Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar

En Escocia también hay playas…

Kiloran Bay © Christine McIntosh - https://www.flickr.com/photos/goforchris/2614599822
Kiloran Bay © Christine McIntosh - https://www.flickr.com/photos/goforchris/2614599822

¿Playas del norte o del sur?

Si se hace una encuesta entre amigos, muchos dirán que prefieren “las playas del norte” a las sofocantes playas mediterráneas. Pues para playas fresquitas, ¡las de Escocia!. Sí, porque en Escocia también hay playas y son bellísimas. No son para tomar el sol, pero resultan perfectas para mitigar la resaca del whisky paseando mientras se siente la brisa marina.

Kiloran Bay

Ver la puesta de sol desde este arco perfecto de arena dorada es todo un espectáculo. Kiloran Bay está en Colonsay, en las Highlands, una isla que presume de tener buenas playas; la mejor, sin duda, es la que bordea esta espectacular bahía: una franja de oscura arena dorada en forma de cimitarra, situada en el noroeste de la isla. Colonsay es un pequeño cofre de tesoros modestos para exquisitos, como un antiguo priorato, un jardín arbolado, una playa de arena dorada... Y todo ello enmarcado por el típico paisaje de las Highlands, pero en miniatura: colinas escarpadas, acantilados, dunas con vegetación, bosques de abedules e incluso un lago con truchas.

Sandwood Bay

 © Andrew 

La costa noroeste de las Highlands septentrionales esconde uno de los trayectos por carretera más espectaculares de toda Escocia: los 110 km que separan a Durness de Ullapool, un festín paisajístico abrumador. Allí es donde nos encontramos Sandwood Bay, una playa que podríamos resumir como un farallón, una historia de fantasmas y más de 3 km de arena; no se puede pedir más. El imponente peñasco de El Am Buachaille domina esta playa, una de las más aisladas y hermosas del país.

Bosta

En las Hébridas está la isla de Lewis, una más de este archipiélago si no fuera porque allí se encuentran los menhires de Callanis. Y una vez en la isla, se recomienda visitar otra pequeña isla rocosa unida a Lewis por un puente, Great Berneda, donde se podrá dar un largo paseo (si el día es soleado) hasta el extremo y comer al aire libre en la playa de Bosta. Es solo una bonita y solitaria cala de arena blanca junto a una casa de la Edad del Hierro (que se puede visitar) pero ¿se puede pedir más?

Durness

 © Jenni Douglas 

Un conjunto de calas cristalinas y cabos de arena rodean este pueblo del noroeste, disperso sobre un acantilado que domina una hilera de playas vírgenes. Cuando hace sol, la arena blanca, el canto de las aves marinas y el color verde del mar crean un efecto mágico. Hay varias tiendas, un cajero automático, una gasolinera y bastantes alojamientos. Pasear por la orilla del mar o visitar el cabo Wrath son experiencias fantásticas. Durness tiene tres playas preciosas: la de Rispond, en el este; la de Sango Sands, justo enfrente; y la de Balnakeil, en el oeste. En Balnakeil, que queda a 1,5 km, hay un asentamiento que ocupa una antigua estación de radar. Siguiendo la orilla hacia el norte se llega a Faraid Head, donde se instala una colonia de frailecillos en verano. 

Scousburgh Sands

La mejor playa de las islas Shetland, al oeste de Bodamm, es una playa de arena blanquísima que se presta a observar aves y a dar un paseo revitalizante. Los vientos árticos impiden que disfrutemos de un día de sol y playa al estilo mediterráneo pero Scousburgh Sands es perfecta para relajarse y no hacer nada (que no es poco). Muy cerca de la playa hay un hotel con muy buenas vistas, el Spiggie Hotel, y un poco más allá, se encontrarán los acantilados y cabos de Sumburg, que se adentran en aguas de un azul brillante y que son uno de los parajes más hermosos de la isla. 

Orcadas del norte

La mayoría de estas islas, sobre todo Sanday, Westray y North Ronaldsay, tienen magníficas playas de arena blanca pobladas de aves marinas y focas. Sanday es una isla apacible rodeada de las mejores playas de las Orcadas, con una arena blanca tan deslumbrante como la del Caribe. Sería completamente llana si no fuera por unas colosales dunas y por los acantilados de Spurness. North Ronaldsay solo tiene 5 km de largo y es totalmente llana, rodeada de onduladas aguas. Es el lugar perfecto para observar aves. Tiene dos interesantes faros, uno de ellos de los primeros que se construyeron en Escocia y el segundo construido por la familia de Stevenson. Pero si solo podemos visitar una isla de las Orcadas del norte, recomendamos elegir Westray, la joya del archipiélago, con atractivos alojamientos, hermosas playas de arena, onduladas tierras de labranza y muchas oportunidades para caminar por la costa.

Categoría: GRANDES VIAJES

Envía un comentario

  1. * campos obligatorios