Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar

12 grandes calles para fundir la tarjeta

Nanjing Road East, Shanghái © Sean Pavone / Shutterstock
Nanjing Road East, Shanghái © Sean Pavone / Shutterstock

Las navidades, los Reyes Magos… y ¡las rebajas de enero! Tres buenas excusas para salir de compras. Y hacerlo, por qué no, a lo grande, recorriendo algunas de las mejores calles comerciales del mundo. Desde el elegante cuadrilátero de la moda de Milán hasta la exhaustiva Quinta Avenida de Nueva York, y desde el paraíso consumista de Orchard Road, y sus 5000 tiendas, en Singapur, hasta el irresistible y más cercano Paseo de Gracia.

1. QUINTA AVENIDA EN NUEVA YORK

NuevaYork, Quinta Avenida con Brodway © Barry Winiker / Getty Images

La avenida más famosa de Manhattan está considerada también la zona comercial más cara del planeta, sobre todo en el tramo entre la calle 59 y la 49, la milla de oro neoyorkina. Aunque es una auténtica locura de precios, no solo hay firmas de lujo. Son 7 km de tiendas, una tras otra, que incluyen desde la Apple Store, abierta las 24 horas, hasta Tiffany. para hacerse una foto al estilo Audrey Hepburn, Abercrombie Fitch, o todos los grandes de la moda y el lujo: Vuitton, Gucci, Cartier o Bulgari. Entre unos y otros se han hecho hueco otras marcas imprescindibles más baratas (Zara, H&M o Gap) para confirmar que en la Quinta Avenida hay espacio para todos los bolsillos.

2. RODEO DRIVE EN LOS ÁNGELES

En Beverly Hills se encuentra el mayor catálogo de vanidades del mundo, y para comprobarlo solo hay que ir hasta Rodeo Drive, el bulevar donde se rodaron muchas de las escenas de ricas de compras (¿quién no recuerda a Julia Roberts comprando como una loca en Pretty Woman?). Todo en esta avenida de Los Ángeles tiene un aire un poco falso, como de centro comercial artificial, pero es una delicia curiosear sus escaparates aunque uno no pueda permitirse el lujo de entrar en sus boutiques. La concentración de marcas de lujo marea un poco: Dior, Bulgari, Chanel, Versace, Hermès, Armani… no falta ni uno. Y entre ellos algunas marcas un pelín más asequibles, para permitirse algún capricho. 

3. OXFORD STREET, BOND STREET O SAVILE ROW EN LONDRES

Londres, Oxford Street con Regent Street © Maria Elena Pueyo Ruiz / 500px

En Londres resulta difícil seleccionar una única calle de compras porque todo el centro de la ciudad es una zona comercial, aunque cada una tiene su personalidad y su público. La más arteria más popular es sin duda la siempre atestada Oxford Street: 2 km y medio repletos de tiendas (más de 300) entre las que no falta ninguna cadena internacional, y sobre todo los grandes almacenes tan queridos por los británicos. Oxford tiene su prolongación en Regent Street con tiendas muy “british” como Liberty y sus conocidas telas floreadas. En la cercana y elitista Bond Street se asoman los anticuarios, galerías de arte y grandes marcas (Dior, Prada, Tiffany o Alexandre McQueen). Para los que quieran el culmen de lo británico, está Savile Row, donde se sitúan los famosos sastres en los que se visten los caballeros ingleses. 

4.  ORCHAD ROAD EN SINGAPUR

Singapur, Orchard Road © catchlights sg / Getty Images

Las compras y la buena cocina son dos de las tentaciones-estrella en esta ciudad-estado del sureste asiático. A pesar de las reducidas dimensiones del país, todo es a lo grande. Por ejemplo, el eje neurálgico de las compras son los 2 km de Orchard Road, una avenida comercial que reúne casi 5000 tiendas que la convierten en la mayor concentración de tiendas del planeta. Incluso hay barcos de crucero que atracan en Singapur solo para que los pasajeros puedan entregarse al desenfreno de comprar. La tecnología es uno de los productos estrella, pero también la moda y la cosmética están bien representadas. 

