Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar

Los Ángeles en 48 horas

© Roger - www.flickr.com/photos/24736216@N07/4103376872/
© Roger - www.flickr.com/photos/24736216@N07/4103376872/

Muchas cosas se han dicho de Los Angeles: Andy Warhol afirmaba que allí todo el mundo es de plástico y Jack Kerouac describió la ciudad como “una jungla”. Sin duda, el mejor método de definir un lugar es descubriéndolo por uno mismo.

Dos días son más que suficientes para recorrer Los Ángeles, su historia, su cine y en definitiva, para vivir una experiencia de lo más americana.

Día 1 

La ruta comienza en El Pueblo de los Ángeles, distrito histórico y un viaje cultural al mismísimo México. Fundado en 1781 por un grupo de colonos españoles, El Pueblo es, efectivamente, el origen Los Ángeles y a día de hoy se trata de un museo viviente alimentado por las diversas culturas que han ocupado la ciudad. Un paseo por sus calles pondrá ante nuestros ojos edificios históricos, casas de adobe o la Vieja Plaza, el núcleo del distrito. Paso obligatorio por Olvera Street y su colorido mercado mexicano.

 Spring Break 2013: Day 2 @ Jennifer Carole

Tomando la calle Broadway, comenzaremos a sentir la evolución de la Gran Naranja en la historia. Aquí se encuentran un gran número de teatros de los años 1920 o algo que a los fans de Blade Runner les gustará admirar: el emblemático Edificio Bradbury de 1893, donde se desarrollan las escenas finales del film. ¿localizaciones de película? ¡Esto empieza a parecerse a Los Ángeles! 

Así es como se penetra al corazón del Downtown L.A., una zona que se deshace poco a poco de la fama otorgada por el complicado barrio de Skid Row.  Hoy, el distrito se ha convertido en un cruce de caminos para hipsters en bici donde las cafeterías cool comienzan a ser algo habitual.

Además, a lo largo de Broadway St. es fácil toparse con monumentos excepcionales como la catedral que nunca dirías que es una catedral, la de Nuestra Señora de los Ángeles, el Grand Park, que alberga conciertos de verano, el Ayuntamiento, el Disney Concert Hall o el Museo de Arte Contemporáneo MOCA.

 LA morning @ paul bica

Debe ser la hora del almuerzo, momento perfecto para dar una vuelta por el mítico Grand Central Market, con puestos que ofrecen desde platos tradicionales de California hasta delicias hawaianas, pasando por opciones japonesas, tailandesas o jamaicanas. Eso sí, el infierno de los indecisos.

Preparados para seguir la ruta por el Downtown, es hora de dirigirse hacia el distrito de los artistas. Arts District es conocido por su arte callejero. Es imposible no quedarse prendado de la gran cantidad de verdaderas obras de arte plasmadas en los muros a nuestro paso.

Aquí es obligatoria la parada para el café. Algunas de las cafeterías más trendy de la ciudad como Urth Caffe, en South Hewitt Street ofrecen cafés orgánicos o tés finos.

 Arts District Daytime @ Kristy Plaza 

Una vez recuperados, es hacia el norte por Alameda Street, cuando el barrio de Little Tokyo toma forma según avanzamos. Tiendas de regalos, floristerías japonesas, templos budistas, el Japanese American National Museum, o la torre Little Tokyo Watchtower, son sólo algunas de las piezas que conforman el barrio japonés. 

En la zona entre Alameda Street y Temple Street se aglutinan numerosos restaurantes de todo tipo para acabar el día cenando en uno de los barrios más originales de Los Ángeles. Tras la cena, retomamos el norte: Ahora Chinatown se presenta vivo con sus farolillos y neones, trasladándonos al final de la película homónima de Roman Polanski, que fue filmada en este mismo lugar. 

Día 2 

Si el primer día sirvió para indagar en la historia de la ciudad de una forma más íntima, el segundo día es un viaje a lo salvaje por L.A.

Por ello, recomendamos alquilar un coche, ya que las distancias son más grandes esta vez. Un descapotable es nuestra opción ideal.

Cerca del aeropuerto se concentra un buen número empresas de alquiler de coches, aunque tampoco es difícil encontrarlas en cualquier zona del centro.

 @ Rain0975  

La primera parada del tour es el Parque Griffith, al norte de la ciudad. Uno de los parques urbanos más grandes de los Estados Unidos, ofrece una inmensa variedad de monumentos y actividades al aire libre, pero esta vez el objetivo es obtener las mejores vistas de Los Ángeles y del icónico cartel de Hollywood. Desde el mirador del Observatorio Griffith es posible fotografiar la señal y visitar el imponente observatorio de forma gratuita. 

Vuelta a la carretera, unos 15 minutos hacia el oeste, se asoma el Hollywood Bowl, un espectacular anfiteatro natural y lugar de conciertos tan importantes como los de la Filarmónica de los Ángeles; o previamente de artistas de renombre como los Beatles o Frank Sinatra. 

Ahora es el momento de bajar a Hollywood & Highland, el lugar del glamour por excelencia y hogar sitios emblemáticos como el Dolby Theater, donde se celebra la gala de los Óscar, el histórico Chinese Theater, el Museo de Hollywood y por supuesto, el Paseo de la Fama. En alguno de sus numerosos restaurantes se hará la parada para el almuerzo. Los que van a la caza de las estrellas, también pueden dirigirse en coche a Melrose Avenue para encontrar famosos en algunos de los restaurantes o tiendas de esta calle.  

De cualquier forma es posible llegar fácilmente a Santa Mónica en un trayecto de unos 45 minutos. Cruzando el popular área de Beverly Hills con sus altas palmeras, se toma la carretera que lleva a la costa. ¿Por qué no aprovechar este trayecto para relajarse, poner la mejor lista de música y experimentar el momento más americano de la ruta?

 Hollywood @ Letizia Barbi

Por fin, el mar y el lugar donde finaliza el tour: El puerto de Santa Mónica no es sólo una atracción de costa. Se trata de un antiguo monumento y emblema de los Estados Unidos. Además, sus playas de arena blanca son tan populares que han aparecido en numerosas películas y series de televisión, como Los Vigilantes de la Playa. Aquí destacan su carrusel histórico o el parque de atracciones Pacific Park cuya famosa noria regala vistas de todo el puerto por 8$. 

Siguiendo en la línea del cine, no hay que perderse una cena en la marisquería de la película Forrest Gump, el Bubba Gump Shrimp Company y para terminar el día, un cocktail en el jardín del Bungalow, un bar de temática surfera que nos dejará un sabor de boca de lo más fresco.

 Santa Monica pier ferris wheel @ Boqiang Liao

Aunque 48 horas son suficientes para visitar Los Ángeles, no hay que perderse las nuevas guías a fondo de California o Los Ángeles de Cerca.

 

MÁS IDEAS PARA PASAR 48 HORAS

 

Quito en 48 horas

QUITO EN 48 HORAS

Berlín en 48 horas

BERLÍN EN 48 HORAS

Bangkok en 48 horas

BANGKOK EN 48 HORAS

Nueva York en 48 horas

NUEVA YORK EN 48 HORAS

Categoría: ESCAPADAS

Envía un comentario

  1. * campos obligatorios