Carreteras secundarias

Itinerario carreteras secundarias, Bélgica

Esta ruta en coche permite parar en ciudades menos visitadas y en rincones rurales con encanto. Se alquila un automóvil en el aeropuerto de Bruselas o el de Charleroi y se conduce, pasando por Waterloo hasta llegar a los museos de Mons, capital cultural europea en el 2015. Se continúa por las ruinas de la abadía de Aulne y los jardines colgantes de Thuin, pasando un par de noches en la bonita población de Chimay, famosa por su cerveza. Preciosos caminos conducen a Mariembourg y a Nismes, donde se puede subir en el tren de vapor. Se visitan los espléndidos jardines de Freÿr y las fabulosas cuevas de Han-sur-Lesse o las versiones menos comerciales de Rochefort, donde hay otra cervecería trapense y buenos alojamientos. Desde Rochefort se va a Bouillon, con su castillo cruzado en ruinas, y se da un paseo en kayak a través de algunos de los valles más bonitos del país en Vresse-sur-Semois. El valle del Semois se puede seguir en ambas direcciones para disfrutar de las vistas en Rochehaut y Tombeau du Géant.

Tras poner rumbo al noreste se visita el museo bélico de Bastoña, tras lo cual se atraviesan densos bosques, pasando por St-Hubert y el impresionante museo al aire libre de Fourneau St-Michel hasta La Roche-en-Ardenne, con su castillo encantado y su triste y fascinante historia de la II Guerra Mundial. Famosa por sus narigudos de carnaval, la bonita Stavelot es una buena base de operaciones para las actividades de Coo, aunque también se puede dormir en la ciudad catedralicia de Malmedy y visitar el museo de la II Guerra Mundial de Baugnez antes de ir de excursión por los Hautes Fagnes. En Eupen, la única ciudad realmente germánica del país, se puede parar a tomar un café con pasteles, a menos que se prefiera una cerveza en la bonita Limburgo, de camino a Verviers, otrora importante y que hoy cuenta con un excelente museo del chocolate. Unos preciosos caminos rurales conducen al monasterio de Val-Dieu y a Blegny, donde se encuentra la última mina de carbón de Bélgica. Tras pasar por la bulliciosa Lieja se llega a la tranquila Tongeren, la ciudad más antigua del país; luego se sigue la vía romana hasta la bonita Sint-Truiden. Tras recorrer los caminos de Hesbaye y visitar la espléndida iglesia de Zoutleeuw y las ruinas romanas de Tienen se pasa la última noche en la estudiantil Lovaina.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Parque Nacional de Thingvellir, Islandia
Los autores de Lonely Planet han seleccionado las 10 mejores experiencias veraniegas europeas para disfrutar de lugares y actividades en el viejo continente.
Getty_Images_iStockphoto
Casco antiguo de Gante, Bélgica. Viaje sostenible Lonely Planet
Nuestra selección de alternativas a los principales lugares de Europa, para descubrir destinos poco visitados y contribuir a la sostenibilidad.
leoks_Shutterstock
Silo Hotel, Ciudad del Cabo, Sudáfrica
10 ideas para dormir en lugares insólitos e increíbles: un hotel de una sola cama, un antiguo silo con vistas asombrosas, 'glamping' en un parque africano...
www.theroyalportfolio.com.the-silo