5. EL TRIÁNGULO DE ORO EN PARÍS

Las avenidas Montaigne y George V y los míticos Campos Elíseos forman un triángulo dorado en el centro de París. Como capital de la moda, esta es una zona imprescindible, al menos para pasear y ver qué se lleva, aunque luego haya que ir hasta los grandes almacenes, como Printemps o Galeries Lafayette, o a las pequeñas boutiques de barrio, como las del Marais. El triángulo de oro presume de los alquileres más caros de París por km2 pero también se han ido haciendo un hueco las marcas más populares, sobre todo en Campos Elíseos. Hay locales espectaculares como el de Jean Paul Gaultier diseñado por Phillippe Starck. Todo un baño de placer y lujo a base de mirar escaparates que hay que realizar, al menos una vez en la vida. 

6. VIA DEL CORSO EN ROMA

Roma, via del Corso desde Piazza del Popolo © N i c o l a - www.flickr.com/photos/15216811@N06/12642101645

La Via del Corso es la calle más comercial del centro de Roma, el equivalente a la madrileña Preciados en la capital italiana. Va desde Piazza del Popolo hasta Piazza Venezia. Durante el siglo XV era el escenario principal de las carreras de caballos, de ahí su nombre, y ahora es el centro de la ciudad y aloja tiendas de todo tipo, sobre todo de moda, mucha moda. Es mejor ir el viernes que el sábado porque suele estar lleno de gente.

Para las tiendas más exquisitas en Roma se puede ir a la Via Condotti, la calle más glamurosa de Roma. A un lado y al otro de la calzada, se suceden las marcas más caras del mundo, como Gucci, Prada, Bulgari o Louis Vuitton.

7. IL QUADRILATERO D'ORO EN MILÁN

Los interesados en el corte de una buena chaqueta o en la caída de un vestido deben visitar obligatoriamente el Quadrilatero d’Oro, una legendaria zona de compras. Este pintoresco cuadrilátero de calles adoquinadas siempre ha sido sinónimo de elegancia y dinero, aunque su estatus en el mundo de la moda pertenece a la reinvención que Milán emprendió después de la Segunda Guerra Mundial. Durante la década de los cincuenta las casas de moda milanesas instalaron talleres en la zona que limitan Via Monte Napoleone, Via Sant’Andrea, Via della Spiga y Via Alessandro Manzoni. En la década siguiente, Milán se convirtió en la capital de la alta costura italiana. Desde entonces, en sus escaparates se asoman los grandes de la moda italianos y algunos han abierto también sus propios cafés u hoteles: el Café Gucci de la Galería Vittorio Emanuele II, el Emporio Armani Caffé, el hotel de la Maison Moschino o el Armani Hotel son algunos ejemplos. 

8. STROGET EN COPENHAGUE

Copenhague, Stroget © Devteev / Shutterstock

Esta zona peatonal de la capital danesa es una de las principales calles comerciales de Europa (los daneses presumen de que es la más larga). También aquí se mezclan las calles populares y los almacenes asequibles con las tiendas de lujo. Al estar cerrada al tráfico, el paseo es recomendable y atractivo, lleno de cafés para hacer un alto y muchos escaparates para descubrir el auténtico estilo danés. La calle está flanqueada al oeste por la Rådhuspladsen (plaza del Ayuntamiento) y al este por Kongens Nytorv, otra gran plaza. Aquí se encuentran algunas de las tiendas más caras y también más famosas de la ciudad, como Illums Bolighus, Magasin du Nord, o la Fábrica de Porcelana Royal Copenhagen, pero no faltan los clásicos del lujo de cualquier gran metrópoli: Vuitton, Hermès, Armani, Bang & Olufsen, Gucci, Tommy Hilfiger o Burberry, entre otras.

