Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar

Vanuatu

Viajar a Vanuatu

El clima tropical llena de luz y vida sus playas y aguas azules. En todas las islas, las comunidades muestran con orgullo la esencia de su país al ritmo de la percusión y el baile.

¿Dónde más se puede saltar de una cueva submarina llena de coral y peces tropicales a un todoterreno y ver un volcán escupiendo lava? Por contrastes como estos, vale la pena explorar el país.

Los vanuatenses se toman la vida con calma y una sonrisa, y mientras se acostumbra a madrugar y acostarse temprano, el viajero se preguntará por qué siempre ha vivido deprisa.

Todos los alojamientos de las islas exteriores tienen tejado de paja, pero en Éfaté y Santo abundan los rutilantes resorts. Estas islas disponen además de buenas carreteras, que cubren todo el territorio en Éfaté y ofrecen cómodo acceso a las bellas playas y cuevas submarinas de Santo. A ello hay que sumar la suave brisa perfumada y varias de las mejores experiencias del planeta que pocos conocen: un transatlántico de lujo hundido en aguas transparentes, banianos gigantescos, rugientes cascadas, una viva cultura ancestral con insólitas ceremonias y playas de ensueño.

Fuente: El mundo (octubre del 2015)