Por el Rin y el Mosela

Por el Rin y el Mosela

El punto de partida es Colonia, donde se puede admirar la Kölner Dom, descubrir interesantes museos y pasar una noche de cervezas en una taberna renana. Luego se va a Aquisgrán para caminar tras los pasos de Carlomagno y deleitarse con una crujiente galleta Printen. La legendaria Tréveris permite viajar al pasado unos cuantos siglos más: acoge algunos de los monumentos romanos más excelsos al norte de los Alpes. Al día siguiente, se puede pasear sin prisa junto al río Mosela, que fluye entre inclinados viñedos hasta desembocar en el Rin en Coblenza. De camino, uno puede tomarse unos refrescantes rieslings en Bernkastel-Kues, con casas de entramado de vigas de madera, o en Beilstein, digna de un cuento de hadas, para luego compararlos a otros caldos de los pizarrosos suelos del Rin. Se puede seguir el río rumbo sur pasando por fotogénicas aldeas como Boppard y Bacharach, escarpados peñascos coronados por castillos medievales y viñedos que rozan la verticalidad. La ruta se remata en Maguncia, con su señorial catedral y su fabuloso museo dedicado al inventor de la imprenta de tipos movibles, Johannes Gutenberg.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

City Hall, Filadelfia, EE UU
Desde Nueva York hasta Seúl, aquí van ocho lugares que figuran en la lista de nominados en los Óscar al Premio de la Academia 2020 a la Mejor Película.
Sean_Pavone_Shutterstock
Panorámica de Bonn, Alemania
Las claves de una visita a Bonn a lo largo del 2020, ciudad que celebra el 250º aniversario de Beethoven con un gran programa de eventos culturales.
travelview_Shutterstock
Casco antiguo de Gante, Bélgica. Viaje sostenible Lonely Planet
Nuestra selección de alternativas a los principales lugares de Europa, para descubrir destinos poco visitados y contribuir a la sostenibilidad.
leoks_Shutterstock