9.  PASEO DE GRACIA EN BARCELONA

Si hay que escoger una calle en España en la que se pueda gastar sin parar, tal vez haya que dirigirse al barcelonés Paseo de Gracia (Passeig de Gràcia), entre Diagonal y Plaza Cataluña, y a muchas de sus calles cercanas. Allí se puede pasear de firma en firma, desde las más populares hasta las marcas de lujo. No es la única opción de compras en Barcelona, desde luego, pero desde las Ramblas hasta la avenida Diagonal hay un paseo de 5 km en donde se pueden pasar muchas horas entrando y saliendo de tiendas. 

10. GINZA Y SHIBUYA EN TOKIO

Tokio, Shibuya © Sean Pavone / Shutterstock

Ginza, lleno de grandes almacenes y boutiques es el barrio comercial por excelencia de Tokio, aunque los compradores más jóvenes prefieren barrios de moda como Shibuya y Harajuku, hacia el oeste. Son mundos completamente diferentes: mientras que en la calle Harumi, de Ginza, están los grandes iconos del lujo, en Shibuya encontramos las tiendas electrónicas, los almacenes más populares, y los brillantes neones que han hecho famosa esta parte de la capital japonesa. Miles de personas, y muchos representantes de las tribus más extrañas, transitan por Shibuya mientras que para las grandes boutiques hay que recorrer Ginza.

11.  KURFÜRSTENDAMM EN BERLÍN

Berlín, Kurfürstendamm © Dieter Titz - www.flickr.com/photos/dieter_titz/4708892100

La "Kudamm" es la calle de compras favorita de los berlineses y una de las arterias comerciales más importantes de Alemania. Durante la división de Berlín quedó cortada por el Muro y se convirtió en la principal calle comercial del lado occidental. Sus más de 3 km van desde Charlottenburg, concretamente desde Breitscheidplatz, donde se encuentra la Iglesia conmemorativa del emperador Guillermo, hasta la plaza Rathenauplatz, en Grunewald, en el Berlín oeste.

En el primer tramo hay boutiques, y en las calles de los alrededores, como Fasanenstraße, la zona de compras más elegante de la ciudad donde se suceden las tiendas y los cafés de lujo. Entre la Iglesia conmemorativa y Adenauerplatz se encuentran las firmas de moda más exclusivas, como Lagerfeld, Valentino o Yves Saint Laurent, y en la calle Tauentzienstraße, están unas de las galerías más famosas de Alemania: KaDeWe

12. EAST NANJING ROAD EN SHANGHÁI

Shanghái, East Nanjing Road © Maher Najm - www.flickr.com/photos/mahernajm/14095260594

Las compras son uno de los principales atractivos de los viajes a Shanghái. Incluso por encima de sus atractivos históricos son las tiendas las que atraen a más turistas: megacentros comerciales, boutiques independientes o tiendas de alta costura. Shanghái se ha puesto a la vanguardia en la moda y el diseño asiático. El centro de todo este frenesí consumista es East Nanjing Road, pionera desde 1920 cuando allí se abrió el primero de los grandes almacenes chinos con la promesa de un estilo de vida distinto, y grandes cadenas como Sun Sun (hoy No.1 Department Store) introdujeron nuevas tendencias. Hoy el lujo está en la parte oeste de esta calle, en el Bund, el símbolo del Shanghái colonial, lleno de hoteles, restaurantes y tiendas, y también en la Concesión Francesa, ahora repleta de tiendas y centros comerciales. Para las compras más auténticas se puede ir a los mercadillos y bazares del casco antiguo, como el bazar de Yuyuan (perfecto para comprar recuerdos auténticamente chinos y regatear), el mercado de tejidos de ShiLiu Pu, donde encargar ropa a medida, o el mercado de antigüedades de Dongtai Road.

Categoría: SELECCIÓN LONELY PLANET

Envía un comentario

  1. * campos obligatorios