Kyūshū y Okinawa

Kyūshū y Okinawa

Kyūshū no recibe muchas visitas, y ofrece numerosas recompensas: una ciudad fantástica en Fukuoka, mucha historia en Nagasaki, excelentes onsen y volcanes humeantes. Al sur, la península de Satsuma da paso a una cadena de islas semitropicales, entre ellas Okinawa, que se extienden hacia el Pacífico. Es el viaje ideal para ver algo muy diferente.

Desde Tokio se va en avión a Fukuoka, famosa por sus puestos de comida y sus ramen de huesos de cerdo. Es fácil moverse por Kyūshū en tren –hay un pase de ferrocarril solo para la isla–, pero resulta útil el coche para seguir la costa pasando por Karatsu, famosa por su cerámica, hasta Hirado, pequeña isla con una gran historia. Arita es otro centro de ceramistas de camino a Nagasaki.

La historia tiene un gran peso en Nagasaki, segunda ciudad japonesa destruida por una bomba atómica. Pero la urbe también tiene un colorista legado cosmopolita patente en su gastronomía y su arquitectura. Desde aquí hay que trasladarse al interior, a Kurokawa Onsen, uno de los mejores centros de aguas termales de Japón.

Siguiendo al sur, se pasa por el volcán activo Aso-san y por Kumamoto (que aún se recupera del terremoto del 2016) y su castillo, hasta Kagoshima. La ciudad en la punta de la península de Shimabara es conocida por sus tonkatsu (chuletas de cerdo), su shōchū (fuerte licor) y por el Sakura-jima, el humeante volcán que se eleva. Al sur de Kagoshima están los baños de arena caliente de Ibusuki.

Tras devolver el coche, se toma una lancha de Kagoshima a Yakushima, isla con bosques primigenios cubiertos de musgo con un onsen junto al mar donde pasar una noche.

De vuelta en Kagoshima, un lento ferri nocturno lleva hasta Okinawa-hontō, la mayor isla de Okinawa. En un día o dos se puede explorar su capital, Naha, antigua sede del Imperio Ryūkyū, comprar fruta fresca en el mercado y disfrutar de las delicias de la isla. En 1 h se puede viajar en jet-foil a las idílicas islas Kerama, con sus playas rodeadas de palmeras. Desde Naha hay vuelos a Tokio.

 

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Monte Ishizuchisan, Shikoku

La peregrinación a los 88 templos sagrados

Durante 1200 años, los henro (peregrinos) han caminado por Shikoku en búsqueda de la iluminación, siguiendo los pasos de Kōbō Daishi, monje de la escuela budista shingon que alcanzó el nirvana

Yoshinori Okada / Shutterstock
Desierto de Atacama, Chile
Las 10 regiones elegidas: Best in Travel 2022, la apuesta de Lonely Planet para visitar este año.
LMspencer / Shutterstock
Puentes arbóreos de Meghalaya, Mawsynram y Cherrapunji, India
10 bosques del mundo para descubrir árboles mágicos y paisajes encantados: desde árboles cantores en Dinamarca hasta puentes árboreos en la India.
Mazur_Travel_Shutterstock