Las 20 catedrales más bonitas de España - parte 2

Texto por
Lola Escudero, de Lonely Planet
Catedral de Segovia

Sigue el recorrido por las catedrales más impresionantes de España

Con un gran valor histórico y patrimonial, las catedrales suelen ser el centro de la ciudad y, en muchos casos, su origen. A continuación se listan diez más de las más emblemáticas y hermosas de España.

Zaragoza

Dos mil años de historia superpuesta

De nuevo aparecen dos catedrales: la más antigua, la Seo, y unos metros más allá, la nueva, la Basílica del Pilar, donde los maños rinden culto a la Pilarica. La Seo arrastra una historia de dos mil años, construida sobre un templo románico, este sobre una mezquita musulmana, y esta sobre una iglesia visigoda, levantada a su vez sobre el viejo foro romano. En su exterior se encuentra uno de los rincones más curiosos: el muro de la Parroquieta, de 1360, la fachada lateral del templo adornada con azulejos de colores y motivos mudéjares. https://catedraldezaragoza.es

Catedral de Zaragoza
La catedral de Zaragoza © Lepneva Irina / Shutterstock

Murcia

El secreto de las dos torres

Su impresionante fachada, obra maestra del barroco español, empequeñece la catedral. Sobre sus torres, aunque solo se ve una, en realidad hay dos, ya que una está dentro de la otra. A la más desconocida se puede acceder por una puerta apenas frecuentada, la del pozo. En el tercer piso se encuentra la torre de los Susurros, envuelta por una perfecta bóveda que proporciona una acústica perfecta. En el interior de la catedral destaca capilla de los Vélez, del siglo XV, una mezcla de estilo gótico manuelino y mudéjar, abigarrada y con planta semihexagonal y coronada por una bóveda estrellada. https://catedralmurcia.com

Catedral de Murcia
La catedral barroca de Murcia © Iakov Filimonov/ Shutterstock

Sevilla

La gótica más grande del mundo

Almohade, mudéjar, gótico, renacentista, barroco… todos los estilos están representados en algún rincón de la catedral de Sevilla. Se levanta sobre el solar que ocupó la mezquita aljama hispanomusulmana y presume de ser la catedral gótica más grande del mundo, especialmente reconocida por su campanario, La Giralda, que en realidad es el alminar de la antigua mezquita. Otro de los lugares más emblemáticos son sus escaleras de acceso, en particular las adyacentes a las puertas del Perdón. www.catedraldesevilla.es

Catedral de Sevilla
La catedral de Sevilla © David Pineda Svenske / Shutterstock

Toledo

Una joya en el laberinto

Junto con las de Burgos y León, forma el trío de los grandes templos góticos castellanos y es la segunda más grande de España. Se levantó en el siglo XIII sobre los cimientos de la catedral visigoda del siglo VI, que a su vez había sido utilizada como mezquita por los musulmanes. Desde alguno de los edificios más altos de Toledo, como el Alcázar o la iglesia de los Jesuitas, se puede ver la forma de cruz perfecta de su planta, rodeada de arcos y de esbeltos pináculos. Magníficas son también sus vidrieras y la orfebrería, como la famosa custodia. www.catedralprimada.es

Catedral de Toledo
La catedral de Toledo © Songquan Deng/ Shutterstock

Vitoria-Gasteiz

La restauración como espectáculo

Dicen que Ken Follet la tomó de referencia para escribir Un mundo sin fin. Se alza en el casco antiguo y fue construida como iglesia-fortaleza, formando parte de la defensa de la ciudad, y en la actualidad integra edificios de origen dispar, como el templo del siglo XIII, el triforio y un pórtico policromado del XIV y la torre de los siglos XVI-XVII, un estupendo mirador de la ciudad. www.catedralvitoria.eus

Catedral de Vitoria-Gasteiz
La catedral de Vitoria-Gasteiz © saiko3p / Shutterstock

