Ruta del Císter y ‘castellers’

Los monasterios de Vallbona de les Monges, Poblet y Santes Creus forman la conocida Ruta del Císter, que cada año atrae a miles de visitantes de todo el mundo. En este itinerario, además de conocer dichas maravillas, se recorren las cuevas subterráneas de L’Espluga de Francolí, se descubren las viejas murallas de Montblanc y se hace una parada en Valls para probar los calçots y ver una exhibición castellera

Se empieza en uno les vértices que forman la Ruta del Císter, el monasterio de Vallbona de les Monges, construido entre los ss. XII y XIV en estilos románico y gótico, con su espectacular portada de entrada. Es el monasterio cisterciense femenino más importante de Cataluña, aún en activo, y solo se puede acceder a él con una visita guiada. Luego, tras elevarse hacia el cielo meditando en Vallbona de les Monges, toca todo lo contrario: descender bajo tierra y visitar L’Espluga de Francolí, con sus cuevas subterráneas prehistóricas que se extienden por el subsuelo del casco urbano, donde se han encontrado restos de presencia humana de hace miles de años ―los apasionados de las nuevas tecnologías pueden hacer la Ruta Templaria y Hospitalera, que permite revivir la historia a través de gafas de realidad virtual y ver cómo era un pueblo en el s. XIV―. 

La siguiente cita es el monasterio de Poblet, fundado en 1150 y declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, quizá el más extraordinario los tres vértices de la Ruta del Císter, con dos recintos, uno amurallado y el otro monástico, y las tumbas reales de la Corona de Aragón. Luego se continúa hacia Montblanc, con el conjunto de murallas mejor conservado de toda Cataluña y un patrimonio monumental y cultural exuberante. 

La ruta sigue hasta Valls, ciudad que es sinónimo de castellers y de calçotades. como puede descubrirse en la Diada Castellera de Santa Úrsula, el domingo más cercano a la festividad de Santa Úrsula (21 oct), y en la Festa de la Calçotada, el último domingo de enero, y termina en el monasterio de Santes Creus, fundado en 1168, hoy el único de los tres de esta ruta sin comunidad religiosa. Y como colofón a esta ruta monástica, no hay que perderse el montaje escenográfico y audiovisual “El mundo del Cister”, uno de los mejores de Europa en su género, que ayuda a entender el modo de vida de la comunidad cisterciense. 

 

Tienda

Artículos más leídos

Garachico, pueblo de costa de Tenerife, Canarias, España
España tiene miles de kilómetros de costa y muchos pueblos bellísimos bañados por el mar. De ellos, hemos seleccionado 16 que podrían figurar entre los más bonitos de España.
David_Ionut_Shutterstock
Hotel en Manshausen, Islas Lofoten, Noruega, Europa
Una lista de 10 hoteles europeos demasiado locos, extravagantes o fascinantes para poder conciliar el sueño y dormirse.
www.manshausen.no
Siurana, pueblo de Tarragona, Cataluña, España
Una lista de 16 pueblos de interior que destacan por su belleza. Paisajes imperdibles de la geografía española que merecen una escapada en cualquier época del año.
peresanz_Shutterstock