Primer día

La jornada se inicia en La Habana Vieja, con un paseo por las calles situadas entre las cuatro principales plazas coloniales, parando a tomar un café en la Plaza Vieja y hojear mamotretos revolucionarios en el mercado de libros de ocasión de la plaza de Armas. Luego es hora de empaparse del ambiente de la calle Mercaderes, repleta de museos, y visitar la catedral de La Habana, de estilo barroco.

La introducción a la compleja cultura artística habanera la pone la colección “Arte Cubano” del Museo Nacional de Bellas Artes. Después se puede pasear por el amplio paseo del Prado y girar a la izquierda hacia el Malecón, a tiempo para la puesta de sol.

Para ver el barrio nocturno más actual hay que ir a la plaza del Cristo, escenario de eventos ocasionales y en cuyos bares de moda vibra la música en vivo.

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Cuba, Trinidad, Convento de San Francisco de Asís
Las mejores propuestas para un viaje a Cuba cuando ya se conoce La Habana. La combinación de contrastes y la variada campiña cubana garantizan un gran viaje sin visitar la capital.
Mark_Read_Lonely_Planet
La Habana, Cuba
Consejos para viajar a La Habana con plena conciencia: adónde ir, qué comprar y qué dar a cambio puede ser el principio de un viaje transformador.
EB_Adventure_Photography
Playas del Este, cerca de La Habana, Cuba
Las playas de Cuba son espectaculares. Aquí seleccionamos algunas de las más bellas y paradisíacas, imprescindibles en un viaje a Cuba.
Tupungato_Shutterstock