Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar

Comoras y Mayotte

Viajar a Comoras y Mayotte

Diseminadas por el océano Índico, las encantadoras islas Comoras son la clase de lugar a donde uno se dirige para desaparecer un tiempo de la faz de la tierra.

Comoras es un sitio tan remoto que cuesta pensar en un escondite mejor. Dueños de una rica cultura suajili y decididamente musulmanes, sus encantadores habitantes descienden de una estirpe de comerciantes árabes, sultanes persas, esclavos africanos y piratas portugueses. En su agitada vida política, las tres islas autónomas han sufrido casi una veintena de golpes de Estado desde que alcanzaran la independencia en 1975.

En la última década, en cambio, acordaron dejar a un lado las diferencias y emprender el camino conjuntamente bajo la bandera de Unión de las Comoras. La cuarta isla, Mayotte, es un territorio francés de ultramar, y difiere políticamente de las otras islas en que su población es francesa y, por ende, se rige por la ley de ese país.

Comoras no es un destino de vacaciones apto para todos los públicos: todo marcha a un ritmo lento y las instalaciones turísticas no son precisamente de lujo. Ahora bien, si por vacaciones perfectas se entiende pasarse el día sin hacer nada, tomando té y charlando con los lugareños, Comoras puede resultar la clase de aventura impredecible que uno ansía.

Fuente: El mundo (octubre del 2015)