonardo da Vinci. Los entusiastas del vino pueden añadir al itinerario alguna que otra dégustation (cata) de los caldos locales de Vouvray en las bodegas de camino a Tours, a tiro de piedra de Amboise. Desde allí se puede visitar el Château de Chenonceau, imponente sobre el río Cher, 34 km al este. La ruta termina en la elitista escuela de equitación de Saumur y en la sencilla Abadía Real de Fontevraud, aunque se puede seguir al noroeste hasta Angers, con su château negro y unos tapices apocalípticos. El Château de Verrières, en Saumur, es un gran alojamiento.

Artículos más leídos

Una turista en Chinatown, en el centro de Singapur
Tres grandes urbes ostentan la primera posición como 'ciudad más cara del mundo'
Travel_man_Shutterstock
Llegada a grandes ciudades europeas
Al llegar a una gran ciudad europea se puede visitar el Castillo de Praga, observar a la gente en París o bañarse en un balneario en Budapest.
Soloviova Liudmyla / Shutterstock
Kitsilano Pool, piscina urbana de Vancouver, Canadá
7 propuestas para nadar en piscinas al aire libre de ciudades emblemáticas. Bañarse y nadar rodeado de míticos perfiles urbanos.
Eric Buermeyer / Shutterstock