Friuli, Italia

Texto por
Donna Wheeler, autora de Lonely Planet
Viñedos en las colinas de Collio, Friuli, Italia
Mario Savoia / Shutterstock

TOP 4 región #BestinTravel 2016

A menos que el viajero sea un buen conocedor de vinos, este nombre no le dirá gran cosa, aunque Friuli (al noreste de Venecia) se ha ganado seguidores de culto. Las pintorescas rutas del vino de la región, que atraviesan un tablero de viñedos entre Udine, Gorizia y Trieste, abarcan desde sencillas mesas de granja donde sirven el último reserva en jarra, hasta elegantes comedores y catas verticales entre las viñas. En Friuli el terroir es un estilo de vida consagrado.

En estos últimos años, el nombre de Friuli viene apareciendo en las listas de los vinos más selectos del mundo y un puñado de atrevidos viticultores friulianos se han convertido en figuras de culto entre los cognoscenti más allá de Italia. Mientras muchos aficionados se contentan con oler, dar vueltas y catar sus blancos aromáticos, sus tintos intensos y con cuerpo y sus espectaculares anaranjados naturales en casa, cada vez son más los turistas que viajan a Friuli para conocer de primera mano las rutas vinícolas rústicas de la región. 

A pesar de que ha corrido la voz, es un destino poco visitado, incluso por los italianos. Desde sencillas granjas donde el último reserva se sirve en jarra hasta selectos comedores y catas verticales entre las viñas, las bodegas no son un reclamo turístico: hornear pan y hablar del terroir es un modo de vida. 

Varias regiones de cultivo certificadas (las DOC) forman un tablero entre las ciudades de Udine, Gorizia y Trieste, con las reputadas Collio, Colli Orientali y el ‘comodín’ Carso a tan solo 1 h en coche. De hecho, toda la región es bastante pequeña, pero sus microclimas aseguran la variedad, tanto para el paladar como para la vista, con un paisaje cambiante de colinas, llanuras y, no muy lejos, los Alpes. 

Conducir hasta la rocosa región de Carso y recorrer sus sinuosas carreteras en primavera, enseguida se divisará la primera flecha roja adornada con una rama de árbol. La frasca marca un recorrido culinario centenario que es una joya, con las osmize (bodegas) como recompensa al final de la ruta. Los viticultores acogen visitantes en sus patios y graneros para que caten el vitovska, ahumado y con aroma de pera, o el terrano, de tintes violetas. 

Friuli no solo trabaja con uvas de la región, también produce sauvignons cada vez más elegantes; tanto que, en el 2015, el Concours Mondial du Sauvignon salió de Francia por primera vez y se celebró en Friuli. Ahora que la autoridad vinícola francesa reconoce los méritos del sauvignon friuliano, el resto del mundo no tardará en hacerlo también. 

Acurrucada en el extremo noreste de Italia, Friuli Venecia Giulia ha sido romana, lombarda, veneciana y austro-húngara, y grandes franjas del este eran parte de Eslovenia hasta hace 100 años. Con semejante pedigrí, sus ciudades son cosmopolitas y culturales, presumiendo de catedrales con techos decorados por Tiépolo y de la elegancia y el glamour de Hasburgo. Dicho esto, los friulianos, conocidos por su cautela estoica y sus celebraciones a lo grande, mantienen un vínculo muy estrecho con la tierra. 

En el Carso, por encima de Trieste, los rótulos de las calles y los nombres de los lugareños revelan orígenes eslovenos, y el esloveno sigue siendo la primera lengua de los viticultores. Más al norte, en Udine y el Collio, es posible ver rótulos en friuliano y escuchar a los mayores del lugar saludarse unos a otros con un cálido Bundi! 

Las cambiantes fronteras de Friuli tienen reflejo en las cocinas de la región. Los ravioli locales, llamados cjalsons, están rellenos de cebollas caramelizadas, patata o remolacha y ricotaahumado. El queso de la región, el montasio, es la base del ubicuo frico, que se come o bien frito y crujiente, o bien con una tortita esponjosa de patata. El prosciutto también es otro de los manjares de toda la vida, mientras que los platos de carne en abundante salsa suelen ser de conejo o de ciervo. Si se pide a algún lugareño de Udine que recomiende un restaurante, es inevitable ir a parar a algún lugar en el campo, donde estos platos tan intensos se sirven en un entorno rústico. 

Si quieres conocer el resto de regiones TOP, clica aquí.

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.