Cuenca

La belleza de lo inacabado

Es una de las más originales. La mandó construir el rey Alfonso VIII cuando conquistó la ciudad en 1177, y se hizo en estilo gótico, inspirada en las catedrales francesas. El 13 de abril de 1902 la torre del Giraldo se derrumbó y se llevó por delante parte de la fachada aplastando miembros de la familia del campanero. En 1910 se comenzó a construir la actual catedral neogótica inspirada en la de Reims. Lo más llamativo es su fachada principal, con su aspecto inacabado y sus arcos que dejan ver el cielo. Dentro, se encuentra el patio de la Limosna, un espacio al aire libre, con unas vistas increíbles a la hoz del Huécar. www.catedralcuenca.es

Catedral de Cuenca
Catedral de Cuenca © Lenar Musin / Shutterstock

Barcelona

Más joven de lo que aparenta

En el corazón del barrio gótico, su magnífica catedral comenzó a construirse a finales del siglo XIII. Hoy es una de las más visitadas, con más de tres millones de personas que contemplan los espléndidos retablos góticos y barrocos, un coro magnífico, el baptisterio y el famoso sepulcro de Santa Eulalia, además de 40 capillas. Los restos de la catedral paleocristiana del siglo IV sobre la que se asienta se conservan en el subsuelo. Pero todo ello se esconde tras una fachada mucho más reciente: con motivo de la Exposición Universal de 1899, un industrial catalán sufragó los gastos para terminar la proyectada en el siglo XV. https://catedralbcn.org

Catedral de Barcelona
La catedral de Barcelona, en el Gótico © TTstudio / Shutterstock

Segovia

La Dama de las catedrales góticas

Su origen, del siglo XII, como catedral románica junto a un hospital y un palacio arzobispal, alrededor del Alcázar, fue destruida en la Revuelta de los Comuneros, a principios del siglo XVI. Posteriormente se construyó la actual, convirtiéndose, con la de Salamanca, en la última de las catedrales góticas, con un estilo denominado gótico florido. De espacios amplios y formas armónicas, por dentro resulta espléndida y llena de luz, y por fuera, una especie de joya de filigrana llena de pináculos. Uno de sus rincones más bonitos es la puerta del Perdón, así llamada por el perdón que otorgó el obispo a los que destruyeron la anterior. https://catedralsegovia.es

Catedral de Segovia
La catedral románica de Segovia © canadastock / Shutterstock

Palencia

La bella desconocida

Esta catedral, que en el 2021 cumple 700 años, aunque parece pequeña es la tercera más grande de España y esconde un templo magnífico con grandes elementos góticos, renacentistas y barrocos. Se construyó en los siglos XIV y XV sobre una construcción románica y a su vez sobre una cripta visigoda. Cuenta con cinco puertas y tres fachadas, ninguna de las cuales es la principal, aunque la más llamativa es sin duda la que luce una gran torre con un reloj y dos puertas: la de los Novios y la del Obispo. Sus restauradores también fueron muy creativos: hay que descubrir los dos álienes en la puerta de los Reyes y un señor con levita en una de sus gárgolas. https://catedraldepalencia.org

Catedral de Palencia
La catedral de Palencia © diegorayaces / Shutterstock


Jaca 

Una pequeña joya románica en el Pirineo 

Considerada uno de los templos más relevantes del primer románico español, la catedral de Jaca se levantó en el siglo XI para consolidar la primera capital del primitivo reino de Aragón y conserva las características más típicas de este estilo medieval que aquí recibe un nombre propio: el románico jaqués. Aunque puede pasar desapercibida entre los edificios del casco histórico, hay que fijarse en sus atrios y su decoración está repleta de simbología y de curiosidades. www.jaca.com/catedral.htm

Catedral de Jaca
Interior de la catedral de Jaca, en Aragón © Rini Kools / Shutterstock

 

Las 20 catedrales más bonitas de España - parte 1

 

Nuestras guías